Plaza_de_la_paz
Guanajuato de noche.

Esta es una lista de los mejores hoteles de México, de acuerdo a mi opinión personal. Les comparo mis hoteles consentidos, aquellos que me han conquistado, no sólo por ser bonitos, sino porque ofrecen muy buen servicio, porque tienen encanto y “algo” que los hace únicos. Creanme que todos ellos son tan buenos y cálidos, que son capaces de ser considerados entre los mejores hoteles del mundo. 


Los mejores hoteles de México 


Están por orden alfabético, porque verdaderamente no podría decir que uno es mejor que otro. Cada cuál es especial y por ello he preferido darles un orden que me parece equitativo. Esta lista podría crecer con el tiempo, pues constantemente estoy viajando por mi país y por supuesto que no dudaré en agregar hoteles favoritos. 

Argovia Finca Resort. Tapachula, Chiapas. Es una finca cafetalera convertida en hotel. El despertar es espectacular, entre el aroma del café y con los cafetales como escenario. Los platillos de su restaurante se basan en la cocina típica de la región, combinando su elemento esencial, el café. Los paseos por la hacienda y conocer el proceso de la plantación de flores y cosecha del café, es maravilloso. El spa tiene una ubicación fabulosa, con vistas increíbles. 

Gran Casa Sayula Hotel Galería And Spa. Sayula, Jalisco. Es una antigua casona, rehabilitada y decorada con un gran gusto. Ha obtenido reconocimientos por diferentes aspectos, desde la construcción hasta por su servicio. El spa es pequeño, pero eso no le resta calidad. Y su restaurante también es buenísimo. Sayula es un pueblo cercano a Guadalajara, perfecto para una escapada tranquila. 

Fairmont Mayakoba. Riviera Maya, Quintana Roo. Enorme y hermoso. Sus suites ofrecen una gran privacidad y tranquilidad. Son amplias y están rodeadas de naturaleza. Los restaurantes (todos), son muy buenísimos, y el spa es espectacular, con tratamientos que aprovechan los recursos de la región. 

Hacienda Xcanatun. Mérida, Yucatán. Uno de mis grandes favoritos en México, porque entrar ahí es viajar al pasado de este México de haciendas y henequén. Claro que con todas las comodidades del mundo moderno. Las suites son MUY amplias, las camas comodísimas y las amenidades son artesanales. Cada suite tiene su hamaca y las terrazas invitan a una tarde de lectura entre el canto de los pájaros y el volar de mariposas. El spa es bello y sus tratamientos son lo MAXIMO. El restaurante es tan bonito y por supuesto que los platillos están a la altura. 

Hotel Huerta Real. Mazamitla, Jalisco. Sus lindas cabañas ofrecen un hospedaje acogedor. El desayuno que sirven es sencillo y delicioso. Como su nombre los dice, todo su espacio es una huerta con árboles frutales con los que se elaboran licores, conservas y mermeladas. Está en el centro de Mazamitla, así que se puede recorrer el pueblo caminando. 

Hotel Mansión Iturbe. Pátzcuaro, Michoacán. En pleno centro del bello Pátzcuaro, frente a la plaza principal, está este bonito hotel. Una casona antigua que conserva muy bien su estructura original. Las habitaciones tienen una decoración conservadora y ofrecen un kit único y completísimo de amenidades. El personal es amabilísimo y comer en su restaurante Doña Paca es toda una experiencia. Sus galletas de pinole, el ate con queso, las corundas... todo es delicioso.

Hotel Xcaret México. Riviera Maya, Quitana Roo. Un gran hotel donde todo va más allá de lo imaginable. México está presente en cada detalle, decoración, música ambiental, cocina, experiencias… todo es México. El hotel es muy grande y las habitaciones son preciosas. Las amenidades fueron creadas especialmente para este hotel y sus restaurantes (que son muchos) son excelentes. Los huéspedes de este hotel tienen entrada incluida a todos los parques del Grupo Xcaret. 

Quinta las Acacias. Guanajuato, Guanajuato. Está en uno de los barrios más típicos de la ciudad, allá por la Presa de la Olla. La casa original, que es la entrada del hotel y donde están algunas de sus habitaciones, son una clara muestra del México colonial. Mientras que sus habitaciones más nuevas, también muy hermosas, mantienen un decorado más moderno, pero siempre con detalles de México. Buen restaurante y servicio. 

Villa del Ensueño Mexican Boutique Hotel. Tlaquepaque, Jalisco. Con el sabor a Jalisco y a una distancia caminando de los espacios artesanales más importantes de Tlaquepaque. Suficientemente lejos del bullicio como para tener un gran descanso. El servicio es muy amable y el desayuno es de-li-cio-so. 

Villa Ganz Hotel Boutique. Guadalajara, Jalisco. Un hotel pequeño y acogedor. No sientes que llegas a un hotel, sino a la hermosa casa de amigos o familiares. Ubicado a corta distancia de infinidad de los mejores restaurantes de la ciudad, es uno de los hoteles consentidos de innumerables personalidades. Sus camas son muy cómodas, la decoración es elegante y llena de detalles. Hay un jardín trasero, que por las tardes se convierte en el punto de reunión de los huéspedes para leer, escuchar música y tomar una copa de vino. El personal de este hotel se especializa en consentir a sus visitantes.