jueves, 14 de marzo de 2013

Castillo de Praga, imponente!

República Checa

En lo alto, como vigilando la ciudad, se encuentra el imponente Castillo de Praga, en la ciudad del mismo nombre, capital de la República Checa. Se trata del castillo gótico y fortaleza medieval más grandes del mundo y donde más podía estar? Pues una de las ciudades más bellas del planeta: Praga

Se cuenta que la dinastía Přemyslovci inició la construcción del Castillo de Praga allá por el siglo IX. Fue la residencia oficial de los reyes de Bohemia y hoy es desde donde despacha el presidente del país. Un grupo de construcciones lo componen, entre las que están varias torres, la Catedral de San Vito, la Basílica de San Jorge y por supuesto, el Palacio Real


Para llegar hasta allá, puedes ir caminando si tienes buena condición física, porque no está lejos pero el camino es siempre de subida; o bien, puedes ir en transporte público. La entrada es preciosa y si observas con detenimiento, podrás notar claramente que carios de sus edificios fueron construidos en diferentes períodos. 

Catedral de San Vito, Castillo de Praga
El que a mí me pareció más impresionante, fue la Catedral de San Vito, que se encuentra un poco “acorralada” por otros edificios y es difícil admirarla en todo su esplendor. Esta catedral es el lugar de coronación de los reyes de Bohemia, ahí están la tumba de Wenceslao IV y las joyas de la corona, lo que te dará una idea de su gran importancia. Su parte más antigua data de 1344, pero se terminó hasta el siglo XX, así que tiene una parte relativamente nueva. En el interior, se aprecian bellos vitrales y detalles dignos de admirarse. 

Al frente del Castillo de Praga está la estatua del Presidente Masaryk y más allá, hermosas casonas que pertenecieron a la aristocracia y que hoy en día albergan oficinas, galerías y demás. La vista de Praga desde ahí es impresionante y ver el castillo de noche desde el Puente de Carlos, es también todo un espectáculo 

Tip: Una estatua igualita de Masaryk está en la Ciudad de México.

Catedral de San Vito, Castillo de Praga