viernes, 28 de septiembre de 2018

Road trip Quebec. Centre-du-Québec: dónde está y qué visitar

Centre-du-Québec

La Provincia de Quebec tiene varias regiones que vale la pena recorrer, más allá de sus hermosas y famosas ciudades Quebec y Montreal. Una de estas regiones es Centre-du-Québec, la que visité recientemente y hoy les cuento lo que hice durante mi estancia. 

La región Centre-du-Québec, va desde las estribaciones de los Apalaches hasta las llanuras de San Lorenzo, con una extensión de casi 7 mil kilómetros cuadrados. Otras regiones colindantes son Montérégie y Cantons-de-l'Est. De ambas les platicaré más adelante.

¿Cómo llegar a Centre-du-Québec? 

Yo llegué hasta ahí en road trip, así que una buena sugerencia es rentar un auto en Montreal o Quebec y lanzarse a recorrer esta y otras regiones. Así te podrás detener en cuánto lugar te apetezca y disfrutar del viaje a tu propio ritmo. Pero si no deseas conducir, puedes ir en autocar. Las compañías Autocar La Québécoise y Autobus Orléans Express ofrecen el servicio de traslado. 


Otra opción es una que me encanta, ir en tren. Via Rail tiene servicio desde Montreal y Quebec hasta Drummondville, una pequeña ciudad y capital de Centre-du-Québec, desde donde podrás moverte por toda la región, en transporte público o en bicicleta. 

¿Dónde hospedarse? 

Yo me hospedé en el hermoso Manoir du Lac William, que está en Saint-Ferdinand, a unos 100 kilómetros de Drummondville. Es un lugar increíble, pues el hotel está asentado en las orillas del majestuoso lago William. Y a lo lejos, se pueden apreciar los árboles de maple que en otoño tienen maravillosos colores entre amarillo, ocre, naranja y café. ¡Un gran espectáculo! Además de bellas y amplias habitaciones, el hotel cuenta con diversas actividades de contacto con la naturaleza, en las cercanías y el lago, alberca techada y al aire libre y un excelente restaurante. 

¿Qué visitar en Centre-du-Québec? 

Carrefour de l’érable. El maple es el sabor de Canadá y la Provincia de Quebec es el mayor productor del mundo. Pero más que ofrecer miel, este lugar tiene más de 45 productos elaborados principalmente con maple. Está en Plessisville y puedes ir para conocer más acerca de este importante producto, pero también para comprar algunos de las delicias que ahí se venden. 

Parc Marie-Victorin. Es muchos más que jardines, es todo un paraíso de la horticultura. El muy recomendable visitarlo y pasar ahí buena parte del día, admirando las plantas, flores, arbustos, esculturas creados con flores y plantas, comprar en su tienda, comer en su restaurantes y recorrer el museo de antigüedades. 

Village Québécois d'Antan. Este fue mi atractivo favorito de Centre-du-Québec. Es la representación de un pueblo de entre 1810 y 1920. Entonces, al entrar en el lugar el visitante se traslada a otra época. Los trabajadores visten como en aquellos tiempo y todo, absolutamente todo es “antiguo”, original o de réplica, pero cada detalle está tan bien cuidado que realmente es toda una escapada al pasado. 

Tienen eventos de acuerdo a cada época: Halloween, Navidad y otras festividades. Pero se puede visitar casi todo el año para aprender y pasar un gran día en familia. En su restaurante se sirven platillos acordes con la época y hay mucho para ver y participar. Toda una experiencia que no te puedes perder. Por cierto, las donas son las mejores del mundo. 

Pueblos como Plessisville, Victoriaville y Warwick. Hay muchas poblaciones, de diminutas a un poco más grandes y cada una de ellas tiene su atractivo. Por ejemplo, en Warwick hay una excelente fábrica de quesos llamada Fromagerie du Presbytere, frente a ella hay un jardín con mesas donde puedes hacer picnic con una degustación de quesos y buen vino. Por cierto, que ahí encontré algo muy curioso. Justo a un lado de Fromagerie du Presbytere hay una iglesia. Entra y sorpréndete, porque lejos de encontrar bancas y santos, te toparás con el espacio donde los quesos se maduran.

En Drummondville, haz una parada en Rose Café at Rose Drummond, bebe un excelente capuchino, compra deliciosos regalitos para llevar y admira las flores, pues es el único productor de flores cortadas en Quebec. Cuentan con dos hectáreas de invernaderos en los que florecen rosas, gerberas y alstroemerias.

Más información: www.tourismecentreduquebec.com