ME Cabo, un hotel muy sexy

Llegamos por la tarde al hotel ME Cabo y la fiesta estaba en todo su esplendor en el área de alberca. Un saludo amable en recepción, check in y en menos de 15 minutos ya nos acompañaba la concierge a nuestra suite en el área VIP, que tenía una vista maravillosa justo frente a las famosas piedras de Cabo. Una botella de vino espumoso nos esperaba… perfecta para el calor.

La concierge nos explico a detalle que nos encontrábamos en una zona privilegiada, pues desde este hotel se puede llegar caminando a infinidad de restaurantes, bares y tiendas; además de los servicios de ME Cabo y por supuesto su disposición para asesorarnos en cualquier situación. La tarde, un poco fría, nos permitió recorrer parte de Cabo San Lucas.

En el área VIP, en cada piso hay una sala exclusiva a la que los huéspedes pueden entrar con la misma llave que se usa para su habitación y encontrarán cómodos espacios para descansar, revistas, libros, Wii, TV enorme y computadoras con internet. Mientras que la suite cuenta varios detalles interesantes, por ejemplo: además de la tradicional secadora, también hay plancha para el cabello; la regadera en el baño es de esa que avientan chorros de lado desde arriba hasta más abajo ¡iuiuiu!, un kit que contiene botanas, revista, cigarros y una cajita muy especial (160 pesos) con condones, lubricante, chocolate para untarse (mmm qué rico), un jueguito y otras curiosidades.

Cada mañana pedimos el desayuno a la habitación, vaya lujo recibirlo tan sólo 20 minutos después de hacer la llamada para solicitarlo, y después… el debido descanso en los amplios y elegantes camastros que se encuentran en área de playa y alberca, y vaya “taco de ojo” que me pude echar, pues qué ¡¡barbaridad!! Hasta parece que hacen casting a los huéspedes, había tanto chico guapo; lástima que soy casada y estaban como para ser mis hijos o por lo menos mis sobrinos, pero estar a dieta no impide que vea el menú, ¿no creen?

Al recorrer el hotel me enteré que es pet friendly y hasta cuentan con camastros para los perritos, y encontré en la escalera las fotos de famosos tanto nacionales como internacionales que lo han visitado, el día que anden por ahí bien harán en curiosear por ese lugar.

Así las cosas, cada mañana aprovechando la hora feliz que es de 11 am a 1 pm… unas margaritas de fresa para apagar la sed, nadar un rato, tomar el sol y leer… después de todo estaba en Cabo, el paraíso vacacional del momento.