Tres museos que amarás en Quebec

Musée de la Place Royal
En el centro de Quebec, Musée de la Place Royal.

Una vez más, Quebec me conquistó y en mi más reciente visita en pleno verano (2014) descubrí que es una pequeña ciudad con infinidad de museos interesantes para visitar, desde los más pequeños hasta el Museo de la Civilización que es grande y fantástico.

Comenzaré por contarles sobre mi museo favorito en Quebec, el Musée de la Civilisation que está en Vieux Port y a donde se va a aprender y dejarse sorprender por su excelente calidad, museografía y estructura.

El lugar fue diseñado por el arquitecto canadiense Moshe Safdie y realmente amo esta nueva tendencia que he encontrado en varios museos del mundo, donde el edificio es más bien sencillo, levantado con tabicones grises, simples y hasta burdos, pero con su toque de delicadeza. Gracias a ese tipo de estructuras, podemos sorprendernos con mejor con el contenido de las exposiciones y galerías.

Para comenzar, visitamos una exposición sobre la imagen y la caricatura, totalmente interactiva y llamativa; ahí mi hija creó su propio video en unos 20 minutos. Esta actividad y algunas otras, hicieron que el Museo de la Civilización también fuera el favorito de ella.



Luego pasamos a la exposición temporal llamada Les Maîtres de L’Olympe, donde no permitían tomar fotografías pero hasta lo agradecí porque así fuera, porque vi todo con calma y quedé boquiabierta con el montado de las piezas. Esta muestra permanecerá en el museo hasta marzo de 2015. 

Luego, nos dimos tiempo para explorar los espacios infantiles, que están en el sótano del museo, ahí encontramos una sala dedicada el planeta donde explican detalladamente como tienen lugar los terremotos, ciclones y demás, Asimismo, hay salones para talleres infantiles. La tienda de este museo es punto y aparte, porque seguro la amarás.

Otro día visitamos el Museo de la Place Royal, dedicado a la historia de la ciudad y la región. Aunque es pequeño, este museo tiene muchos detalles interesantes, como la película en 3D que involucra a una pintora y la trama nos deja ver destellos con datos de personajes importantes históricamente hablando, pero de una forma muy moderna. El final de la película es muy bueno e inesperado.

En el sótano del Musée de la Place Royal encontrarás una sala que me fascino, porque ahí hay escenarios y vestuario que las familias pueden usar para jugar y hacer sus propias representaciones. 

Finalmente, el Musée Narional des Beaux Arts (Museo Nacional de las Bellas Artes) que está un poco alejando de Vieux Quebec, en el corazón de Plains of Abraham, que si te gusta caminar podrás llegar hasta allá en unos 15 minutos de buen y agradable paseo. 

El edificio en sí es una exposición, porque tiene su historia, ya que solía ser una prisión y ha sido perfectamente adaptado para su actual uso como museo. 

Al momento de nuestra visita se estaban haciendo remodelaciones al edificio, porque según me contaron le están agregando una sala. Al momento tiene más de 35 mil piezas que datan del siglo XVII a la actualidad. 

Es un museo acorde con nuestros tiempos y parece que con las mejoras quedará espectacular.