2015: lo bueno, lo malo y lo regular

Yucatán

Cada fin de año hago un listado de lo que a mi criterio es lo mejor de mis viajes, pero en esta ocasión no será así porque preferí platicarles también de lo que no me gustó tanto para que vean que, como a todos los viajeros, a veces vivo situaciones que no me dejan tan complacida, aunque debo aceptar que en su mayoría en este 2015 fueron viajes fabulosos.

Este 2015 comenzó con un breve viaje personal a Playa del Carmen en el mes de enero, ocasión que aproveché para ver Joyá, que me encantó. Luego, en febrero fuimos por primera vez en un Crucero Disney, en el Disney Dream… toda una grata experiencia!! Y regresé a Playa del Carmen para disfrutar del excelente servicio de Fairmont Mayakoba. Hasta ahí, todo de maravilla.

En marzo decidí ir a Costa Rica y sinceramente el destino no me enamoró del todo. Considero que es un país hermoso y con mucha aventura, pero me pareció extremadamente caro, además mucho de lo que ofrece lo tenemos en el sur de México. Ese viaje lo podría dejar entre lo que me quedó a deber y quizá si regreso en el futuro le encuentre mejor sabor. 

En ese mismo mes visitamos la Ciudad de México, que es adorable en Semana Santa porque no hay tanta gente. Y luego emprendimos un grandioso viaje por Yucatán… ah, cómo me encanta ese estado!! Recorrimos la Ruta Puuc, visitamos Chichen Itzá y disfrutamos de Mérida y uno de sus mejores hoteles, Hacienda Xcanatún

En abril brinqué el charco y fui mucho más allá, hasta Jordania. Sin duda es un país único y espectacular, pero lastimosamente no viajé en la mejor compañía y eso fue la piedrita en el zapato que me impidió gozarlo a plenitud. Aún así, llegué a mi meta: Petra! Y esa imagen frente a mí se queda como uno de los momentos que han marcado mi vida. 

JordaniaEn mayo vivimos un lindísimo y tierno viaje a Disneyland, para el inicio de los festejos por su 60 Aniversario, su Celebración de Diamante. Nos divertimos tanto y queda grabado como uno de los más mágicos de este año. 

En junio llegó el más grande hallazgo de mis viajes en 2015: Quito, Ecuador. Fue un viaje que esperaba con gusto y del que regresé verdaderamente encantada. Quito me enamoró del todo, su comida, sus rincones, su gente… todo!! Luego fui a Guadalajara a darles el abrazo a mis amigos de la Asociación de Hacienda y Casonas de Jalisco por llegar a sus 15 años.

En julio fuimos en familia a Orlando, Florida y claro que teníamos que visitar The Wizzarding World of Harry Potter, Diagon Alley, que me dejó con la boca abierta. Es extraodinario!! Y obvio que también fuimos a Walt Disney World Resort, que es de nuestros favoritos.

En agosto sólo hice una visita rápida a Puerto Vallarta y en septiembre una escapada a Lagos de Moreno, ambos en Jalisco.

En octubre fui en un fabuloso viaje a San Antonio, Texas, que me permitió descubrir un destino que ofrece mucho más que shopping; además me divertí tanto que es uno de mis preferidos del año.

Noviembre llegó con varios viajes cortos: Playa del Carmen para vivir el Día de Muertos en Xcaret, en su entrañable Festival Vida y Muerte; Puebla, para celebrar al amor en la boda de una buena amiga; y Playa del Carmen nuevamente para festejar el primer aniversario de Joyá.

Y diciembre fue para ir a la Ciudad de México a saludar a muchos buenos amigos y después fuimos a Los Cabos a ver ballenas y rednirnos ante el sol, la playa y deliciosa comida.

En resumen así fue este 2015, en el que tomé 53 vuelos, visité 5 países, incluyendo México; recorrí miles de kilómetros, muchas ciudades, probé gozosos platillos (quiero humus y pan árabe), dormí en extraordinarios hoteles, viví grandes experiencias, cumplí metas, reí mucho y disfruté de un año que me ofreció tantas oportunidades.

Gracias 2015! Bienvenido seas 2016!