martes, 12 de junio de 2012

Qué hacer en Whitehorse


Como lo mencioné en el anterior post sobre Whitehorse, Yukon, Canadá; se trata de un lugar pintoresco y tranquilo, pero con algunos atractivos muy interesantes. 

Caminatas. Recorrer toda la ciudad caminando es un atractivo que no cuesta nada y sí entretiene mucho. Admirar su arte callejero, compuesto de varias obras con las que te irás topando por las calles, hace el recorrido muy agradable, sin contar con los bellos paisajes. 

McBride Museum of Yukon History. Un espacio agradable en pleno centro de la ciudad, no muy grande pero suficiente para mostrar la historia de esta joven ciudad y la antigüedad de los habitantes de la región. Lo que más admiré fueron las prendas de los inuits, la sala de historia natural y las bien conservadas piezas de un pasado no muy lejano. 

Klondike. Es un ícono de la ciudad y al entrar en él te transportas a otra época, pues todo está muy bien colocado y conservado. Escuchas las anécdotas, historias y leyendas de la Fiebre del Oro y sientes como si aún el barco navegara por ese río. Una visita obligada con toda calma. 

Waterfront Trolley. Muy agradable paseo, no muy largo que te permite ver con calma casi toda la ciudad y sus paisajes. De hecho, puedes ir a l Museo McBride y luego ir a este paseo, pues la estación de donde parte está muy cerca. 

Beringia Museum. Beringia era una tierra de hielo en el norte de América, con enormes mamíferos gigantes y esto te pueda dar una idea de lo que encontrarás en este museo. Es un viaje al pasado, para encontrarse con mamuts, fósiles y animales inexistentes ya. 

Yukon Wildlife Preserve. Es un lugar para caminar y caminar, disfrutar de la naturaleza, conocer la fauna de esos lugares y si corres con suerte, podrás ver las crías de algunas de las especies que se conservan ahí, entre los que estás alces, cabras montesas, venados, bisontes, zorros, ovejas y más. 

Takhini. Una buen final para un día de paseos, puede ser la visita a las aguas termales Takhini, que se encuentran de camino a Yukon Wildlife Preserve y a tan sólo unos 40 minutos de Whitehorse. Ahí mismo hay una tirolesa, que no es muy alta pero sí divertida y la vista desde allá arriba es fantástica. 

Por supuesto, que todo esto es posible hacerlo en el verano, pero quizá no en el invierno. Pero para cuando llega el fin de año, Yukon ofrece uno de los más maravillosos espectáculos que puede haber en el mundo: la Aurora Boreal.