miércoles, 15 de mayo de 2013

Zona arqueológica muy cerca de Ixtapa

Zona Arquelógica, Soledad de Maciel, Ixtapa, Zihuatanejo

En territorio de Petatlán, my cerca de Zihuatanejo, se encuentra Soledad de Maciel donde está una interesante zona arqueológica que puedes visitar en tu siguiente viaje a Ixtapa, Zihuatanejo o Acapulco, incluso. 

Desde Ixtapa hicimos casi una hora en auto para llegar hasta Soledad de Maciel, el acceso al lugar está recién arreglado, así que es fácil llegar hasta allá. Aún hay poca difusión del lugar y no ofrecen muchos los tours para allá, pero pregunta en tu hotel y seguramente ellos podrán asesorarte en cómo ir por tu cuenta o en grupo. En el Hotel Sunscape Ixtapa, que es donde yo estuve sí tienen el contacto de un servicio de recorridos turísticos que ofrece la visita a esta zona arqueológica entre sus propuestas. 

Soledad de Maciel es un pequeño poblado del municipio de Petatlán, pero se dice que este lugar en la época prehispánica era conocido como Xihuacan y es ese el nombre que lleva el Museo de Sitio donde hay unas 1200 piezas encontradas en la zona. El vocablo Xihuacan es de origen náhuatl y significa “lugar de los que poseen el tiempo”. 

Lamentablemente, se nota que el apoyo para rescate, preservación y difusión del lugar no es mucho, pese a que se trata de uno de los centros ceremoniales más grandes de la Costa Grande de Guerrero. Su extensión es muy grande y aún hay mucho por descubrir, pero lo que ya es posible visitar vale mucho la pena. 

La visita inicia por el Museo de Sitio, que es pequeño pero con muchas piezas que van desde vasijas, figuras, huesos, objetos ceremoniales y mucho más. El acceso es gratuito y está abierto desde las 9 de la mañana. 

Luego, puedes ir unos metros más adelante para conocer el juego de pelota, que tiene un pequeño mirador. Más adelante, esta la pirámide que hoy se encuentra restaurada en uno de sus costados. Pon atención porque al fondo es posible ver el primer hallazgo de la zona, que es una escalera y una canal; ésta última se extiende por toda la pirámide y está en perfecto estado. 

Si subes a la pirámide, podrás tener una vista fantástica del lugar, además de que allá hay también parte de la canal y algunos bloques a manera de tabiques de barro cocido, lo que también se convierte en un gran hallazgo. 

En fin, el lugar aún no está en condiciones adecuadas para recibir grandes grupos de turistas, pero creo definitivamente que podría convertirse en el gran atractivo de la región si se “pusieran las pilas”. 

Por otra parte, lamento también enormemente que un sitio como este se encuentre rodeado tan solo por rústicas cercas que no le dan ninguna seguridad. Ojalá Guerrero logre mostrar esta maravilla al mundo.