Museo-Amsterdam
Casa de Anna Frank en Amsterdam.

Viajé con mi hija a Amsterdam, y tenía claro que uno de los lugares que debíamos conocer era la famosa Casa de Anna Frank. Considero que si para los adultos es importante, al viajar con adolescentes se convierte en una visita obligada. 


Si bien podrías pensar que es un museo como muchos otros y que podrás ir, o quizá no, dependiendo de la ruta que tomes y el tiempo que estés en la ciudad. Pues te cuento que definitivamente debes ir, pero es muy importante que lo planees con anticipación. 

Un poco sobre Anna Frank 


Libros, artículos, remembranzas y películas han hecho de Anna Frank un personaje icónico de la Segunda Guerra Mundial. Su diario se ha traducido a infinidad de idiomas y por supuesto que todo el mundo sabe aunque sea un poco de ella. 

La Casa de Anna Frank en Amsterdam es un museo ubicado en la casa donde se mantuvo oculta con su familia durante la ocupación nazi. Todo ese tiempo se dedicó a escribir lo que le ocurría y sentía en su libreta. Escribió tanto, que terminó contando en 4 cuadernos su día a día. Se dice que uno de ellos jamás fue encontrado. 

Aunque se ha especulado mucho sobre la historia y la autenticidad del diario de Anna Frank, lo cierto es que el lugar está ahí y vale mucho la pena incluirlo en tu recorrido. 


Museo Casa de Anna Frank 


La Casa de Anna Frank es uno de los tres museos más visitados de Amsterdam. Hay un horario para ingresar y en la entrada está un reloj donde se va poniendo la hora y los turnos. 

En la puerta verificarán que realmente sea tu turno. Pasas por el guarda ropa, donde podrás dejar tu abrigo. Luego recibes la audio-guía en tu idioma, escanean el código de barras de tu boleto y listo. 

Los primeros salones son de introducción, muy modernos y con una gran explicación sobre la época, la ciudad y los hechos históricos. 

Un poco más adelante está el primer salón de la casa. En esas habitaciones, no hay mucho qué ver pero sí tanto por imaginar y sentir. Hay muchos momentos en los que te conmueves, sientes rabia, impotencia y tantos otros sentimientos, pues la narración es verdaderamente buena. 

Finalmente llegas a la “casa de atrás” y subes por la estrecha escalera que lleva hasta las habitaciones que mantuvieron ocultas a las 2 familias. No te quiero contar tantos detalles de lo que hay, pero definitivamente debo platicarte que uno de los momentos más importantes es cuando te topas con restos originales del diario. 

Luego de esa visita mi hija definitivamente cuenta este lugar como uno de los más sobresalientes que ha pisado en su vida. Un museo que marca a los jóvenes y que los hace más conscientes del momento al que hemos llegado en la vida, luego de tanta historia. 

Tips para visitar la Casa de Anna Frank 


No cometas el error de creer que al llegar allá encontrarás entradas para este museo, eso no ocurrirá por ningún motivo. Dos meses antes de viajar compré los boletos y por poco y no alcanzo. Sólo había disponibilidad para una tarde de los días que estaríamos en Amsterdam

* Costos de las entradas: Adultos - € 10; 10-17 años - € 5; 0-9 años – gratis. Hacen un cobro extra por gestión de € 0,50. Aquí está la web donde debes comprar los boletos: annefrank.org

* La Casa de Anna Frank definitivamente no es apto para personas con movilidad reducida, adultos mayores o niños pequeños. 

* No está permitido tomar fotos o video en el interior del museo. 

* En el guardarropa no puedes dejar ni mochilas ni bolsos grandes. 

* No se hace cobro extra por el uso de guardaropa o audio guía.

* La I Amsterdam City Card no incluye la entrada a la Casa de Anna Frank.

ACTIVIDAD EN LA ZONA: Tour a pie de 2 horas por Ámsterdam dedicado a Anna Frank. Durante el tour, el guía profesional te contará cómo fue Ámsterdam para Anna Frank durante la Segunda Guerra Mundial. Contrata tu recorrido AQUI alert-info