miércoles, 12 de octubre de 2011

Italia, propinas y cargos en restaurantes

Chimichurri eligiendo su almuerzo.
Comer en cualquier país de Europa es caro e Italia no es la excepción, pero este país es quizá el único que tiene una forma muy peculiar de hacer sus cobros en los establecimientos de comida. 

No es raro que veamos en películas y revistas las clásicas imágenes de italianos bebiendo su café parados frente a una barra, lo que no se debe precisamente a un estilo de vida solamente sino también a una forma de economizar. 
Al acudir a cualquier restaurante, bar, café o trattoría en Italia, por más barata que ésta sea, el cliente siempre terminará pagando un extra por persona debido a que todos cobran por servicio o una cuota “por sentarse”, sí leíste bien, tan sólo por sentarte en el lugar y ocupar una mesa debes pagar algunos euros, los que varían de acuerdo a la categoría del lugar y al sitio elegido para comer. Te explico, en un establecimiento de precio regular, si estás en una mesa en el interior, puede ser que te cobren de 1,50 a 3 Euros extra por persona; pero si prefieres una mesa en el exterior para ver y dejarte ver, entonces es posible que esta cuota sea de entre 3 y 7 Euros por persona, dependiendo de la ciudad y lo famoso de la plaza. 

Los menús regularmente especifican este cobro al final, así que ponte listo en eso, no vaya a ser que pagues más por esto que por lo que termines consumiendo. 

Por esta causa es muy común ver a la gente hacer picnics en jardines, plazas o en cualquier escalera. El lugar donde de verdad se encajan en ese aspecto es en Venecia, ahí sí pon especial atención; aunque en otras ciudades ya van tomando conciencia y noté que están estandarizando el cobro en 1,50 Euros por persona. 

También vale la pena mencionar que luego de esto, ya no es obligatorio dejar un porcentaje específico de propina, algunas cuantas monedas es suficiente pero no es obligatorio.