Productos de aseo personal para un viaje

Cosmetiquera de viaje

Hay temas que parecen tan sencillos que nos olvidamos de tratarlos; uno de ellos considero que es la lista de productos de aseo personal para un viaje largo, y es lo que les comparto hoy en este post.

Por supuesto que cada quién agrega o quita según sus necesidades, pero les cuento lo que suelo llevar siempre en un viaje largo.

* Desmaquillante
* Crema de día
* Crema de noche
* Bloqueador solar
* Gel para el rostro
* Desodorante
* Cepillo
* Fijador de pelo
* Pasta de dientes
* Cepillo de dientes
* Hilo dental
* Enjuague bucal
* Bolitas de algodón
* Hisopos
* Gel para lavar ropa
* Repelente de insectos
* Rastrillo
* Lima de uñas
* Corta uñas

He ido simplificando esta lista porque no me gusta llevar cosas que termino usando poco o que no son realmente necesarias. Si por alguna causa resulta que me falta algo, pues lo compro durante el viaje.

Tips:

* Suelo comprar cremas, desmaquillante y gel para el rostro de una marca más económica de la que suelo usar en casa, porque soy buena para dejarlos en los hoteles. Si no son caros, no me duele tanto perderlos.

* Llevo una botellita con gel para lavar ropa porque así lavo mi ropa interior cada día en el baño. Igual sirve para quitar alguna mancha en una prenda de vestir.

* Recuerda llevar repelente de insectos ecológico.

* Procuro los envases pequeños o medianos.

* Uso una cosmetiquera de buena calidad, que cierre bien y que, en caso de derramarse algún líquido, no salga de ahí.

* No llevo shampú, acondicionador o cremas; esos siempre ponen en los hoteles y la verdad que no me caso con ninguna marca como para llevarla conmigo. Prefiero ser flexible y así no llevo esas cosas.

* En otra bolsita llevo mis cosméticos y en otra más, va el botiquín de viaje.

* Para mis cosméticos, la verdad es que soy muy simple y llevo tan sólo unos cuantos, lo que realmente usaré. Es importante que cajitas y envases estén en buen estado, para no correr el riesgo de derrames durante el trayecto.

* Llevo brochas y exteriores de los cosméticos bien limpios, para que no se revuelvan polvos y cremas.