Brussels-Card-Budapest-Card
City Cards para ahorrar en atractivos.

En la actualidad son muy comunes y populares las city cards, como una forma de facilitar la visita de atractivos y ahorrar en otros aspectos, como el transporte. Pero no siempre son la mejor opción. En base a mi experiencia personal como viajera en familia, te contaré cuando considero que son convenientes y cuándo no. 


Cada city card es distinta, algunas se compran por cierta cantidad de días, otras consideran sólo atracciones específicas o simplemente, descuentos en las entradas. Algunas más, tienen transporte público ilimitado incluido. En fin, cada tarjeta es diferente, por ello vale la pena analizar si te conviene o no, de acuerdo a tu grupo de viaje y sus edades, los sitios qué visitarán y lo que incluye la tarjeta.


Para que te quede más claro, mencionaré algunas tarjetas en particular, las que hemos usado o de las que he investigado en el último año (2018): 

New York CityPASS


Cuesta $126 USD para adultos y ofrece la entrada a atractivos específicos: Empire State Building (34 USD), Museo Americano de Historia Natural (23 USD) y Museo Metropolitano de Arte (25 USD); las otras 3 puedes elegir entre: Observatorio del Top of the Rock (36 USD) o el Museo Guggenheim, Estatua de la Libertad e isla Ellis (25 USD) o Cruceros Circle Line, y Memorial y Museo del 11S o Museo Intrepid del Mar, Aire y Espacio (33 USD). Entre paréntesis están los precios regulares de entradas a los sitios qué visitamos y por los cuales hubiéramos pagado en total $151 USD; pero sobre todo, evitamos las largas filas en casi todos estos atractivos al contar con el New York CityPASS. Para el transporte, compramos la tarjeta por 7 días de viajes ilimitados, que cuesta 30 dólares. Compra el New York CityPASS: www.weplann.com

I Amsterdam City Card


En este caso, creo que vale la pena analizar qué lugares visitarás. La tarjeta por un día cuesta 60 Euros, pero si lo piensas bien, en un día sólo podrás visitar uno ó 2 atractivos. Un ejemplo: la entrada al Van Gogh Museum cuesta 19 Euros, y el paseo por los canales cuesta 16 Euros, más 8 Euros si le agregamos la tarjeta por un día de transporte ilimitado, es un total de 43 Euros. Pero si planeas estar en la ciudad sólo un día y visitarás la Casa de Ana Frank, entonces definitivamente olvídate de la city card, porque no está incluida la entrada y deberás pagarla aparte. Igual, creeme que por 2 días no es conveniente. Es a partir de 3 días cuando considero que es una gran opción, porque cuesta $95 Euros. Con visitar 2 atractivos por día y usar el transporte público, es suficiente para que valga la pena. 

Brussels Card


Al igual que la anterior, no creo que valga la pena por un día y menos si visitas la ciudad en domingo o lunes. El domingo algunos lugares tienen entrada gratuita, como el Museo de la Ciudad, mientras que los lunes no abren muchísimos museos. Por 24 horas, esta tarjeta cuesta $33 Euros, por 48 horas cuesta 48 Euros. Si consideramos que hospedándote en el centro puedes ir caminando a muchos atractivos y que la entrada a estos cuesta en promedio entre 8 y 10 Euros, pues entonces no conviene en absoluto. La tarjeta por 3 días cuesta 60 Euros y entonces creo que vale la pena, porque tendrás tiempo de visitar los atractivos más alejados y usar el transporte público. 

Vienna Pass


Nosotras la tuvimos por 2 días y definitivamente le sacamos el mayor provecho. Su precio por este tiempo es de 80 Euros. Visitamos los atractivos más caros e importantes de la ciudad con ella: Palacio de Schönbrunn (17.50 Euros), Belvedere (22 Euros), Museo Albertina (12.90 Euros), Biblioteca Nacional Austriaca (8 Euros), Palacio Imperial Hofburg (13.90 Euros), Tesoro Imperial de Viena (12.50 Euros), Casa de Mozart (11 Euros), Cripta Imperial (7.50 Euros) y usamos un poco el servicio HOP ON HOP OFF (28 Euros). Hubiéramos pagado 133.30 Euros. Además, tuvimos entradas sin filas en casi todas las atracciones, sólo basta con mostrar el pase y listo. 

Viena Card


En nuestra visita también usamos esta tarjera, principalmente para ir a los lugares más alejados, usando el transporte público ilimitado y para tener los descuentos. También es buena, aunque no tan completa como el Vienna Pass. Es mucho más barata, porque cuesta € 17 por 24 horas, € 25 por 48 horas y € 29 por 72 horas. En esos días visitamos el Weltmuseum Wien, donde los mexicanos entramos gratis tan sólo con mostrar el pasaporte. 

Bratislava Card


Ya les he mencionado en redes sociales que Bratislava fue mi gran alegría en ese viaje. Una ciudad a la que quería ir, pero que no me decidía, que dudaba porque algunos decían que era para ir y volver el mismo día desde Viena o Budapest, que no había mucho qué ver… y en fin. Al último decidí seguir mi instinto y nos quedamos ahí un par de noches. Amamos Bratislava como no tienen idea y para conocerla mejor usamos la Bratislava Card. Muy conveniente porque cuesta tan sólo 18 Euros y con ella tuvimos un tour guiado por la ciudad, entradas a varios sitios interesantes para conocer mejor ese país y su capital, además del transporte público ilimitado. 

Budapest Card


Definitivamente no, pues incluye pocas entradas y sólo son descuentos. Hay opción de 1, 2, 3 y 4 días. Nosotras estuvimos en la ciudad 6 días, uno de ellos salimos a un pueblo cercano y los otros paseamos a nuestro ritmo. La tarjeta no incluye la entrada al Palacio Legislativo, que era uno de los sitios que deseábamos visitar, así como la Opera de Budapest y otros lugares para los que la tarjeta tenía sólo descuentos. El primer día visitamos sólo los lugares a los que podíamos llegar caminando, luego compramos la tarjeta de transporte público ilimitado por 72 horas, que costó 12 Euros. En todos los lugares qué visitamos obtuvimos descuento en la entrada para mi hija con su credencial de estudiante o por su edad, y fue mucho mejor que comprar las tarjetas. 

Ahorrar en transporte público y entradas a atractivos en Europa 


* Casi todos los museos tienen algún día u horario en que la entrada es gratis, infórmate si la podrás aprovechar durante tu visita. 

* Siempre hay descuentos para los niños y jóvenes, ya sea por su edad o por ser estudiantes. 

* Define qué visitarás realmente, en base al tiempo que estarás en la ciudad y al horario de apertura del atractivo, haz la cuenta de cuánto gastarás y evalúa si te conviene pagar la entrada o adquirir la city card. 

* Un hospedaje céntrico te hará ahorrar en trasporte porque podrás ir caminando a muchos atractivos. O bien, en ciudades más caras, puedes tener un hospedaje no tan céntrico y comprar la tarjeta de transporte ilimitado. 

* Infórmate bien de lo que incluye la tarjeta que adquieras. 

* Los servicios HOP ON HOP OFF son entretenidos, pero se pierde mucho tiempo en el traslado. Usalos como un atractivo más por un rato. 

Viena
Viena es una ciudad bellísima.