Visitando las Islas Marietas



La semana pasada estuve en Puerto Vallarta, Jalisco y aunque no fui en esta ocasión a las Islas Marietas, sí me informé de las nuevas condiciones para visitarlas.

Recordemos que el pasado mes de abril (2016) se dio a conocer que la comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidos (CONANP) había tomado la decisión de cerrar al público las Islas Marietas y se aclaró que dicha determinación se tomó luego de estudios que reflejaron que la afluencia de visitantes sí estaba provocando un impacto negativo en la zona. Cabe mencionar que el aumento en la cantidad de turistas que van a las Islas Marietas creció de forma descomunal pues en 2012 lo visitaron 27 mil 500 personas, mientras que en 2015 fueron 127 mil 372 personas.

En concreto, las Islas Marietas cerraron el 9 de mayo de este año y reabrieron en agosto (2016). En lo personal me parece que fue mucho escándalo para que finalmente la vuelvan a visitar tan pronto. Me pregunto si en 2 meses se mejoró significativamente la zona. En fin, el caso es que están recibiendo visitantes con algunas condiciones nuevas.

* Antes cualquier embarcación te podía llevar, tan sólo acordabas el precio, comprabas el brazatlete (27) pesos y listo. Ahora eso no es posible, pues sólo puedes ir con las embarcaciones autorizadas.
* Hay limitaciones en cuanto a la cantidad de personas que pueden ir por día, así que si quieres ir lo mejor será reservar con anticipación en temporada alta.
* Ahora es más caro, porque los tours van desde los $800 hasta los $1500 pesos por persona. Algunos incluyen comida, bebidas en la embarcación u otros beneficios.
* Según me contaron, por cada persona deben pagar varios permisos cuyo costo en conjunto es de unos $120 pesos. (Costo incluido en el precio del tour).

Yo tuve la oportunidad de visitarlas en 2013 y aquí les cuento mi experiencia:

Una bella imagen ha recorrido el mundo desde hace tiempo y muchos se han preguntado dónde es, pues es verdaderamente espectacular. Sencillo.. es una de las Islas Marietas en Riviera Nayarit, sí en México!

Las Islas Marietas son una zona natural protegida, llamada Parque Nacional, y es también Reserva de la Biosfera, según declaratoria de la UNESCO. Además de ser un gran atractivo turístico en la actualidad, es donde viven y por donde transitan miles de aves de diversas especies; ahí se puede ver al pájaro bobo de patas azules, tan solo por mencionar un ejemplo.

Pero más allá de todos los datos que te pueda dar sobre el lugar, te contaré mi experiencia personal al visitar las Islas Marietas.

Nos explicaron que el lugar consta de la Isla Redonda y la Isla Larga, además de un islote; luego nos prestaron chalecos salvavidas y nadando llegamos hasta la entrada de la Playa Escondida o Playa del Amor. Eso sí que es una experiencia fascinante, pues hay que esperar a que la marea baje para entones, lanzarse nadando y poder entrar a esta playa. Y así lo hicimos! Fuimos nadando con calma y unos metros antes de la cueva nos detuvimos a esperar que la marea nos diera la entrada y en cuanto vimos el momento esperado, nadamos hasta allá.

Una vez pasada esa parte, lo demás es sencillo porque las olas te empujan hasta la orilla de la playa. Así pues, pronto nos encontrábamos en el interior de la espectacular Playa del Amor, que he de reconocer que es mucho más pequeña de lo que parece en las fotos, pero de su belleza no hay pero alguno. Agua clara y cálida, además de arena fina para disfrutar.

Islas Marietas, Punta de Mita, Bucerías, Puerto Vallarta, Riviera Nayarit

Aprovecho para mencionarles que este paseo lo pueden hacer también los niños, pues mi hija se animó a entrar aunque en un principio tenía un poco de temor. Luego aceptó que de no haber entrado, se habría arrepentido.

Estuvimos un rato adentro y luego salimos de la misma forma. El ingreso al mar de vuelta cuesta un poco más de trabajo porque las olas te avientan hacia la orilla de la playa, pero el secreto está en salir de lado y no de frente a la cueva.

Igual que a la entrada, esperamos a que bajara el agua y luego nadamos hasta salir. (Tengo video de esto y ojalá se los pueda mostrar pronto). Una vez saliendo no pierdan la oportunidad de hacer un poco de snorkel, vale mucho la pena.

Continuamos el paseo en la lancha y fuimos a ver al pájaro bobo y otras especies. Además que visitamos “la bufadora”, donde el agua sale con fuerza. El guía nos explico que no es posible caminar ni quedarse a comer en las islas por su calidad de área protegida. Hay dos espacios que pueden ser pisados por el hombre, la Playa del Muerto y la Playa del Amor. 

Las vistas en todos los alrededores son fabulosas y si vas entre noviembre y marzo, hay la posibilidad de ver ballenas.