sábado, 20 de septiembre de 2014

Lo que más me gustó de Montreal y Quebec

Quebec, Montreal, Canadá
Centro de Quebec.

Por: Julia López, 14 años.

En estas vacaciones de verano hicimos un viaje familiar donde fui por primera vez a CanadáEn esta ocasión –porque espero ir más veces- fuimos a Montreal y a Quebec. En este viaje hicimos muchas cosas divertidas pero como en TODO unas le ganan a otras. Me gustó que en todos los museos hay pantallas y actividades para que los niños aprendan jugando.

En Montreal, a donde llegamos primero, mis cosas favoritas fueron:

viernes, 19 de septiembre de 2014

Canadá, ice wine y sidra de hielo

Quebec, ice wine, Canadá, vino de hielo, vino de hielo

La primera vez que visité Canadá muchos me hablaron del ice wine, decían que debía probarlo y yo, un poco incrédula y pensando que exageraban me decidí a dar un pequeño sorbo tan solo para que no me contaran; desde ese momento, lo amé!! Es lo máximo!!!

Ahora, cada vez que estoy en ese país lo pruebo con singular alegría y por supuesto que traigo a casa, ya sea vino de hielo o sidra de hielo, que es típica de la Provincia de Quebec.

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Quebec, paseando por Petit Champlain

Quebec, Canada,  Quartier Petit Champlain
Pintoresco barrio en Quebec.

Caminas por el centro de Quebec, pasas la Plaza de Armas, admiras el Château Frontenac… sigues adelante, llegas a una corta escalera, bajas un poco y sigues por una curva hasta llegar a la famosa Escalier Casse-Cou, que debes bajar a pie por lo menos una vez durante tu visita a esta ciudad porque es un atractivo de la ciudad.

Una vez abajo, te encontrarás frente a la entrada del Funicular, estás en el centro mismo del Barrio Petit Champlain. Toda esta área te encantara porque está conformada por algunas callesillas que tienen su historia antigua y moderna, además que están llenas de lindas boutiques, cafés, restaurantes, bares y hasta un pequeño teatro.

Escalier Casse-Cou
Escalera rompe cuellos.
Se dice que Petit Champlain es el distrito comercial más antiguo de Norte América, porque allá por 1680 muchos artesanos locales construyeron allí sus casas y hacían la venta de sus productos ahí mismo; por ello toda esa zona está llena de pequeñas y viejas vivienda, con simpáticas ventanas que hoy muestran los productos de las tiendas, pintorescas puertas y un ambiente acogedor y divertido.

En un extremo de este barrio, en la Rue du Petit-Champlain hay un mural que muestra precisamente la tradición artesanal y comercial del lugar, así como algo de su historia, como los bombardeos, un incendio y su renacimiento.

Mientras que del otro lado, están las famosas escaleras que han aparecido en infinidad de películas, anuncios publicitarios y revistas, las llamadas “Escalier Casse-Cou” (Escaleras rompe cuellos). Datan de 1635 y su nombre original es “Escalier du Quêteux”, conocidas también como “escalier de la Basse-Ville” (Escaleras de la ciudad baja). Pero volviendo a su mote de “rompe cuellos”, les cuento que éste se debe a que en invierno, tras la nieve, se vuelven tremendamente resbaladizas y ya se han de imaginar la gran cantidad de caídas de las que han sido testigos estás escaleras.


Pero Quartier Petit Champlain tiene también su historia más reciente, pues se ceunta que hace algunos años hubo unos empresarios que pasaron por la zona y le vieron gran potencial; sin embargo, los artesanos que se encontraban ya instalados en el lugar se organizaron, conformaron la Coopérative des artisans et commerçants du quartier Petit Champlain y compraron todos los establecimientos, es por ello que ahora encuentras ahí algo así como 50 negocios que son propiedad de lugareños.

Desde Petit Champlain puedes tomar el Funicular que te llevará hasta la Terrasse Dufferin que está justo frente al Château Frontenac, desde ahí podrás ver completo el barrio.

Aprovecha para hacer tus compras ahí, porque encontrarás prendas de diseñadores locales, souvenirs, artículos muy interesantes de decoración y mucho más.

Tip: Busca la tienda que se llama Madame Gigi, verás que delicia de panecillos y macarons. 

