martes, 4 de noviembre de 2014

Canadá… aurora boreal a la vista!

Yukon, Canada, Explore Canada, aurora boreal
Whitehorse, Yukon, Canadá. Al amanecer.

27 de octubre, 2014. 8:50 pm. Edmonton, Alberta, Canadá.

Es momento de abordar el vuelo 528 de Air North con rumbo a Whitehorse, en Yukon, Canadá. Doy un paso al interior y sí, este es el viaje que he esperando por tanto tiempo y esta nave será la que me lleve a cumplir un sueño que por años ha estado rondando en mi cabeza e incrustado en mi corazón: ver la Aurora Boreal.

Informan el despegue, comienza a moverse el avión, miro hacia afuera y no me queda más que suspirar porque es momento de soltar el aire detenido por tanto tiempo, estoy a poco de llegar… un par de horas solamente. Entonces, en mi cabeza resuenan las palabras de mi hija al despedirse de mi hace unos días: “Ve mami, cumple tu sueño… que veas muchas auroras boreales!”

Estoy realmente emocionada y conmovida… recuerdo también las imágenes que aún siendo una adolescente callada e introvertida vi en alguna enciclopedia, leí y se me quedaron grabados algunos datos: Aurora significa amanecer y Boreal significa norte. Inalcanzable? Definitivamente sí para alguien como yo que apenas cursaba la secundaria y no tenía ni idea del futuro de mi vida. Mucho más aún si le agregamos lo retraída y tímida que era debido a ciertas circunstancias que no vale la pena mencionar.

Pero la vida acomoda todo en su justo lugar y al momento preciso. El sueño nunca lo abandoné, sólo lo dejé deambular por algún tiempo para después reatraparlo y decididamente me propuse hacerlo realidad. Porque finalmente de qué se trata la vida? De eso, de cumplir sueños y de acumular recuerdos, porque serán los únicos que dejaremos y nos llevaremos al partir.

Son dos horas y 15 minutos de vuelo y pienso en tanto, no quisiera imaginar nada más y sólo espero llegar… voy en un vuelo tranquilo, agradable… mejor no podía ser en todos los sentidos; sin embargo, en mi interior hay una cierta desesperación controlada, mejor leer y luego mirar este cielo por la ventanilla para pedirle en voz bajita que me regale sus luces, sus colores… porque ha sido un viaje largo el que he hecho… tan largo que ha durado años, muchos años.