miércoles, 13 de mayo de 2015

Lo sabores de Fairmont Mayakoba

Tarta de frutos rojos
Tarta para el postre

¿Cómo son los sabores de Fairmont Mayakoba? Deliciosos, auténticos, comprometidos, naturales y llenos de carácter. Todos los platillos que se sirven en este divino resort de la Riviera Maya tienen su propia personalidad, desde el más simple hasta el más elaborado. 

Cuando me preguntan qué tipo de comida prefiero, quizá la gente espera que responda que la mexicana, italiana, asiática o qué se yo; pero realmente mi comida favorita es la que está llena de naturalidad, desde los ingredientes hasta su estilo, y eso lo encontré en Fairmont Mayakoba.

escado Tikin-Xic
Pescado Tikin-Xic, platillo típico de la región.

Ahí reciben al visitante con una fresca bebida a base de jamaica y eso es sólo un pequeño sorbo que indica que el paladar estará muy consentido por los siguientes días. Los desayunos en el Restaurante La Laguna están llenos de delicias mexicanas, fresca fruta, chocolate calientito, café y jugos naturales. El pan es punto y aparte, porque además de croissant y muffins, hay conchas, donas y corbatas, haciendo honor a la rica panadería mexicana.

Para el antojo de media mañana, qué tal un envuelto de camarón, con camarón tempura, arroz salvaje, plátano macho, pico de gallo y mayonesa de chipotle; con un rico coctel de pepino y un toque de chile habanero; o bien, un ceviche de camarón en salsa verde, quesadillas de langosta o envuelto de pescado. En el Restaurante Las Brisas está todo lo ideal para comer tico en una calurosa tarde en la Riviera Maya (Quintana Roo, México).

Ceviche de camarán en salsa verde
Ceviche para el almuerzo
Un momento perfecto en sentarse a esperar el atardecer en el Lobby Lounge, mientras se bebe una copa de espumoso o un mojito sparkling, que lo preparan con fresas frescas y champagne Moët. Desde ahí se tiene la mejor vista de todo el resort y se pueden apreciar los canales y las casitas, todo colmado de la verde vegetación del lugar. Y si el apetito llega, las ensaladas, bocadillos y sushi son fantásticos.

Las cenas son encantadores, ya sea en La Laguna, Brisas o El Puerto, que es su el restaurante de especialidad reconocido con 4 diamantes de la AAA.

Los platillos más recordados de las cenas durante mi estancia son los churros de yuca y la sopa de elote con epazote y chile poblano, del restaurante Brisas; el pescado Tikin-Xic y el plátano frito, en La Laguna; la ensalada refrescante con queso de cabra y sandía, y el postre del que no recuerdo el nombre pero tenía pequeños merengues, fresas y chocolate, en el Restaurante El Puerto.

Para completar mi paseo gastronómico en Fairmont Mayakoba tuve una degustación de tequila y una de mezcal, en diferentes días por supuesto. El mezcal está de moda y bien vale la pena probarlo de la mano de un conocedor. Ambas degustaciones son básicas, muy recomendadas para aquellos que no son expertos y desean entrar poco a poquito en el conocimiento de estas dos bebidas.

Por último, les cuento que me atreví a probar la degustación de insectos. MUY recomendable!! No hay que temerle porque los preparan riquísimos y van acompañados de salsitas mexicanas y tortillas calientidas. Con un tequila van mucho mejor, créanme!

Dicha degustación estaba compuesta por chapulines, los que ya he comido varias veces acompañando un mezcalito y me gustan bastante; jumiles, que había probado vivos y entonces no me encantaron, pero tostaditos si me alcanzaron a gustar; y hormiga chicatana, que no fue de mi total agrado. La experiencia resultó bastante grata y claro que la repetiría.

Así comprendí que Fairmont Mayakoba tiene los platillos perfectos para cada preferencia y definitivamente le atinaron a los que prefiero yo.

Degustación de insectos
 Chapulines, jumiles y hormiga chicatana