Air North, el mejor vuelo del año!

Air North
La mejor aerolínea. Foto: Air North.

Nunca pensé que un vuelo me causaría tanta emoción a estas alturas de mi vida viajera. Muchas rutas, despegues y aterrizajes he vivido y en ninguno había sentido lo que en este vuelo de Air North que me llevó hasta Whiterhorse en Yukon, Canadá, para ver la aurora boreal.

Pero tampoco pensé que una aerolínea me volvería a sorprender con su servicio, porque la realidad es que cada vez son más las que tratan de forma poco amable al pasajero, las que venden todo y que ponen montón de restricciones; pues Air North es todo lo contrario a eso.

Me encontraba en el aeropuerto de Edmonton esperando el vuelo de Air North con rumbo a Whitehorse, Yukon, cuando comencé a notar actitudes poco comunes previas al abordaje: una mujer con una carriola, pañalera y bolso se acercó al mostrador y uno de los asistentes de vuelo en seguida fue a ayudarla y juntos entraron al avión charlando; luego, una mujer mayor con bastón fue ayudada por una de las chicas que estaba documentando los pases de abordar. Vaya, qué amables! Fue lo que pensé.

Subí al avión a mi turno y me recibieron con una sonrisa. Luego, observé que hay buen espacio entre filas de asientos… hasta ahí ya iba muy contenta. Sin saber lo que seguiría durante este vuelo que puedo calificar como el mejor de este 2014 sin duda alguna. 

El despegue fue puntual y una vez en el aire nos ofrecieron bebidas como jugo, agua, café y té, con unas bolsitas de snacks. Más tarde, sándwich a elegir entre tres opciones, de pavo, jamón y queso, y vegetariano; y yo, como soy maldosa pues pedí el vegetariano para ver qué tan chidos eran y… prueba superada!! Estaba buenísimo, con lechuga, jitomate, pepino, zanahoria, aderezo y queso. Luego llegó un momento, casi al llegar a nuestro destino, en el que el avión se impregnó de un aroma a chocolate y vaya sorpresa: galleta de chispas de chocolate ca-lien-ti-ta para todos!!! Ay, qué rico!

Dulces al final de despedida y llegué más que feliz a Whitehorse. Siento que los amo porque además permiten 50 kilos en dos maletas de equipaje documentado por persona y tienen revista de cortesía en los aviones. 

Los asistentes de vuelo son los mejores que he visto en los últimos tiempos y lo pude comprobar en el regreso, cuando igualmente tuve un viaje puntual, tranquilo, con gran servicio y amabilidad; en el que uno de ellos bromeaba con los niños y las familias por supuesto que estaban felices.

Por cierto, al regreso en Whitehorse ponen una pequeña barra con café, té, jugo y galletitas para sus pasajeros, y no se trata de un lounge en especial o para cierta categoría, es para todos los que viajan con Air North, qué tal?! Durante el vuelo ofrecen igual alimentos y bebidas propias del horario, que en ese caso fue un desayuno ligero.

Así llegue a Vancouver y me tuve que despedir de Air North, pero espero regresar porque me contaron que su vuelo de Ottawa a Whitehorse es una maravilla, hasta con alimentos gourmet y por supuesto que lo quiero probar.

Lo único malo de esta aerolínea es que no viaja a México, qué sufrimiento!

Checa sus rutas y promociones: www.flyairnorth.com

Air North
La cena en Air North.