Xplor Fuego, la aventura continua por la noche

Xplor Park, Riviera Maya, Playa del Carmen

Deja salir el animal nocturno que todos llevamos dentro y lánzate a la aventura de Xplor Fuego, una experiencia en el parque Xplor en medio de la oscuridad y a la luz de las antorchas.


El verano llegó y con él, una gran novedad en Xplor, visitar el parque por la noche para ir sigilosos entre caminos curveados rumbo a una disfrutar, gritar y soltar toda la adrenalina en las actividades dispuestas para este horario.

Un circuito de 7 tirolesas, que lleva por nombre Jaguar y donde el tramo más largo es de 800 metros. Este paseó lo hice con el atardecer enmarcando mi vuelo y los árboles casi rozando mi rápido pasar... Pura emoción! Pero ya no sé si eso es lo mejor o el acuatizaje en la última tirolesa, que a pesar de saber cómo seria, el chapuzón me sacó un buen grito.

Nadar por el río subterráneo y disfrutar de la frescura del agua y las cascadas; pasear en balsa por caminos llenos de estalactitas y estalagmitas por rumbos que a lo lejos parecen intransitables, pero el paso se puede hacer con alguna que otra vuelta. 

Y el final de la jornada no podía ser mejor...a toda velocidad en vehículo anfibio muy fácil de conducir, aunque el sendero no es muy sencillo, advierto! Puentes, chapuzones, curvas y... mejor atrévete a vivirlo y no olvides sonreír a toda hora, porque te toman muchas fotos por doquier en este recorrido de 4.5 kilómetros. No olvides adquirir tus fotos a la salida, y ya que toco el tema, les cuento que ahí sí me apantallaron (literal) porque por todo el parque hay pantallas grandes y con sólo pararte frente a ellas, puedes ver las fotos que te han tomado. Cómo ocurre eso? Pues gracias a la tecnología y a un chip que llevas en el casco.

Pero tanta emoción y actividad abre el apetito a cualquiera y para recargar energía hay dos sitios para hidratarse y comer algún sano snack: fruta, galletas de avena, pan, aguas de sabores deliciosos (jamaica con jengibre, melón con meta, limón con pepino), champurrado, café... En fin, pura delicia. 

Pero si tu apetito es de plano feroz, entonces hay que cenar! Y para ello hay un completísimo bufete con ensaladas, platillos mexicanos, costillas al carbón y postres...ricos postres, que es lo que más me gusta siempre.

Tu entrada ya incluye la cena, los bocadillos, locker para dejar tus pertenencias resguardadas y equipo de seguridad.