Quartier Petit Champlain
La distribución en Quartier Petit Champlain.

martes, 16 de septiembre de 2014

Desde lo alto del Parc Mont-Royal

Parc Mont-Royal
Mirador en Parc Mont-Royal.
Hoy, en el centro de la ciudad, al lado contrario de Vieux Port, está el Mont-Royal, que si bien no es tan alto, es el lugar desde donde tendrás las mejores vistas de Montreal, además de que disfrutarás de un gran paseo.

Verde en verano, blanco en invierno, a Mont-Royal se puede llegar caminando y toma unos 40 minutos ir hasta su parte más alta desde el primer escalón que encontraráss a un lado de la Universidad McGill.

Mont-Royal fue la orilla de la ciudad por algún tiempo, es una montaña que consta de tres picos: Colline de la Croix (Monte Royal), con 223 metros de altura, Colline d'Outremont (Monte Murray), con 211 metros de altura, y la Colline de Westmount, con 201 metros de alto. Cuenta la historia que Jacques Cartier la llamó así en 1535, y es precisamente de ahí que la ciudad también tomo su nombre, Montreal.


Los lugareños la llaman "La Montagne" (La montaña), y aunque sepas que no tiene más de 225 metros de altura no se te ocurra llamarla monte, colina o cerro, pues es "La Montagne". No creas que lo podrás recorrer todo, eso es imposible porque tiene una extensión mayor a 200 hectáreas.

Hoy, Mont-Royal, que fue inaugurado en 1876, es un parque a donde los habitantes de la ciudad y los visitantes van a caminar, hacer ejercicio o de picnic. Este lugar fue diseñado por el paisajista Frederick Law Olmsted, quien también hizo el diseño del Central Park de Nueva York.

Este parque de Montreal (Provincia de Quebec, Canadá) está lleno de altos arboles tiene varios caminos y escaleras por donde podrás pasear tranquilamente a cualquier hora del día hasta llevar a uno de sus miradores, luego sigue caminando un poco más arriba y llegaráss a otro. Desde el mirador que está justo frente al Chalet du Mont-Royal tendráss una hermosa vista de la ciudad y sus edificios, verás hasta el Viejo Puerto. Y desde el otro mirador, podrás ver hasta el Parc Olympique a lo lejos. 

Es muy fácil ir a Parc Mont-Royal, pero algo cansado, porque primero hay que caminar por Peel Street cuesta arriba y después subir muchos escalones. La recompensa será un camino lleno de verdor y un espacio lindo y amplio con hermosas vistas de la ciudad al llegar al mirador.

Si bien no es un camino fácil de recorrer, tampoco hay que ser tan dramáticos. Te recomiendo que lleves bebidas y bocadillos para que hagas tu picnic una vez que llegues a lo alto. 

Nosotros fuimos y la pasamos muy bien, porque vimos ardillas, pájaros, insectos… dedicamos toda la tarde y volvimos cuando creímos que eran las 7 pm, pero nada!! El tiempo había pasado sin sentirlo y ya era después de las 9 de la noche. Es que el verano en Montreal es engañoso, pues el sol brilla hasta muy tarde.

Tip: Llega allá caminando y espera a que caiga la tarde, lo que en verano ocurre luego de las 9 de la noche, seguramente disfrutarás las vistas.

Parc Mont-Royal
En lo alto de Parc Mont-Royal.


viernes, 12 de septiembre de 2014

Carlo's Bakery, más fama que sabor

Carlo´s Bakery
Carlo´s Bakery está en The Venetian.

No cabe duda que la televisión nos vende un montón de productos que no son lo que nos cuentan y un claro ejemplo de eso es Carlo's Bakery, la que he visitado unas cuatro veces en Las Vegas para poder reconfirmar mi opinión y llego a la conclusión de que es más fama que sabor.

Así como muchos, yo también veo Cake Boss porque a mi hija le encanta el programa y es realmente fascinante ver las creaciones que logran Buddy y su equipo en cada pastel. Eso, no lo cuestiona nadie, pues hasta en los pastelillos más simples se nota la creatividad y delicadeza con que son decorados.

jueves, 11 de septiembre de 2014

Canadá, más que miel de maple

miel maple
Miel de maple, mermeladas y galletas.

