miércoles, 11 de diciembre de 2013

Museo del Vino en Rioja

Museo del Vino Vivanco, Briones, Rioja, España

El vino es un delicioso producto que nos da la tierra a través de la uva. Conocer su proceso de elaboración es realmente interesante, pero que una botella de vino llegue hasta nuestras manos involucra a artesanos, enólogos, agricultores, recolectores y demás. Así como también el servirlo y beberlo tiene su historia y gran encanto. Para conocer todo acerca de la cultura del vino existe un magnífico museo en Rioja, España.

El Museo del Vino Vivanco se encuentra en el pueblo llamado Briones y hasta ahí hay que ir para encontrarse de cerca y en un mismo espacio, con todo lo que engloba el vino, desde el cultivo de la vid que es bebido.

Lo primero, es pasar a conocer el viñedo y si estás por allá en el mes de octubre, seguramente podrás ver la vendimia. Luego, se trata de ir a ver desde la selección de la uva hasta que es puesta en los enormes contenedores donde se hará la fermentación. Es un experiencia increíble porque se puede ver todo de cerca.

Luego, es se puede pasar a conocer las bodegas donde envejece el vino y así, hasta llegar a las exposiciones, donde encontrarás videos, piezas únicas y sus descripciones. Vale la pena mencionar que este museo es apto para personas con capacidades especiales, pues tiene rampas y anchos caminos, además de que muchísimas fichas descriptivas también están en Braille, por toda esa modernidad es que el museo ha sido reconocido con varios premios.

Ahí aprendí que la selección de la madera con qué se hacen las barricas se selecciona escrupulosamente, que antes las botellas se hacían con una técnica de soplado muy específica y además tienen una magnífica colección de botellas de vino desde la época romana hasta el siglo XX.

Y qué lleva la botella a forma de tapón? Pues el corcho! Que por ser tan pequeño quizá nos parece insignificante y ahí entendí su gran importancia, cómo se corta el corcho y se prepara para ir en cada botella. 

Además, pude conocer y entender mejor términos cómo trasiegos, clarificados, crianza, envejecimiento y muchos más, además de los tipos de uva, vinos, catas, utensilios… uy, es un lugar para llenarse de conocimiento.

Al final, se encuentra una sala enorme con utensilios antiguos de metal, cerámica y vidrio que se usaban para servir el vino en la antigüedad y más allá una colección impresionante de sacacorchos con casi 3 mil 500 piezas.

El lugar se ve complementado con un excelente restaurante, cafetería, bar y tienda donde se encuentran libros, vino de Rioja de la Dinastia Vivanco y muchas, muchas cosas preciosas que tienen qué ver con la cultura del vino.