Bratislava-Card
Centro de Bratislava.

Bratislava es la capital de Eslovaquia y confieso que no estaba en mis planes conocerla. Un día, buscando información sobre Budapest apareció como una de las excursiones recomendadas para un día. La vi, leí un poco sobre ella y decidí que merecía más que unas cuantas horas. ¡Fue una gran decisión! 


Es una pequeña ciudad ubicada a orillas del Danubio. Su casco viejo conserva una bella arquitectura. Se puede y se debe recorrer a pie para apreciar mejor sus pequeñas calles, jardines, palacios barrocos e iglesias. 

¿Cómo llegar a Bratislava? 


Está muy cerca de Viena y Budapest, así que desde ambas ciudades podrás ir en autobús o tren. Nosotras hicimos el recorrido así: Viena, Bratislava y Budapest. Yo te explicaré cómo ir en tren, pues es el medio que usamos. Otra opción es en barco por el Danuvio, pero está disponible solamente de mayo a septiembre y es más caro. 

Desde Budapest. En esta ciudad hay 2 estaciones de tren, Keleti y Nyugati. Elige la que te quede más cerca de tu hospedaje. Nosotras llegamos a Nyugati desde Bratislava y desde ahí mismo salen de regreso. El trayecto toma casi 2 horas y media. 

Desde Viena. Salimos de la Estación Central (Wien Hauptbahnhof). Hay muchas salidas al día, por lo que pude ver, con al menos dos compañías de trenes. El recorrido se hace en menos de una hora. 

Como son recorridos con muchas frecuencias al día no tiene caso hacer la compra del boleto por internet, de hecho a veces ni se puede. No se ahorra porque tienen un costo fijo que es de unos 9 Euros por trayecto. El boleto lo puedes usar en cualquiera de las salidas del día que lo compras. 

La estación del tren de Bratislava no está en el centro, así que deberás comprar un boleto de autobús. Ahí mismo están las maquinas para adquirirlo, ya sea de un solo trayecto o bono por más tiempo. Luego sales y podrás tomar el tranvía que te dejará en pleno centro. 

Si deseas ir en autobús, según supe, es más barato y el tiempo que toma el recorrido es prácticamente el mismo que el tren. Puedes consultar las siguientes compañías de autobuses: Regiojet y Orangeways. 


Dónde hospedarse en Bratislava 


Es una ciudad bastante barata en comparación con otras ciudades de Europa, encontrarás hoteles de muchas categorías y muy céntricos. Nosotras optamos por el Botel Gracia  para vivir la experiencia de hospedarnos en un barco anclado en el Danuvio, desde donde pudimos ir caminando a prácticamente todos los atractivos de la ciudad. Considero que al hotel le falta mantenimiento, pero en general está bastante bien y con un excelente precio. Otros hoteles: Apollo Hotel Bratislava  y Hotel Blue Bratislava

Qué visitar y hacer en Bratislava


Usamos la Bratislava Card, que incluye entrada a varios atractivos, un recorrido guiado por el centro de la ciudad, transporte público ilimitado y descuentos en tiendas y restaurantes. 

Catedral de San Martín. Cuentan que ahí fueron coronados 19 reyes y reinas húngaras. La torre es bellísima y en general, su fachada y alrededores bien merecen la pena un rato de paseo. Se puede visitar en horas en el que no hay servicio religioso. Los domingos por la mañana hay misa en latín, lo que es un atractivo bastante interesante. 

Castillo de Bratislava. Se encuentra en lo alto de una colina y es posible verlo desde casi todo el centro de la ciudad. Nosotras fuimos en autobús, pero en una caminata algo pesada por la subida es posible llegar hasta allá. No es tan antiguo, pues luego de un incendio fue reconstruido. Si te interesa conocer la historia de la ciudad debes entrar. O bien, puedes sólo visitarlo y recorrer su exterior y jardines. 

Hviezdoslavovo. Es una de las calle principales, con tiendas, restaurantes y en general es bastante animada. 

Iglesia de Santa Isabel. Parece sacada de un cuento de Disney. Es conocida como la “Iglesia Azul”. Se construyó a principios del siglo XX. 

Period Rooms Museum y Museo de la Vinicultura. Son pequeños y están juntos. See recorre en una hora y media. 

Primate's Palace. Un bonito palacio de color rosa y estilo neoclásico, de gran interés para los amantes de la arquitectura.

Paseo por la ciudad. El casco antiguo tiene muchos detalles y rincones interesantes, como las estatuas callejeras, la Puerta de San Miguel, la Plaza del Mercado, el Teatro Nacional, el Ayuntamiento viejo y otros sitios. 

Dónde comer en Bratislava


La ciudad puede no ser grande, pero tiene mucho que ofrecer a quienes buscan comer, beber, bailar y divertirse. Si buscas pequeño bares, ve a la esquina de Židovská y Beblavého, bajo el castillo de Bratislava. 

Algunos de los restaurantes que les puedo recomendar son: Kogo, Zuckermandel, Slovak Pub, Mondieu y para unas deliciosas papas a la francesa, Orbis.

Bratislava es una ciudad que vale mucho la pena incluir en tu próximo recorrido por Europa.

que-hacer-en-bratislava
Castillo de Bratislava.