Es típico que cuando visitas Canadá tus familiares y amigos te pidan miel de maple porque es lo más popular de aquél país, pero sabías que hay mucho más que eso para consentir al paladar propio, de familiares y amigos?

Si, es obligado traer miel de maple de Canadá, de eso no te salvas, pero tampoco creas que eso es todo lo que encontrarás, para nada! De maple hay además galletas, mantequilla, dulces, té, aderezos deliciosos, almendras y nueces cubiertas de maple, panecillos y hasta cosméticos.

Pero además de todo eso, hay mantequilla de manzana, ice wine, sidra de hielo y otros licores, como el de cassis que se fabrica Île d'Orléans, en la Provincia de Quebec. Ahí también encontrarás deliciosos productos locales.

Conservas, mermeladas, jaleas de manzana, fresas, frutos del bosque, chocolates y té de ice wine… en fin, todas son delicias para comer ahí o para llevar a casa. Por otra parte, están los productos cosméticos, como jabones y cremas hechas con lavanda u otras flores que se cultivan en la región que visites.

Canadá es un país lleno de productos deliciosos y sobre todo, la mayoría de ellos son orgánicos. Podrás llevar a tu país todo lo que quieras, siempre que los mantengas cerrados y con sus sellos que muestran que están nuevos. 


Un excelente lugar para comprar todo esto y más, son los mercados locales. Tienen muy buenos precios y puedes probarlos antes de comprar. El reto será mantenerlos cerrados para regalar, porque creeme que es mucha la tentación. 

Por otra parte, si hablamos de regalos que no sean comestibles, entonces te recomiendo los artículos de madera y la joyería inuit. Hacen piezas divinas y están a diferentes precios. Hay desde un sencillo imán y llaveros de madera muy lindos, hasta impresionantes piezas como collares y aretes. 

Tips: 
* Un buen frasco de mermelada es un gran regalo para una pareja o familia, así gastas menos y ellos comparten.
* En la tienda llamada Maple Delights hay aderezos deliciosos para ensaladas. Aprovecha para probar sus helados, te van a fascinar. Aunque ahí también venden miel de maple, yo prefiero comprarla en los mercados porque la encuentro en envases plásticos y así no le pongo tanto peso a mi maleta. 
* Las galletas de maple las puedes comprar en el supermercado, tienen mejor costo que en las tiendas para turistas y son las mismas.
* Las paletitas de maple en forma de hojita son un lindo regalo para los niños.
* Las tiendas de los museos tienen cosas preciosas de joyería inuit y a buenos precios.

miel maple, Canada, ice wine,
Tés, dulces y galletas de maple.

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Gozando los platillos de Limosneros

Restaurante Limosneros
Restaurante Limosneros.

En la Calle Allende de la bella Ciudad de México, en pleno corazón del Centro Histórico y muy cerca del reconocido Café de Tacuba, está el Restaurante Limosneros, hasta donde llegamos mi hija y yo una tarde de verano para vivir una experiencia culinaria muy agradable.

Una entrada llena de elementos y delicias de este país: artesanías, vinos mexicanos, conservas, miel, mezcal… Luego la entrada y llegada a un largo salón que me impresiona por su alto muro de piedras, todas diferentes e irregulares pero en armonía. 

Este restaurante toma su nombre precisamente de ahí, de los llamados “Muros Limosneros”, porque allá por el siglo XVI para las construcciones religiosas se recaudaban materiales como oro o cacao, pero también adoquín, cantera, ladrillos y piedra volcánica. Con todo esto se levantaban fuertes paredes, como las que podemos ver precisamente en este restaurante.

Así, en este lugar que guarda su pedacito de historia, hoy se sirven platillos llenos ingredientes totalmente de nuestro país, pero también apuestan innovar sin perderle el respeto a la gran tradición culinaria de México.

Esa tarde mi hija prefirió sopa y taquitos de barbacoa, todo le encantó; mientras que yo tuve la oportunidad de probar su más reciente menú degustación: cocopache y flor de calabaza rellena de requesón; jugo de barril, jugo de carne y camarón con crema de ostión; chopa y ensalada de hongos; mixiote; y de postre, mieles de abeja mantequilla, azahar, mangle y pulgón, con quesos de vino tinto, ceniza, curado y tomme; claro que también degusté uno de sus mezcales, porque deben saber que este lugar se caracteriza precisamente también por la variedad y calidad de los mezcales que sirven. 

