viernes, 29 de octubre de 2010

Gran diversión y servicio en Barceló Huatulco

Siempre he dicho que el mejor concepto inventado para viajar con niños y lograr unas vacaciones divertidas y al mejor precio es el Todo Incluido, y seguro habrá muchos padres que coincidirán conmigo en esto. Una de las cadenas que lo aplica es Barcelo, a donde nos dirigimos mi hija y yo la semana pasada para pasar unos días de relax en el bello Huatulco.

Un arribo tempranero nos permitió aprovechar todo el día en sus instalaciones. Nos recibieron con una refrescante bebida de mango y paseamos un poco por la playa mientras estaba lista nuestra habitación.

Una vez instaladas, “al agua patos”; y luego un poquito de ejercicio en el agua nos cayó de maravilla. Llegamos a la alberca justo a tiempo para la sesión que empezaba a dar un chico muy guapo, lo que también sirvió de “taco de ojo”; en fin, me salgo del tema verdá? Es que me emocioné. En que iba? En que el ejercicio también nos sirvió para estirarnos después del largo viaje. Luego, una nadadita y más tarde un vasto bufete para la comida.

Lo mejor de ese día llegó por la noche, cuando la cena fue netamente mexicana y así pude degustar los ricos tamales de chipil, champurrado, tlayudas, ensalada de jitomate con chapulines y algunas otras delicias gastronómicas de la región. Para terminar, el show de esa noche estaba dedicado a los niños, con música y personajes de Disney.

Tres días y dos noches pasamos en Barceló Huatulco y lo disfrutamos al máximo con paseos por la playa, juegos en la alberca, actividades, sauna, gimnasio y mucho más.

Lo que no probé por falta de tiempo fueron los tratamientos de spa, donde uno llamó mi atención, la chocolaterapia. Pregunté y suena bastante bien, aplican chocolate de Oaxaca en todo el cuerpo y al retirarlo la piel queda exfoliada y humectada a la perfección. Sinceramente no sé si podría resistir tener tanto chocolate cerca sin poder comerlo.

Un reconocimiento especial para el personal de este hotel, donde todos son amables y desde al jardinero hasta los ejecutivos te saludan sonrientes todas las mañanas.