Recorrido de 3 días por París

Torre Eiffel


Ya sea que se trate de tu primera visita a París, o que estés de paso o de vuelta en una visita corta, hay ciertos lugares en los que seguramente querrás estar, por ello hoy te tengo la propuesta de recorrido de 3 días por París.

El final de nuestro largo viaje de verano por Europa fue precisamente en la Ciudad Luz y aunque hemos estado ahí en otras ocasiones, no quisimos dejar pasar la oportunidad de revisitar ciertos atractivos muy típicos que todos los turistas amamos de la capital de Francia

Como siempre lo he comentado, mi prioridad es tener hospedaje con buena ubicación y en esta ocasión estuvimos en Fraser Suites en plano Champs-Elysees, desde donde pudimos desplazarnos con gran facilidad por todo lo que queríamos visitar.


Este fue nuestro recorrido de 3 días por París.

Día 1. 

Museo Rodin. Instalado en una palacete que solía ser el Hôtel Biron, que data del siglo XVIII, y rodeado por hermosos jardines con esculturas y fuentes, está el museo de este famoso artista plástico. En el interior podrás ver obras de Auguste Rodin, pero también de sus discípulos y alguno que otro artista de gran importancia también. Al entrar te recibe la famosa escultura de El Pensador.

Le Josseline. Desde el Museo Rodin puedes tomar el metro hasta Gare Montparnasse, pasear un poco por ahí y luego comer en una típica crepería llamada Le Josseline. Realmente, de las mejores crepas que he probado en París. El gasto por persona es de aproximadamente 18 Euros. Está en 67 rue du Montparnasse, 75014 París.

Tour Eiffel. Luego de pasar un rato en Montparnasse, te diriges en el metro a la famosa Torre Eiffel, que está muy cerca. Como cierra hasta las 11 de la noche, es un atractivo que puedes dejar para la tarde y preferir los museos por la mañana porque esos cierran todos alrededor de las 5 pm.

Río Sena. El resto de la tarde la puedes destinar a dar un paseo por el Río Sena, ya sea en una embarcación o a pie por las orillas. Nosotras en este viaje optamos por esta segunda opción.

Día 2.

Museo de Louvre. Obligado visitar este museo porque es uno de los más importantes del mundo y el más famoso de Francia. Es tan grande que a pesar de haberlo visitado en otras ocasiones, siempre hay algo más por ver. Además, considera que seguramente querrás algo de tiempo para tomarte muchas fotos, así que destina varias horas del día a esta visita. Tip: Llega temprano porque cerca del medio día está a reventar en el verano. 

Café Marly. Muy cerca del Museo de Louvre, come en este lugar que es realmente agradable y tendrás la vista a la pirámide del museo. La comida es buena y el precio es razonable para ser París. Considera presupuesto de 35 Euros por persona.

Jardin de Tuileries y Champs-Elysees. Luego de comer puedes pasear por el jardín que está frente al museo y seguir hasta la famosa Champs-Elysees. Si eres bueno para caminar podrás llegar hasta el Arco del Triunfo, aunque también está la opción de ir en metro.

Arco del Triunfo. Este atractivo cierra como a las 10 de la noche, así que es perfecto también para dejarlo como lo último del día para visitar. Subir es cansado, pero desde lo alto podrás ver la Torre Eiffel y a lo lejos, Montmartre. 

Día 3. 

Montmartre. Es uno de los barrios más típicos a visitar en París y es obligado que subas (en funicular o a pie) a visitar la Basílica del Sacré Cœur, luego podrás caminar por los alrededores y seguramente reconocerás algunas locaciones de famosas películas como Amélie. El conocido como "barrio de los pintores" alberga un sinfín de espacios bohemios y en una de sus calles está el famoso Moulin Rouge.

Le Bouillon Chartier. A la hora de comer, te puedes dirigir a este restaurante enorme y muy típico, con buena comida y los precios te encantarán. Comes bien con unos 15 Euros por persona, lo que es toda una ganta en París. Te advierto, que necesitarás paciencia, porque el servicio me pareció algo lento debido a que estaba verdaderamente lleno, quizá esto ocurre sólo en el verano. 7 rue du Faubourg Montmartre, 75009 Paris

Luego de eso, regresamos al hotel por nuestras maletas porque era hora de ir al aeropuerto para viajar a México, pero si tienes el resto de la tarde puedes visitar:

Notre-Dame. Finalmente, no te puedes ir a París sin visitar la famosísima Cathédrale Notre Dame. Si tienes tiempo y ganas de subir muchos escalones puedes conocer las gárgolas de cerca, así como las torres y la Campana de Emmanuel. Pon atención a una placa que se encuentra en el piso en la plaza frente a Notre Dame, pues es la marca del Kilómetro Cero de Francia.

Día 4.
Regresamos a México desde París con Aeromexico, que tiene vuelo directo


Museo Rodin