Hotelito Desconocido, natural y delicioso | Tips de Viajero. Blog de viajes en familia.

20 dic. 2013

Hotelito Desconocido, natural y delicioso

Hotelito Desconocido, Hotel Boutique, Costalegre, Jalisco

Hospedarse en Hotelito Desconocido en Costalegre (Jalisco, México), es hacer un viaje a “lo natural”, un desconecte total en todos los sentidos y muy especialmente con la comida, pues todos sus alimentos se preparar de acuerdo a los ingredientes de temporada y de la región.

“Natural y deliciosa”, así es como puedo describir la propuesta gastronómica de Hotelito Desconocido, que es miembro de Hoteles Boutique de México y por lo tanto cuenta con el total respaldo de la marca, lo que representa una garantía de excelencia en el servicio.

Llegamos a Hotelito Desconocido una calurosa tarde y lo primero fue disfrutar del agua de coco, fresca y fabulosa! Luego, yo preferí camarones en brocheta y un mojito para almorzar y en ese preciso momento entendí que las comidas en este lugar eran algo especial, desde sus áreas de restaurante hasta la más simple bebida, que puede ser un agua de alguna fruta de la región. 

Los desayunos fueron en el restaurante principal, con una preciosa vista, los pájaros volando de un lado para el otro y el sonido de las fuertes olas que llega desde lejos. Los chilaquiles, huevos, fruta, jugos… eso que podría parecer tan simple, en Hotelito Desconocido se sirve con un singular estilo. 

Las comidas, las preferimos cada día en el restaurantes que está justo junto a la alberca y a la orilla del mar, camarones, pescado, vegetales… todo al natural y guardando aún sus aromas a frescura.

Las cenas a media luz. Es caminar desde el palafito hasta el restaurante, con la luz de la luna, antorchas y velas, para así despertar los sentidos y dejarse sorprender por aquellos sonidos que el lugar te regala a cada instante. Así, en caminos curveados, llegamos hasta el restaurante y cada platillo se convierte en un festejo, una alegría por estar ahí, justo tan cerca del agua, el cielo, la arena, la poca luz y la compañía.

No hay menú y la elección siempre es entre pocos platillos, todos extraordinarios y preparados al momento con ingredientes que han sido cultivados en su gran mayoría, en el mismo hotel. Hasta es posible visitar el gallinero, el huerto y la hortaliza. 

Así las cosas, lo único malo de estar en Hotelito Desconocido es que un día, a una hora en específico… llega el momento de partir.

Acerca de Tips de Viajero

Mamá, amiga, hermana, mexicana, blogger de viajes. Viajo y comparto en mi blog, redes sociales y ahora también en video, mis experiencias de viaje en familia.

También te puede interesar

Con la tecnología de Blogger.