miércoles, 1 de noviembre de 2017

Qué hacer en Tapalpa, Jalisco

Pueblo Mágico en Jalisco

Tapalpa es un pequeño poblado al sur de Jalisco, a 118 kilómetros de Guadalajada. Además de ser Pueblo Mágico y contar con un encanto muy especial, es el lugar perfecto y de moda para ir en busca de experiencias de aventura y el ecoturismo. Nosotros estuvimos ahí hace algunas semanas, durante un road trip por pueblos de Jalisco y nos encantó. Rica comida, un delicioso hotel y mucho qué hacer en Tapalpa, de lo que les contaré hoy. 

Llegamos después del medio día a Tapalpa, luego de visitar Sayula, que está a menos de una hora de ahí. Estaba lloviendo y vaya qué ese ambiente le favorece al pueblo, pues los tejados rojos brillaban aún más. Fuimos hasta el Hotel Casona de Manzano, nos instalamos y salimos a recorrer el pueblo.

Pasear por Tapalpa. Caminar por todas y cada una de las calles del pueblo se hace indispensable. Más allá del centro, donde está el hermoso y singular tempo de San Antonio, que además tiene un pequeño museo de arte sacro; hay muchas fuentes, cada una de ellas con su propia historia, que podrás leer en el muro más cercano. Tiendas de artesanías, antojitos y mucho más, qué debes explorar a diferentes horas del día. Por la mañana, tienes qué probar los tacos de Chano, que están justo en el mercado de comida a un lado del Templo de San Antonio; y los tamales de acelga de Doña Ramona, en el Mercado del Artesano.


Las Piedrotas. Su nombre lo dice todo, son piedras con formas que usualmente vemos en pequeño, pero allí son enormes. No se sabe el origen de esas “Piedrotas” pero es uno de los grandes atractivos de Tapalpa. Es interesante visitarlo, pasear, tomar fotos y sentirse liliputiense en el que también es conocido como el Valle de los Enigmas.

Salto del Nogal. Es la cascada más alta de Jalisco, tiene 105 metros de altura. Llegar hasta ahí es toda una aventura. Es necesario acercarse en auto y luego caminar por casi una hora, por un camino nada tranquilo. Hay bajadas, subidas, piedras, tierra, vegetación, espacios resbalosos… en fin. Pero vale la pena. Considera que sí es necesario tener buena condición física, llevar calzado cómodo, agua, protegerse del sol y tener mucho ánimo de llegar.

Atacco. A unos 10 minutos en auto de Tapalpa está ese pueblito tan simpático. No hay mucho qué visitar ahí, pero sí recomiendo echar la vuelta para allá. Su historia es interesante, pues fue el primer centro de evangelización de la región. Se cuenta que los franciscanos construyeron ahí el Hospital de Indios, y hasta la fecha hay una “farmacia” tradicional, donde puedes comprar algunos remedios para los males comunes.

Parque Los Frailes. Aventura pura, para los que gustan de la intensidad y para los que no, pues hay actividades para diversos niveles de condición física. Ahí puedes subir a la tirolesa, practicar rappel, escalada y caminata, entre otras. Toma su nombre de unas formaciones rocosas que asemejan a unos frailes rezando. Está a unos 35 minutos de Tapalpa, en auto.

Mercado del Artesano. Además de las muchas artesanías que se venden en varias tiendas por todo Tapalpa, también puedes visitar este mercado que está frente al quiosco. En ese lugar están los mismos artesanos trabajando y vendiendo sus piezas. Uno de los mejores lugares para comprarlas, pero toma en cuenta que cierra temprano.