lunes, 5 de septiembre de 2011

Regresé a la Fuente de Trevi y volveré


Sería la moneda, el destino o lo que sea, pero yo regresé a la Fuente de Trevi en la bella Roma (Italia). Llegamos temprano con la esperanza de poder tomar algunas buenas fotos “sin tanta gente” y créanme que no fue posible, pues es un monumento que difícilmente está solo, la muchedumbre parece acompañarlo 24x7.

Esa mañana tomamos el metro hasta la estación Barberini y paseamos un poco por los alrededores. Por cierto, es un buen momento para visitar el mercado que se encuentra en Vía del Lavatore, que está muy cerca de la fuente. Ahí puedes hacer el almuerzo ya que se venden algunos alimentos preparados, frutas y demás. Es un lindo lugar pasa pasar un rato agradable.

Luego simplemente seguimos los señalamientos que nos llevaron hasta la Fontana di Trevi y corroboré lo que había ya comentado en el post Buscando la Fuente de Trevi, pues tanto mi marido como mi hija esperaban llegar de frente y encontrarla en una gran explanada, lo que no ocurre pero no le resta belleza.

Algunos piensan que la fuente más famosa de Italia, y quizá del mundo entero, es mucho muy antigua, pero la realidad es que no es tan añeja; fue en 1732 que se aprobó el diseño de Nicola de Salvi y la obra fue concluida en 1762. Es uno de esos lugares que bien podría yo visitar cien veces en mi vida y sigo gustando de tomarme el tiempo para admirar la figura de Neptuno al centro y los dos tritones a caballo, de lagunas estatuas intento adivinar o leo el significado; por ejemplo, los caballos donde montan los tritones, uno está sereno mientras que el otro se encuentra enfurecido, simbolizan la calma y la tempestad del mar. En fin, pasamos buena parte de la mañana ahí, comprando, tomando fotos y comiendo helado.

Así fue como me reencontré con la Fuente de Trevi: la saludé, vi sus aguas cristalinas corriendo por sus estatuas, me acerqué… “te dije que volvería y lo cumplí”, pero seguro no será la última vez que la tenga frente a mí, porque volví a lanzar mi moneda de espaldas y por encima de mi hombro, como marca la tradición.

¿Qué hacen con el dinero?

Se dice que hay días en que se pueden juntar hasta 3 mil Euros y que dicho dinero se usa para financiar mercados para los romanos necesitados; otros, dicen que se da una parte a la Cruz Roja y a otras obras de caridad. Hay mucha información al respecto pero ninguna oficial. Lo cierto es que seguramente se ha de juntar una lanota cada día.

Tip: Por ningún motivo intentes meterte a la fuente, pararte en su orilla o hacer cualquier mal uso del lugar. Ahora lo encontré mucho más vigilado que en otras ocasiones y no se andan con juegos. No los culpo, pues la verdad es que han tenido varios malos ratos y más vale prevenir que lamentar.