lunes, 14 de marzo de 2016

Chelsea Hotel en el centro de Toronto

Hotel en Toronto


Los últimos días de nuestra Aventura congelada por Canadá los pasamos en Toronto, donde paseamos, comimos delicioso, hicimos shopping y además, desde ahí fuimos un día a las Cataratas del Niágara. Y para poder disfrutar mejor de la ciudad optamos por un hospedaje muy céntrico, Chelsea Hotel.

Chelsea Hotel tiene una ubicación inmejorable, a dos cuadras del Eaton Centre, lugar perfecto para las comprar y comer algo rico sin muchas complicaciones, a distancia caminando del ROM, Galería de Arte de Ontario, Nathan Phillips Square, Harbourfront Centre y muchos atractivos más. 

Este es un hotel enorme, el más grande de todo Canadá pues tiene más de 1,500 habitaciones, además tuvo una gran renovación apenas en 2015; y se encuentra en pleno centro de Toronto. Sus habitaciones son amplias y muy cómodas, con aire acondicionado y calefacción, sistema de TV con cable, wifi gratuito, baño con tina y muchas amenidades. 

Hotel en Toronto

Además, cuenta con salones para eventos, dos albercas techadas y una de ellas es perfecta para los niños, con tobogán y juegos; restaurantes (Garden, con servicio rápido; y T | Bar con servicio de mesa). Me contaron que en el verano abren un área de actividades para niños y adolescente, con actividades toda la mañana y esto es sin costo extra. 

Chelsea Hotel se convirtió en un gran aliado durante nuestra visita a Toronto, en la provincia de Ontario, porque pudimos caminar hasta muchos lugares y cuando debíamos ir más lejos, los taxis están siempre dispuestos en la entrada del hotel, también hay Uber en Toronto y si se desea un transporte más económico, la estación del metro queda muy cerca. 


En cuanto a las instalaciones del Chelsea, realmente es interesante ver cómo un hotel tan grande se organiza de tal forma que es posible dar un muy buen servicio a sus huéspedes. Por ejemplo, en las mañanas el restaurante Garden funciona con gran rapidez gracias a sus sistema de cafetería en la que el comensal pasa con su charola, toma sus alimentos y luego pasa a la caja a pagar; los elevadores están marcados por colores y van directo hasta ciertos pisos solamente según su color, el check in es muy rápido y el check out es express.

Una de las mañanas que estuvimos en el Chelsea desayunamos delicioso y con calma en su restaurante T | Bar. Definitivamente es un lugar para ir con tiempo porque es lindo y su cocina es muy buena, al igual que la atención.

Muy recomendable Chelsea Hotel al visitar Toronto, por la ubicación, servicio y porque además siempre tienen promociones con las que sus tarifas resultan bastante competitivas.

Más información: www.chelseatoronto.com

Hotel en Toronto