Hacienda Sepúlveda: historia, descanso y romance

Hace algunos meses en twitter me recomendaron visitar el hotel Hacienda Sepúlveda, y por fin tuve la oportunidad de conocerlo y darme cuenta del gran servicio que ofrecen. Es un sitio ideal para el descanso, pero también para darse una escapada en pareja.

Hacienda Sepúlveda se encuentra en Lagos de Moreno y contrario a lo que muchos piensan, esta ciudad jalisciense sí cuenta con atractivos interesantes, además de que la misma hacienda tiene una amplia oferta de entretenimiento.

La llegada a Sepúlveda es un viaje en el tiempo y apenas das unos pasos en su interior, la imaginación vuela, porque se dice que fue punto de reunión insurgente y que Pancho Villa también llegó a pasar alguna noche ahí.

Pero dejando de lado el factor histórico, es un lugar que invita al descanso y la relajación, con spa que ofrece gran variedad de tratamientos (ya les contaré a detalle en otra ocasión), jardines que invitan a pasear, rincones tranquilos, jacuzzis, lago, alberca y sobre todo la tranquilidad.

Y si tu propósito es ir en pareja, entontes Sepúlveda es ideal porque preparan comidas o cenas románticas en algún rinconcito de la Hacienda; picnics en los jardines con canasta que lleva vino, quesos, pan y fruta; y suites muy románticas, tan sólo por darte un ejemplo.

Pero no por esto, descartes ir en familia. Yo viajé con mi hija de 10 años y quedó encantada con el lugar. En próximos posts les contaré todo lo que hicimos y cómo nos divertimos.

¿Cómo se llega a Hacienda Sepúlveda? Muy fácil!! Está a tan sólo 30 minutos de la ciudad de León y a menos de una hora de Aguascalientes. Nosotros fuimos a León y de ahí tomamos la carretera libre a Lagos de Moreno, porque vimos que era más rápido por esta vía que por la carretera de cuota (Maxipista a Aguascalientes).