Río San Lorenzo, protagonista turístico de Quebec

Río San Lorenzo, Quebec, Canadá,


El Río San Lorenzo recorre casi 3.260 kilómetros. En invierno permanece congelado, pero cuando llega el verano se convierte en un espacio fascinante que lleva a visitantes y locales de Quebec a tener grandes experiencias. 

Los amerindios lo llamaban “el camino que camina” y fue el navegante Jacques Cartier quien lo rebautizó con el nombre de San Lorenzo. En la actualidad, el 60 % de la población de Quebec vive cerca de sus riberas. Además, su complexo ecosistema acoge una gran biodiversidad, constituida principalmente por mamíferos marinos y aves migratorias muy vulnerables. Es considerado un “patrimonio nacional a proteger”, y por lo tanto es objeto de varios programas de conservación recientemente reforzados.

Son muchas las actividades que se pueden realizar teniendo como protagonista al Río San Lorenzo, pues hay microcruceros con deliciosas comidas abordo para apreciar bellas vista, tener avistamiento de ballenas o conocer más de la historia de la región. Checa estos sitios para tener más información de sus actividades y tours: www.croisieresaml.com, www.croisieresctma.ca, www.voyagescoste.ca 

Por otra parte, la asociación de transbordadores de Quebec (Société des traversiers du Québec) dispone de una flota de trece barcos que unen las dos orillas del San Lorenzo, de esta forma podrás ir en un viaje de apenas 15 minutos desde la Ciudad de Quebec a Lévis y disfrutar de la más bella vista de la ciudad. Si quieres ir más lejos, en 2 horas y 10 minutos podrás llegar a Matane, en Gaspésie, a partir de Gadbout, en la región de Duplessis. Si quieres conocer la historia de la navegación en el San Lorenzo, que fue durante mucho tiempo la principal vía de comunicación del país, hay que tomar el transbordador a Isle-aux-Coudres y visitar el museo Les Voitures d'Eau. En la región de Basse-Côte-Nord, igual que antaño, el río no tiene alternativa: la carretera se termina en Natashquan y sólo un barco carguero mixto de la empresa Nordik Express aprovisiona a las distintas poblaciones a lo largo de la costa. Una experiencia muy agradable. www.sociétédestraversiers.qc.ca; www.relaisnordik.com

Si la aventura es lo tuyo, entonces el Sendero Marítimo del San Lorenzo es lo ideal. Con kayak irás en un sendero que permite acercarse a la naturaleza sin dejar huella y los equipos a disposición de los navegantes respetan este código ético. Eso lo debes hacer con los servicios de un guía especializado. Entre los itinerarios más conocidos está la Ruta Azul de las Ballenas —350 kilómetros entre Tadoussac y Baie Trinité—, que permite avistar focas, rorcuales y ballenas blancas. Si desea iniciarse en esta actividad, lo mejor es una excursión desde Tadoussac, ya que acercarse a estos gigantes marinos en un kayak es una experiencia realmente extraordinaria. www.sentiermaritime.ca, www.aventure-ecotourisme.qc.ca, www.routebleue.com

Pasear y divertirse es lo máximo, pero qué tal algo de responsabilidad con el medio ambiente? Para ello, en el Parque Marino de Saguenay-Saint-Laurent, que es uno de los mejores lugares del mundo para acercarse a las ballenas, el organismo Alliance Éco-Baleine sensibiliza al público y a los proveedores de excursiones y promueve formas de observación sustentables, mientras que los científicos del GREMM (grupo de investigación y sensibilización sobre los mamíferos marinos) continúan sus trabajos de investigación sobre las especies amenazadas. Para contribuir a su financiación, en 1988 se puso en marcha un programa de adopción de ballenas blancas, única especie que permanece todo el año en las aguas del estuario. Más información en: www.eco-baleine.ca, http://baleinesendirect.org/adoptez-unbeluga.

Río San Lorenzo, Quebec, Canadá,