martes, 2 de mayo de 2017

Parque Xplor y su aventura diurna

Riviera Maya

Contrario a lo que muchos hacen, nosotras conocimos primero Xplor Fuego y luego lo visitamos de día. Xplor es un parque que se ha diversificado y cuenta con dos muy diferentes experiencias en un mismo espacio, su aventura diurna y Xplor Fuego, que se realiza desde el atardecer.  Hace tan sólo un par de semanas regresamos para hacerle una visita rápida y disfrutar de 3 de sus 4 actividades.

Llegamos al parque Xplor luego de visitar Xenses, el nuevo parque de Experiencias Xcaret que nos dejó muy contentos y sorprendidos. Rápido nos cambiamos y fuimos a las tirolesas, en esta ocasión sólo alcanzamos a hacer el circuito Venados, pero les recomiendo que hagan ambos.




Después cominos, vale la pena mencionar que la comida es bufete, súper rico y está incluido en la entrada. Y seguimos con la visita recorriendo el parque en anfibio. Es un paseo que deben hacer, en el camino se pueden admirar aves, insectos diversas plantas y tienen un poco de aventura que a los chicos les fascina. Cuando ha llovido creo que es más emocionante.

Terminamos el día nadando en el río, para el que hace un poco de valor a la entrada porque se siente algo fresca el agua, pero vale la pena porque es un paseo muy agradable y el final de la ruta siempre la disfruto enormemente.

Además de pasarla muy bien en Xplor, me da un enorme gusto ver que mantienen tan en buenas condiciones todos los parques de Experiencias Xcaret. No cabe duda que son un gran orgullo para México.

Nuestra visita en 2013, cuando conocimos Xplor

La visita al Parque Xplor en Playa del Carmen (Riviera Maya) comenzó temprano y lo primero que hicimos fue ir a una de las 4 estaciones que hay para disfrutar de snaks y bebidas muy sanas. Los preparados de frutas con maravillosos, todos recomendables y sin duda uno de mis favoritos es “tirolesa”, debes probarlo!

Luego de eso teníamos energía suficiente para ir en las tirolesas, hacer el paseo en balsa (para ello si necesitas fuera y destreza) y nadar a lo largo en el río subterráneo. 

Como somos valientes, primero fuimos al río subterráneo, nadamos y observamos las formaciones rocosas que lucen maravillosas con la iluminación. Luego decidimos hacer los dos recorridos en los anfibios, lo cual significa algo de descanso físico, pero es el momento de demostrar la destreza al volante.

En los anfibios, lo mejor es que el camino te sorprende y lo mismo te puedes encontrar con un puente muy fijo, que con otro que se mueve, caídas de agua, curvas y mucha emoción. Los menores de edad o pueden conducir los anfibios y vale la pena mencionar que estos vehículos fueron creados por ingenieros de Xplor, para ser usados exclusivamente en el parque.

Seguimos con las balsas y al final dejamos los circuitos en tirolesas. Y sí, alcanzamos a recorrer albos circuitos, pero mi favorito es el que tiene dos caídas en agua y un tobogán. Ah, qué bien se la pasa uno ahí!

Por último, había que alimentarse… y bien, para ello fuimos al Troglodita, que tiene comida rica y en un concepto más informal que los restaurantes de los otros parques de Experiencias Xcaret, con platillos a la parrilla, ensaladas, así como antojitos y alimentos muy sanos también.

El asunto en Xplor es andar siempre mojado y dispuesto a la aventura. Y aunque el parque tiene un espacio muy lindo para pequeñines, la realidad es que las actividades son para niños mayores de unos 6 años. 

Más delante, en otro post, te contaré mis tips para que disfrutes más de este parque que está creado para los más atrevidos.