Vale la pena mencionar que el vino y la cerveza mexicanos también tienen un lugar especial en Limosneros, pues cuentan con una interesante variedad de productos mayormente artesanales y de pequeñas producciones de gran calidad.

Definitivamente, un lugar agradable, deliciosa comida y una oportunidad para disfrutar de la cocina mexicana y el Centro Histórico de la gran Ciudad de México.

Restaurante Limosneros
Ignacio Allende 3
Centro Histórico
Ciudad de México
www.limosneros.com.mx

Restaurante Limosneros
Miel y quesos.

martes, 9 de septiembre de 2014

Souvenirs para chuparse los dedos

Jalea de cassis
Jalea y mermeladas de cassis.

Hace tiempo que dejé de comprar plumas, llaveritos, playeras y gorras como souvenirs por varias razones que hoy les contaré. Ahora prefiero traer regalitos sabrosos del lugar que visito porque me parece que esos a todo mundo gustan.

Por un tiempo fue muy común traer de los viajes cada souvenir!! Y siendo realistas, cuántas veces trajimos o nos trajeron algo que se quedó en un cajón? Seguramente muchas! Creo que son realmente pocos son los que le daban uso a regalos como playeras, gorras (que además no son nada baratas), tazas, plumas, llaveros y demás artículos promocionales del destino o atractivos que visitamos. Hay algunos que valen la pena por innovadores y por su calidad, pero la gran mayoría son baratijas.

lunes, 8 de septiembre de 2014

Quebec en familia, atractivos y museos

Acuario de Quebec
Con niños al Acuario de Quebec.

Quebec es una ciudad tremendamente turística para las familias, con su infinidad de propuestas para la diversión y el aprendizaje por todos lados, en atractivos, plazas, museos, tiendas...

Hoy les contare sobre algunos de los tantos sitios que se pueden visitar en familia en esta hermosa ciudad de la Provincia de Quebec (Canadá) y comenzare por mencionar dos importantes espacios donde tus pequeños podrán deleitar el paladar: Beaver Tails (Colas de Castor) y Maple Delights. En el primero se sirve la llamada Cola de Castor, que es como un buñuelo largo al que le ponen una cubierta de diversos sabores: chocolate y plátano, Nutella, frutos, maple y muchos más; mientras que los helados y las galletas en Maple Delights son simplemente magníficos, en muchos sabores y colores, pero es obligado probar los de maple. Creeme que todos los miembros de tu familia amarán comer estas delicias una y otra vez.


Atractivos para visitar:

Acuario de Quebec. A unos 30 minutos del centro de Quebec está este lugar donde los pequeños podrán ver peces, arácnidos y alguno que otro reptil. Aunque no es muy grande, sí es bonito y lo más sobresaliente son los manatíes, los osos polares y el túnel del final donde puedes ver los peces pasar por encima de ti. La sala de las aguas malas también es linda, así como los espacios abiertos. Hay un lugar donde los pequeñitos pueden jugar y mojarse, si el clima lo permita, claro.
Más información: www.sepaq.com/ct/paq

Maison de la Découverte. Está en Pleins d'Abraham y trata sobre eventos históricos de la Provincia de Quebec en general. Tiene un recorrido interactivo con películas interesantes, animateronics, luz y sonido interesante; sin embargo, para ese tema me sigo quedando con el Musée du Fort, que sin tanta tecnología atrapa totalmente al visitante. El tour que se hace en el shuttle es de lo mejor, porque el guía hace bromas extraordinarias y es siempre simpático y muy ameno. (Narración en ingles y francés solamente).
Más información: www.ccbn-nbc.gc.ca/fr/nous-joindre/pour-nous-joindre

Bus Rouge
Recorriendo Quebec en el Bus Rouge.

