miércoles, 3 de septiembre de 2014

Visitando la Citadelle de Quebec

Citadelle de Quebec
Entrada a Citadelle de Quebec.

Grande, bonita, interesante, amena, con cambio de guardia y museo, así es la Citadelle de Quebec, que se encuentra dentro del Viejo Quebec y hasta donde se puede ir caminando para pasar toda una mañana disfrutando de su historia y las vistas que ofrece. 

Cuenta la historia que su construcción fue comenzada por los franceses allá por 1750 y la concusión de la obra estuvo a cargo de los británicos hasta 1831. La levantaron con el propósito de defenderse de un ataque de Estados Unidos que jamás ocurrió, pero lo cierto es que crearon uno de los grandes atractivos turísticos de esta ciudad.

La Citadelle en Quebec (Provincia de Quebec, Canadá) tiene una muy particular forma, pues pareciera una estrella, y es además la sede del Royal 22e Régiment, también conocido como “Van Doos”, por lo que durante la visita podrás ver a sus elementos realizar sus tareas diarias, entre ellas, el Cambio de Guardia que tiene lugar todos los días en punto de las 10 am.

La entrada a la Citadelle tiene un costo y con ello puedes también visitar el museo que abrió hace poco, donde se muestra la historia, logos y participaciones del Royal 22 Régiment.

Te recomiendo que llegues temprano, así podrás visitar el museo, que no es muy grande pero incluye muchos elementos para interactuar. Tiene muy agradable museografía y vale la pena recorrerlo con calmita. Luego podrás ver el Cambio de Guardia que dura como una hora. Luego de esto comienzan a salir los grupos guiados, que son en inglés y francés solamente.

No es posible recorrer el lugar por tu parte, todos deben ir con un grupo. Vale la pena ir con el guía porque te dan mucha información interesante. 

Al llegar, pon atención a la entrada que es la llamada Puerta Dalhouisie, una de las partes originales de esta Citadelle. Adentro podrás visitar también el edificio más antiguo del lugar que fue construido en 1693 bajo la supervisión del Conde Frontenac. Hoy en su interior se encuentra una exposición con diversos objetos como armas, muebles y pinturas.

El guía te mencionará qué partes son antiguas y cuales otras son más nuevas por diversas causas, así mismo te mostrará donde está la Residencia del Gobernador y desde dónde podrás tomar fotos de lo que llaman todos “la mejor vista de Quebec”, con el Río San Lorenzo y el Castillo Frontenac a lo lejos y viéndolos desde lo alto.

Tip: Aunque la entrada a la Citadelle tiene un costo, puedes visitar la Residencia del Gobernador en ciertas temporadas del año, siempre de forma grauita. Checa mi post: 10 atractivos gratuitos en Quebec