miércoles, 9 de marzo de 2011

No es fácil ser blogger de viajes

Como ya lo saben, yo llegué hasta este punto casi casi por casualidad, jamás me impuse ser blogger de viajes y lo único que quería y sigo queriendo es compartir estas experiencias que la vida y mi hiperactividad me han permitido tener. Viajar ha sido para mí una liberación y me ha dado la posibilidad de afianzar la seguridad en mi misma, de conocer muchos lugares y tener vivencias fascinantes en compañía de mi familia y amigos. Jamás he pensado en hacer de Tipsdeviajero.com un negocio, más bien es un pasatiempo que cada vez me ocupa más tiempo.

De acuerdo a lo que he platicado con algunos conocidos del medio, varios han sido los que han intentado en México ser blogger de viajes, pero caen en la tentación o la necesidad de vender viajes o recomendar servicios por comisión (lo que ya me han propuesto), y se convierten al paso del tiempo en una agencia on-line más.

No es fácil sostenerse como blogger de viajes y mucho menos en los inicios cuando es pura inversión, pues nadie te ofrece nada gratis, hay que pagar todo a su costo real y creo que ahí es donde está la clave, si bien las empresas van notando la importancia del blogger debemos entender que tienen que valorar qué tanto les conviene ofrecer una cortesía o descuento a alguien, qué beneficios obtendrán a cambio y si esta persona tiene el suficiente alcance cómo para invertir en él o ella.

A mediados de 2008 cree mi blog, pero siempre he mencionado que su real nacimiento fue hasta inicios de 2009, ya que entonces comencé a escribir con mayor constancia. A la fecha he avanzado, pero créanme que no es cómo para mantenerme de esto, pues siempre termino poniendo de mi bolsillo en todos, absolutamente todos los viajes. Estoy también consciente de que en parte eso se debe a que no acepto pagos (pese a que me los han ofrecido también) ya que no quiero que me digan qué decir, escribir o tuitear.

Afortunadamente tengo mi trabajo y si bien no soy rica me alcanza para seguir costeando los viajes que me apetecen (algunos otros siguen siendo planes), además ahora tengo las ganancias que me da la publicidad de mi blog, los pagos por los post que escribo para otros blogs y por los artículos que hago para algunas revistas, que si bien no son ganancias directas de Tipsdeviajero.com sí son oportunidades que llegaron a partir de ahí.

Pero contenta estoy porque ahora ya me invitan a algunos eventos y lo mejor de todo es que muchas veces me llevan con todos los gastos pagados: ssssuuuuaaavvveee!!! Siempre bajo la advertencia de que diré lo que yo quiera.

Así pues, pienso seguir como hasta ahora, no quiero cobrar por viajar, no quiero vender viajes por comisión y creo que ahí está la diferencia entre mi proyecto y los que han muerto en el intento.