Centro Café en una agradable tarde en la Napoles

Cafetería en la Ciudad de México

Amo el café, lo he dicho muchas veces y ustedes lo saben; así que cuando una amiga me propuso encontrarnos en Centro Café y me dio las referencias del lugar, no dudé en aceptar, aprovechar para conocerlo y pasar una tarde muy agradable de charla.

De inicio, fue fácil llegar a Centro Café, que está en la esquina de Calle Galveston y Dakota, en la Nápoles. Algunas mesitas afuera y se veía bastante relax para la caóticamente adorable Ciudad de México

Casi todas las mesas estaban ocupadas, lo que me mostró rápido que es un sitio que goza de buena reputación. Busqué un espacio, me senté, observé, luego me levanté y vi cómo preparaban el café y me gustó el respeto con el que se toman esa labor. En Café Centro saben que el "café" no es sólo "café", se atreven a reconocer que hay un cada cual para una bebida, que su preparación debe ser distinta de acuerdo a las características del grano y que los hay también para cada gusto. 

Unos minutos de plática bastaron para descubrir que esa cafetería de no grandes dimensiones, es grande en el trato y concepto en cuanto al café se refiere. Ahí se va a disfrutar, a aprender y a reconocer al buen café mexicano. Expresso, macciato, capuccino, latte. moca y aplaudo el hecho de que en su menú tengan long black y no americano.

Pero no crean que su calidad se queda tan sólo en la variedad y destreza en cuando al servicio de café, para nada! Su comida y panadería también es digna de resaltarse.

Yo opté por comer algo ligero esa tarde, así que pedí el montado de trucha, que lleva láminas de trucha salmonada, alcaparras y aderezado con buen aceite de oliva, sobre un pan gallego recién horneado obviamente. Delicioso! Fue dificil decirime 

Luego de ese rico bocadillo, probé dos cafés: macciato y expresso. Ambos servidos a la temperatura ideal y como debe ser: en las tazas adecuadas, con su acompañamiento de agua, variedad de azúcar (aunque yo lo tomo sin azúcar). Les pongo palomita. Y el pan, ¡qué pan! Muy, muy bueno el cuernito y la danesa de manzana.

Así pues, pasé una tarde de agradable plática con mi amiga, de rica comida, excelente café y con un gran gusto de haber salido de los de siempre (Condesa, Roma y Polanco) en mi más reciente visita a la Ciudad de México.

Centro Café
Galveston 21, esquina Dakota.
Colonia Nápoles, Ciudad de México.
@centrocafemx