miércoles, 28 de octubre de 2009

Viajes de descanso


Cuando el objetivo de mi viaje es descansar: salir de la rutina, no mover ni un dedo, comer rico, dormir bien, nadar un rato, caminar un poco y divertirme, lo mejor para mi es una escapada a la playa a un hotel All Inclusive que tenga muchas albercas y opciones de diversión sin ir muy lejos.

Considero que la mejor opción para tomar unas vacaciones de descanso es en un hotel que te permita precisamente tomarte las cosas con calma, sin esfuerzo y con un ambiente tranquilo, y qué hay más apacible en este mundo que un bello paisaje de bosque o de playa, yo prefiero ésta última; además, escuchar las olas mientras ves el atardecer es totalmente relajante.

Mi “heat” definitivamente son los viajes para explorar, caminar mucho, investigar y conocer los rincones menos explorados de la ciudad; sin embargo, reconozco que hay veces que requiero unos días en un lugar de descanso, es entonces cuando busco un destino de playa con un hotel muy cómodo y para no gastar tanto, lo elijo Al Inclusive. Es excelente sobretodo cuando viajas con niños, así pueden comer lo que quieran del bufet, sin necesidad de entrar en engorrosas discusiones porque pidieron algún platillo que al final no les gustó, por ejemplo; asimismo encuentran muchas actividades para divertirse y no se aburren para nada.

En este sentido tengo una cadena favorita, y son los Hoteles Melia, en ellos siempre me he encontrado muy a gusto y nunca se me ha presentado inconveniente alguno, por eso me atrevo a recomendarlos. Suelen tener área para niños, spa, actividades diversas durante todo el día, y buenas habitaciones.