Musée du Fort. La visita dura apenas 30 minutos y se presenta en ingles y francés. Entras a una sala sencilla, pocas butacas, una pantalla al fondo y una maqueta de la ciudad al frente. Una vez que comienza no crees que será tan entretenido, pero que cosa tan simpática!! Días después mi hija seguía platicando de lo mucho que le gustó, porque están las casitas, los barquitos y gracias a la magia de la proyección pareciera que se mueven, además de que los cañoncitos lanzan sus bombas, las bengalas se levantan en el cielo... Ay, qué bonito está!! Muy recomendable, definitivamente!!
Más información: www.museedufort.com

Bus Rouge. Además de ser el típico autobús que da el recorrido por la ciudad con su explicación correspondiente, también lo puedes usar como medio transporte, bajar y subir cuantas veces lo desees en el día. Hay la opción de adquirir el boleto (brazalete) por varios días y/o varias rutas, porque con el autobús verde puedes ir al Acuario de Quebec y a Laurier Québec; mientras que en el autobús azul puedes ir a Parc de la Chute-Montmorency, toma en cuenta que su servicio termina temprano y mientras el autobús rojo pasa con regularidad por las diversas paradas de la ciudad; el verde y el azul tiene horario muy definido y pocas paradas en su ruta. A nosotros nos quedó excelente el servicio del Bus Rouge porque hicimos el paseo completo, además que usamos la línea verde ir al Acuario de Quebec. La parada núemro 6 nos quedaba justo frente al Hotel Hilton, que fue nuestro hospedaje en este viaje. 
Más información: www.toursvieuxquebec.com

Más sitios para visitar en familia, en mi post: Tres museos que amarás en Quebec y La Citadelle de Quebec.


viernes, 5 de septiembre de 2014

Tres museos que amarás en Quebec

Musée de la Place Royal
En el centro de Quebec, Musée de la Place Royal.

Una vez más, Quebec me conquistó y en mi más reciente visita en pleno verano (2014) descubrí que es una pequeña ciudad con infinidad de museos interesantes para visitar, desde los más pequeños hasta el Museo de la Civilización que es grande y fantástico.

Comenzaré por contarles sobre mi museo favorito en Quebec, el Musée de la Civilisation que está en Vieux Port y a donde se va a aprender y dejarse sorprender por su excelente calidad, museografía y estructura.

El lugar fue diseñado por el arquitecto canadiense Moshe Safdie y realmente amo esta nueva tendencia que he encontrado en varios museos del mundo, donde el edificio es más bien sencillo, levantado con tabicones grises, simples y hasta burdos, pero con su toque de delicadeza. Gracias a ese tipo de estructuras, podemos sorprendernos con mejor con el contenido de las exposiciones y galerías.

Para comenzar, visitamos una exposición sobre la imagen y la caricatura, totalmente interactiva y llamativa; ahí mi hija creó su propio video en unos 20 minutos. Esta actividad y algunas otras, hicieron que el Museo de la Civilización también fuera el favorito de ella.



Luego pasamos a la exposición temporal llamada Les Maîtres de L’Olympe, donde no permitían tomar fotografías pero hasta lo agradecí porque así fuera, porque vi todo con calma y quedé boquiabierta con el montado de las piezas. Esta muestra permanecerá en el museo hasta marzo de 2015. 

Luego, nos dimos tiempo para explorar los espacios infantiles, que están en el sótano del museo, ahí encontramos una sala dedicada el planeta donde explican detalladamente como tienen lugar los terremotos, ciclones y demás, Asimismo, hay salones para talleres infantiles. La tienda de este museo es punto y aparte, porque seguro la amarás.


Otro día visitamos el Museo de la Place Royale, dedicado a la historia de la ciudad y la región. Aunque es pequeño, este museo tiene muchos detalles interesantes, como la película en 3D que involucra a una pintora y la trama nos deja ver destellos con datos de personajes importantes históricamente hablando, pero de una forma muy moderna. El final de la película es muy bueno e inesperado.

En el sótano del Musée de la Place Royale encontrarás una sala que me fascino, porque ahí hay escenarios y vestuario que las familias pueden usar para jugar y hacer sus propias representaciones. 

Finalmente, el Musée Narional des Beaux Arts (Museo Nacional de las Bellas Artes) que está un poco alejando de Vieux Quebec, en el corazón de Plains of Abraham, que si te gusta caminar podrás llegar hasta allá en unos 15 minutos de buen y agradable paseo. 

