lunes, 16 de octubre de 2017

Montreal y Quebec, recorrido de una semana

Canada

¿Estás por hacer tu primer viaje a Quebec? Si no sabes qué puedes visitar en esta hermosa provincia, este post es para ti, porque hoy les muestro un recorrido de una semana por Montreal y Quebec, conociendo algunos de sus atractivos más significativos.

Quebec es la provincia más grande de Canadá, y por lo tanto tiene un sinfín de ciudades, pueblos, resorts, lagos y parques nacionales y regionales, para visitar. Sin embargo, si es la primera vez que vas, seguramente estás interesado en conocer sus principales ciudades: Montreal y Quebec.


Desde México hay dos vuelos directos por día a Montreal con Aeromexico; y algunas veces a la semana con otras aerolíneas, como Interjet. También puedes volar hasta Quebec con diversas líneas aéreas, con conexión en alguna otra ciudad. O bien, ir hasta cualquiera de las dos (Montreal o Quebec), haciendo conexión en EUA. 


Quebec es la capital de la provincia. Es una hermosa ciudad con aires formales, amurallada y con una arquitectura que te enamorará. Mientras que Montreal mantiene aires informales, es juvenil y con muchísima actividad artística y cultural todo el año, de hecho es la ciudad con más festivales en el mundo. 

Mi recomendación de vuelo es a Montreal y en seguida tomar el tren a Quebec. El servicio de Via Rail es lo máximo, el trayecto es de tan sólo 3 horas y es un hermoso recorrido. Lo pueden tomar desde el Aeropuerto internacional Pierre Elliott Trudeau de Montreal. 

Día 1. Llegada a la ciudad de Quebec. Paseo por Vieux-Quebec, visitar Notre-Dame, las plazas y calles de la ciudad, incluyendo el Funicular. Si llegan a buena hora, podrían tomar un paseo con Croisières AML, para ver el atardecer desde el Río San Lorenzo. Por último, cenar en alguno de los restaurantes en Petit Champlain.

Día 2. Comenzar el día en el Musée de la Civilisation, visitar el Mercado del Vieux Port, para comer ahí y comprar regalitos como sidra de hielo y miel de maple. Visitar Notre-Dame-des-Victoires y la Place Royale. Recomendación para una cena extraordinaria: Restaurante Chez Muffy, en Auberge Saint-Antoine.

Día 3. Comenzar el día en la Citadel (pregunta por la hora del Cambio de Guardia). Ahí también pueden visitar el museo y la Casa del Gobernador. Continuar en las Llanuras de Abraham y luego pueden caminar por la Promenade des Gouverneurs hasta llegar a la Terrasse Duferin y el Chateau Frontenac. 

Día 4. Día completo en los alrededores de Quebec, visitando Chute-Montmorency, Basílica de Sainte-Anne-de-Beaupré y la Île d'Orléans, donde podrán comer en alguno de sus pintorescos restaurantes. Mi sugerencia es Maison Cassis Monna & Filles, y ahí mismo pueden comprar productos elaborados con grosella negra (casis).

Día 5. Viajar muy temprano en tren a Montreal. Llegar a tiempo para visitar el Museo Pointe-à-Callière, ahí mismo el restaurante Bistro L'Arrivage es muy bueno. Luego pueden caminar por el Viex-Port y llegar hasta la Basílica de Notre-Dame, donde deben ver el nuevo espectáculo Aura. Además es una hermosísima iglesia, sobre todo en su interior.

Día 6. Comenzar el día en el Museo de las Bellas Artes, luego subir a Mont Royal. Es un parque muy bonito y las vistas desde lo alto son maravillosas. Regresar y pasar la tarde de shopping. Mi sugerencia para cenar es Reuben's Deli & Steakhouse, de las mejores hamburguesas del mundo. 

Día 7. Si viajas con niños, podrían visitar Espace Pour La Vie, en el Parque Olímpico, donde hay planetario, Jardines Botánicos, la torre inclinada y el Biodôme, donde se encuentran diversos ecosistemas con su flora y fauna. Si es un viaje de adultos, quizá prefieran pasar el día en el parque Jean-Drapeau y el Vieux-Montreal, conociendo lugares como el Marché Bonsecours y Parque Jacques-Cartier. 

Día 8. Regreso a México desde Montreal.