martes, 12 de mayo de 2015

Four Seasons, ideal para disfrutar Amán

Four Seasons Amman en Amán
Mi habitación

Llegué de noche a Four Seasons Amman, un check in rapidísimo me dejó disfrutar de mi confortable habitación tan sólo unos minutos después de mi arribo. Entré y deliciosos bocadillos locales me esperaban: pan árabe, aceite de oliva, aceitunas, yogurt… un gran recibimiento para un viaje que prometía. 

Four Seasons Amman tiene las habitaciones y suites más amplias de la ciudad y eso se hace notar. Cama king size, escritorio, televisión, sillón, lámparas, mueble con cafetera y y tetera, y obviamente, café y té de cortesía; un baño grande con tina, regadera y tocador. Las amenidades son mis favoritas, de L'Occitane.

Y es que Four Seasons siempre crea un ambiente delicioso en cada habitación y su hotel en Amán no podía ser la excepción. Saben consentir al huésped y por ello ofrecen almohadas de pluma, servicio de limpieza dos veces al día y la que se realiza por la tarde es con cortesía de noche, batas 100% de algodón de fina marca, además un kit de amenidades muy completo. 

Baño en Four Seasons
El baño
Las áreas comunes, como es de imaginarse, con la elegancia y detalles que la marca acostumbra en todos sus hoteles. El lobby es amplio, así como el bar y el restaurante, donde cada mañana se sirve un completísimo desayuno bufete con platillos típicos y de cocina internacional. 

El wifi funciona de maravilla en cada rincón y los canales en la televisión van desde los locales (en árabe) hasta varios canales en otros idiomas, como francés, alemán, inglés, español y japonés. 

Four Seasons Amman
Las amenidades
Mi experiencia en este hotel fue muy agradable, lo disfruté de principio a fin. Desde el primer amanecer luego de un reparador sueño, cuando a las 5:30 am abrí las cortinas y me dejé sorprender por las primeras imágenes de Amán que llegaban a mis ojos: una ciudad clara, soleada, sencilla! 

Luego, en punto de las 6 am salí a correr y eso me permitió conocer un poco el área que rodea el hotel. Un lugar tranquilo, con casas habitación cercanas, un banco justo a un lado y el transporte público pasa detrás del hotel; el centro de la ciudad queda a unos 15 minutos en taxi. 

Al regresar de correr encontré en el lobby, té, café y muffins de cortesía, no saben qué alegría!! Y me contaron que están dispuestos para los huéspedes todas las mañanas desde las 6:30 am a las 8:00 am. Las siguientes dos mañanas preferí ir al gym porque me pareció que no era bien visto en Jordania eso de salir a correr.  

Tip: Considera que en Jordania se hace revisión tipo aeropuerto a la entrada de todos los hoteles y que cada quien debe reconocer sus maletas antes de que entren o salgan del hotel.