El edificio en sí es una exposición, porque tiene su historia, ya que solía ser una prisión y ha sido perfectamente adaptado para su actual uso como museo. 

Al momento de nuestra visita se estaban haciendo remodelaciones al edificio, porque según me contaron le están agregando una sala. Al momento tiene más de 35 mil piezas que datan del siglo XVII a la actualidad. 

Es un museo acorde con nuestros tiempos y parece que con las mejoras quedará espectacular.

jueves, 4 de septiembre de 2014

A Las Vegas con niños

Shark Reef Aquarium
Shark Reef Aquarium en Mandalay.

La ciudad del pecado y el destrampe, el lugar donde no se duerme y se juega en los casinos, se bebe, se fuma y… en fin, cada quién le da el sentido que desea a sus viajes independientemente del destino; sin embargo, Las Vegas es un lugar identificado por todo esto y más, pero también es posible ir con niños y verás que hay mucha diversión para ellos.

Sí, en Las Vegas hay muchos restaurantes de alta cocina, formales y para adultos, bares, casinos, centros nocturnos, antros… y qué hacer con los niños al visitar este destino? Pues como he tenido la fortuna de ir a Las Vegas en varias ocasiones, en esta oportunidad que lo visité con la Experiencia Club Premier, decidí darle otro sentido, fui con mi hija y visitamos sólo lugares aptos para niños y adolescentes. Vaya cantidad de sitios divertidos y actividades encontramos... y los que nos faltaron!!

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Visitando la Citadelle de Quebec

Citadelle de Quebec
Entrada a Citadelle de Quebec.

Grande, bonita, interesante, amena, con cambio de guardia y museo, así es la Citadelle de Quebec, que se encuentra dentro del Viejo Quebec y hasta donde se puede ir caminando para pasar toda una mañana disfrutando de su historia y las vistas que ofrece. 

Cuenta la historia que su construcción fue comenzada por los franceses allá por 1750 y la concusión de la obra estuvo a cargo de los británicos hasta 1831. La levantaron con el propósito de defenderse de un ataque de Estados Unidos que jamás ocurrió, pero lo cierto es que crearon uno de los grandes atractivos turísticos de esta ciudad.


La Citadelle en Quebec (Provincia de Quebec, Canadá) tiene una muy particular forma, pues pareciera una estrella, y es además la sede del Royal 22e Régiment, también conocido como “Van Doos”, por lo que durante la visita podrás ver a sus elementos realizar sus tareas diarias, entre ellas, el Cambio de Guardia que tiene lugar todos los días en punto de las 10 am.

La entrada a la Citadelle tiene un costo y con ello puedes también visitar el museo que abrió hace poco, donde se muestra la historia, logos y participaciones del Royal 22 Régiment.

Te recomiendo que llegues temprano, así podrás visitar el museo, que no es muy grande pero incluye muchos elementos para interactuar. Tiene muy agradable museografía y vale la pena recorrerlo con calmita. Luego podrás ver el Cambio de Guardia que dura como una hora. Luego de esto comienzan a salir los grupos guiados, que son en inglés y francés solamente.

No es posible recorrer el lugar por tu parte, todos deben ir con un grupo. Vale la pena ir con el guía porque te dan mucha información interesante. 

Al llegar, pon atención a la entrada que es la llamada Puerta Dalhouisie, una de las partes originales de esta Citadelle. Adentro podrás visitar también el edificio más antiguo del lugar que fue construido en 1693 bajo la supervisión del Conde Frontenac. Hoy en su interior se encuentra una exposición con diversos objetos como armas, muebles y pinturas.

El guía te mencionará qué partes son antiguas y cuales otras son más nuevas por diversas causas, así mismo te mostrará donde está la Residencia del Gobernador y desde dónde podrás tomar fotos de lo que llaman todos “la mejor vista de Quebec”, con el Río San Lorenzo y el Castillo Frontenac a lo lejos y viéndolos desde lo alto.

Tip: Aunque la entrada a la Citadelle tiene un costo, puedes visitar la Residencia del Gobernador en ciertas temporadas del año, siempre de forma grauita. Checa mi post: 10 atractivos gratuitos en Quebec

Yuban, el sabor de Oaxaca en el DF

Restaurante Yuban
Pastel de chocolate de metate.

