viernes, 22 de septiembre de 2017

Cómo solicitar la eTA para ingresar a Canadá

tramitar eTA

Canadá es un país que resulta muy atractivo para visitar; las características de su geografía y el clima lo hacen ideal para hacer turismo. Pero también para hacer negocios y trabajar. Sin embargo, independientemente del motivo por el que se vaya a viajar a este país, es necesario cumplir con algunos requisitos. El principal es solicitar la Autorización Electrónica de Viaje (eTA, por sus siglas en inglés), la cual le facilitará la entrada, incluso si está en tránsito. No tener la eTA será motivo para ser considerado inadmisible. Si está próximo a viajar a este país o tiene que hacer escala en él necesita saber cómo solicitar visado a Canadá para que no tenga inconvenientes al llegar.

Canadá tiene tantos atractivo que se necesitaría un tour de, al menos, 30 días para satisfacer el alma de viajero que llevamos dentro. Sin embargo, es difícil disponer de un lapso de tiempo tan extenso, por eso hay que reducir las opciones y quedarnos con esos lugares que más nos inspiran a visitar. Para las grandes aventuras, Vancouver es el mejor inicio, ya que ofrece un sinfín de lugares para comenzar con buen pie este paseo; entre ellos las Montañas Rocosas canadienses, cuyas características geográficas y climáticas son ideales para la práctica de deportes extremos, el senderismo y el canotaje que nos llevaran a vivir experiencias únicas, desafiantes e inolvidables a los de espíritu aventurero. Y después está la grandiosidad de su urbe, que combina modernos edificios con los mejores sitios para ir de compra, paseos y disfrutar de la gastronomía local e internacional en sus restaurantes, bares y cafés.

Pero Montreal no se queda atrás con su influencia francesa que se puede palpar al caminar por sus calles, sus atracciones y la moderna arquitectura combinada con lo clásico de la cultura europea que deja sin aliento e invita a descubrir cada uno de sus rincones.

Quebec ofrece un inusual contraste de ciudad con una fuerte influencia de la cultura francesa, anclado en medio del verdor de sus frondosos árboles que desafían la grandiosidad de las estructuras de una arquitectura única que poco a poco le da entrada a la modernidad. Canadá es el país que desafía a las emociones.