Petra, más imponente de lo que imaginaba | Tips de Viajero. Blog de viajes en familia.

16 jun. 2015

Petra, más imponente de lo que imaginaba

El Tesoro
El enigmático Tesoro, en Petra. 

Luego de dejar Feynan Eco lodge, fui hasta la muy anhelada Petra y llegué a tiempo para visitar el pequeño museo que se encuentra en la entrada de la zona arqueológica. Ahí se cuenta brevemente la historia de tan importante sitio, además de que se muestran algunas piezas, mapas y testimonios de historiadores y arqueólogos.

Lo primero fue instalarme en el bello hotel Mövenpick y Petra, que está justo frente a la entrada de las ruinas, lo que facilitó enormemente mi visita.

Mövenpick Petra Hotel guarda un estilo muy jordano y se ve que es tremendamente visitado, lo que seguramente es debido a la calidad en su servicio, lo bonito que es, la comodidad de sus habitaciones, la buena comida y por supuesto que también por su ubicación privilegiada. Una gran opción en Petra!

Entonces, les contaba que llegué tarde a Petra (Jordania) y luego de visitar el pequeño museo fui a ver el espectáculo “Petra by night”, el que sinceramente me quedó a deber. Si bien es impresionante ver el Tesoro iluminado con velas, el espectáculo no llegó a cautivarme, esperaba mucho más. Además de que una vez que termina y se enciende la iluminación, tampoco ésta me pareció que fuera la mejor. 

Finalmente, al día siguiente desde muy temprano me dispuse por fin a recorrer Petra. Fui muy decidida y pronto entendí que definitivamente esa visita se debe hacer en dos días, que es un error tremendo querer verlo todo en tan sólo una mañana; pero bueno, es lo que había por el momento y no iba a perder mi oportunidad. 

El costo de la entrada a Petra cuesta 50 dinares (22 pesos mexicanos cada dinar) por un día, y 64 dinares por dos días. Luego de ingresar con boleto hay que caminar 3 kilómetros para llegar al famosísimo Tesoro. Ese sendero consta de un tramo a pleno Sol y otro donde las altas rocas de hasta 80 metros de altura dan algo de frescura y protegen del Astro Rey. 

Luego de andar y andar, poco a poco, entre ranuras de enormes rocas alcancé a ver el Tesoro (Al-Khaznh) que es el motivo de visita de millones de personas, entre esas yo. Estar cara a cara con esta Maravilla del Mundo Moderno no tiene palabras, si en fotos y videos es impresionante, en persona lo es mucho más.

Es de un estilo único, se trata de una sola pieza de 30 metros de ancho por 43 metros de alto, tallada con esmero para crear esa imponente fachada de piedra rosada. 

Y cuando estuve frente al Tesoro pensaba en cuál habrá sido la expresión del explorador Johann Ludwig Burckhardt al estar finalmente frente a semejante belleza luego de tan ardua búsqueda y esfuerzo por encontrarla. 

El Tesoro de Petra fue construido en el siglo I a. de C. por los nabateos para que sirviera como tumba. Sus enormes 6 columnas, una alta puerta y los detalles que se aprecian hacen pensar en un lugar que fuera usado para ceremonias. Al interior no se puede acceder y si te acercas sólo alcanzas a ver oscuridad. 

Luego, fui a conocer más de esta zona con ruinas y así recorrí tumbas reales, el teatro romano, caminos y mucho más, pasando por la vía romana de las Columnas y los restos del Arco de Trajano.


Seguí caminando bajo el Sol y tomando mucha agua natural, hasta llegar al inicio del camino cuesta arriba que me llevaría hasta el Monasterio, el segundo monumento más importante de la Ciudad Perdida

Es un largo y pesado trayecto que toma unos 30 minutos si caminas a buen paso y la recompensa final es llegar sin aliento y cansado hasta el Monasterio, que si bien no es tan bello como el Tesoro, también vale la pena hacer el esfuerzo por llegar hasta allá.

Un poco más arriba está un mirador y las vistas desde allá no te dejarán sin aliento, porque creeme que ese lo pierdes desde la mitad de la subida al Monasterio. 

Después viene la bajada, que es mucho más fácil y por lo tanto es el momento ideal para tomar fotos y apreciar el panorama. Por todos lados hay puestos con recuerditos y artesanías, y claro que también venden agua (a precio de oro).

Cerca del Teatro Romano en pleno Petra, hay dos restaurantes y yo comí en Basin Restaurant, que tiene un buen bufete que incluye una bebida no alcohólica. 

Como te lo dije al principio, lo ideal es hacer esta visita en dos días para apreciar realmente todo lo que ofrece la antigua capital nabatea. 

Lastimosamente llegamos muy tarde por la noche y tuvimos que retirarnos al día siguiente apenas terminó la visita a la zona arqueológica, así que tampoco tuve tiempo para explorar la ciudad, lo que me habría encantado. 

Tips para visitar Petra:
* Calzado y ropa ligera y muy cómoda.
* Protector solar, gorra o hasta una sombrilla.
* Agua natural, mucha, porque adentro es cara. Y si quieres una bebida como Gatorade, esta te cuesta hasta 10 dinares, pero con la sed y el calor, los pagas. 
* Hay baños en la entrada y por la zona de restaurantes, muy limpios y bien instalados.

Más información sobre el hotel:
www.moevenpick-hotels.com

Monasterio
Pesada caminata para llegar a el Monasterio.

Acerca de Tips de Viajero

Mamá, amiga, hermana, mexicana, blogger de viajes. Viajo y comparto en mi blog, redes sociales y ahora también en video, mis experiencias de viaje en familia.

También te puede interesar

Con la tecnología de Blogger.