Tengo tiempo sin visitar el bello estado de Oaxaca, pero gracias al Restaurante Yuban tuve su sabor y ambiente por una tarde en la Ciudad de México.

Yuban lleva hasta el Distrito Federal los platillos de las comunidades zapotecas de la Sierra Norte de Oaxaca, con un sabor auténtico y el total propósito de mostrar la cocina de esta región respetando sus recetas e ingredientes. Así podemos probar en Yuban diversas variedades de moles, tamales, tlayudas, chile de agua, tasajo, chocolate… en fin, todo aquello que adoramos de la comida oaxaqueña.

martes, 2 de septiembre de 2014

En verano, redescubrí Montreal y Quebec

Canadá, Quebec,
En pleno verano.

Visité Montreal y Quebec en pleno invierno a principios de 2013 y desde entonces quedé encantada con la primera y enamorada de la segunda. Tanto fue mi gusto por conocerlas a ambas que me prometí regresar con mi familia, lo que cumplimos finalmente el pasado verano. Cuál sería mi sorpresa al encontrarme con otras ciudades totalmente diferentes a las que conocí. Montreal y Quebec son un destino en invierto y otro en verano, no hay mejor ni peor, son sencillamente diferentes.

Invierno es el momento de disfrutar el fuerte invierno, de la “comford food” (término que aprendí allá), de beber chocolate caliente, andar bien abrigado, esquiar o jugar en la nieve, admirar los blancos paisajes y simplemente disfrutar de esos momentos que parecen tan detenidos por el tiempo; donde todo transcurre lento y con paciencia. Así son Montreal y Quebec (Provincia de Quebec, Canadá) de octubre a febrero más o menos.


En esa época del año los habitantes de ambas ciudades no se quedan en casa, pero tampoco andan demasiado en las calles. En Montreal se mueven muchos por el RES (subterráneo), mientras que en Quebec buscan el calorcito que la diversión de su carnaval les brinda. 

Son tiempos para reunirse bajo techo, beber un buen vino y degustar rica comida. Las noches son largas y aunque el sol brilla por el día, no calienta realmente. En Quebec se vuelven resbaladizas las calles, las embarcaciones no navegan por todo el San Lorenzo y el encanto de la región se centra en la nieve y sus actividades.

En el verano, Montreal y Quebec se pintan de colores, de ruido, música, actividades callejeras y días muy largos, porque oscurece después de las 9 de la noche. Entonces, la gente no quiere estar bajo techo y eso hace que encuentres diversión y espectáculos de los festivales incluso después de las 11 de la noche, como fue la ocasión en que nos quedamos en una plaza de Montreal a ver un evento de Montréal Complètement Cirque que dio inicio a las 10:30 pm. Y luego de ello, caminamos hasta el Hotel Hilton porque son ciudades tan seguras que familias con niños, parejas y grupos de amigos van al igual que uno, a pie.


Por otra parte, durante el Festival de Verano de Quebec los conciertos terminan cerca de la media noche y es cuando todos regresan a sus hogares y hoteles, en plena tranquilidad y ambiente de cordialidad. Incluso uno que otro, aún a esa hora se para en algún foodtruck para saciar el hambre o el antojo.

Creeme que hay que visitar Montreal y Quebec en invierno y verano para conocer sus dos caras, ninguna es mejor que la otra. Con cuál me quedo? Difícil decidir! Mejor regresar una y otra vez, en cualquier época del año porque siempre tienen algo maravilloso que ofrecer al visitante.

Canadá, Quebec,
En el invierno.


lunes, 1 de septiembre de 2014

Michael Jackson ONE, único!!

Michael Jackson ONE
Michael Jackson ONE Foto: Cirque du Solei

¿Te gusta el Cirque du Soleil y/o la música de Michael Jackson? Aunque no fuera así, debes ver Michael Jackson ONE, que se presenta en Mandalay Bay de Las Vegas casi todas las noches de la semana. UNICO y seguro saldrás encantado, cantando y bailando.

El espectáculo gira en torno a unos jóvenes como muchos que van por ahí. Ellos, comparten el tiempo y el espacio en situaciones comunes y se van acercando a la historia de Michael a través de los símbolos que lo acompañaron en su carrera: el sombrero, el guante, sus zapatos y sus lentes.