Puebla, heroica y alada | Tips de Viajero. Blog de viajes en familia.

11 ene. 2012

Puebla, heroica y alada


2012 comenzó y con él los viajes que marcarán mi vida en este año, así que tenía que elegir como primer destino un lugar inolvidable y qué mejor que la hermosa, heroica y alada Puebla, a la que me hacía mucha ilusión regresar luego de tantos años de no pisar su suelo. Volví y encontré una ciudad encantadora, que mantiene tradiciones, su rica comida y ambiente; muchos sitios han mejorado, así como también algunas situaciones han empeorado, pero aún así fue un gran viaje. 


El estado de Puebla se encuentra en el centro oriente de la República Mexicana y su capital lleva oficialmente el nombre de Heroica Puebla de Zaragoza; para los cuates es simplemente Puebla y para los que le tenemos cariño es Puebla de los Angeles.

Llegamos por la tarde del 1º de enero y muchos lugares permanecían cerrados así como algunas calles del centro que nos complicaron un poco el camino hacia el hotel Camino Real, que se encuentra a tan sólo dos cuadras del Zócalo en un bello edificio que fuera el Convento de la Concepción.

Fuer un viaje de cinco días en que disfrutamos de Africam Safari en su recorrido de día y también en el safari nocturno; comimos muchas de las delicias gastronómicas típicas de esos rumbos, compramos talavera y dulces, y recorrimos las calles, templos y museos. La experiencia se complementó con un recorrido por varios restaurantes y fondas para probar el mole y la obligada pasada por La Pasita

Luego de un par de noches, cambiamos de hospedaje y así conocimos Mesón Sacristía, un hotel boutique donde sí que saben consentir a sus huéspedes: rica comida, atenciones, lugar fascinante y lleno de antigüedades. Allí tuvimos la increíble experiencia de tomar una clase de cocina en familia y aprendimos a preparar el mole poblano.

Por otra parte, lo malo de la ciudad lo encontré en sus calles, las que fuera de su centro histórico están en pésimas condiciones, con baches y coladeras destapadas, y si a esto le agregamos la agresiva forma de conducir de los poblanos quienes no tienen la menor consideración para los visitantes, entonces se convierte en una situación bastante estresante. Pero lo muy bueno lo encontré en las oficinas de información turística, donde la gente atiende con conocimiento de causa y amabilidad, además de que todos los guías que nos atendieron en diversos sitios no fueron abusivos y están muy bien capacitados.

Así pues, Puebla tiene y me dio alas para regresar, porque me faltó mucho por ver.
Acerca de Tips de Viajero

Mamá, amiga, hermana, mexicana, blogger de viajes. Viajo y comparto en mi blog, redes sociales y ahora también en video, mis experiencias de viaje en familia.

También te puede interesar

Con la tecnología de Blogger.