jueves, 12 de septiembre de 2013

Los sabores de Vancouver

Restaurante Market, Shangri-La, Vancouver, Canadá


Llegué a Vancouver poco después del medio día y ansiaba recorrer lo más que pudiera de la ciudad, pero antes había que ir a comer y así fue como conocí el Granville Island Public Market, pues fue el lugar elegido para saciar el hambre. Ah, qué buena elección! Era el preámbulo a todas las delicias que podría degustar en los siguientes días. 

Luego de un buen paseo por Vanier Park y el Museo de Vancouver, llegó la hora de regresar al hotel, pero antes me di una escapada para degustar vodka y gin local en Long Table Distillery, una destilería pequeña de tipo familiar que abrió sus puertas apenas a principios de 2013. Ahí conocí al dueño, quien amablemente ofrece “la probadita” los viernes y sábados de cada semana de medio día a 6 de la tarde. Una gran oportunidad para conocer y comprar un producto local hecho con calidad.

Restaurante Market, Shangri-La, Vancouver, Canadá

Luego de este aperitivo, fui a cenar a el Restaurante Market, en el espectacular hotel Shangri-La. Un lugar elegante, tranquilo y con rica comida. Un Sauvignon Blanc La Vieux Pin que sinceramente me gustó bastante, fue la primera copa de la noche como maridaje de un sencillo platillo creado con ricotta, menta y cítricos. Luego continuamos con platillos como Charred Corn Ravioli, Aguachile de camarón, Halibut con manzana y coco, Roasted chicken, Chilli-onion compote y la maravillosa Rasberry-Yuzu Tart Lemongrass, Caramel Brulee. Mis favoritos fueron el Halibut y el postre, sin duda. Y el toque final fue un ice wine, porque en Canadá toda buen cena debe concluir con ese toqué de deliciosa dulzura.

Al día siguiente, luego de caminar y maravillarme con la visita a Capilano Suspension Bridge y Grouse Mountain, mi almuerzo fue precisamente en este último lugar, en Altitudes Bistro, que es un encantador sitio con vistas increíbles y buena comida. En esa ocasión opté por la sopa de cebolla y un salmón... todo magnífico.

La cena de ese día fue puro “gusguear” mientras paseaba en el Vancouver Chinatown Night Market, donde encontré montón de platillos tradicionales y la verdad es que algunos me gustaron y otros no tanto, pero al experiencia fue muy agradable.

Sin embargo, gracias a mi buen amigo Maurice que vive en Vancouver, al siguiente día pude conocer lo que es un real Dim Sum y para eso fuimos al Restaurante Kirin. Pero, qué es el Dim Sum? Es un almuerzo donde los platillos se ponen al centro de la mesa y se comparten. Este lugar es a dónde van los locales y es 100% recomendable. Además, el costo fue increíblemente fabuloso, pues comimos un megaalmuerzo riquísimo y pagamos 15 dólares por persona, incluyendo la propina.

Restaurante Kirin, Vancouver, Canadá
Restaurante Kirin

Seguí mi recorrido por la ciudad hasta que llegó la hora de cenar y entonces me dirigí hasta Granville Island, donde está el reconocido Restaurante Edible Canada at the Market, un ambiente amigable, sin pretensiones y muy relax, con una cocina natural y riquísima. Ese, sin duda fue mi restaurante favorito en Vancouver porque es más lo mío en todos los aspectos. 

En Edible Canadá yo me decidí por probar al salmón (smoked White spring salmon, Agassiz hazelnuts, mustard vinaigrette) y Pea & ricotta rotolo, algo muy vegetariano que acompañé con un Sauvignon Blanc. De postre? Crème Brûlée! Exquisita!

Según me contaron, para cenar en este lugar es muy necesario reservar con varios días de anticipación, ya que es muy popular entre locales y visitantes. Una vez que lo conocí, entendí el porqué de su gran fama. Tips: los platillos son abundantes y tiene un muy buen precio.

Mi último día ahí llegó y recordé que Vancouver me recibió con un poco de lluvia, en un día fuimos del otoño a la primavera en tan solo unas horas; eso me dejó ver una ciudad nublada y soleada en poco tiempo y ese clima se repitió precisamente antes de mi partida.

Entre la lluvia fui en busca de un lugar para almorzar, que estuviera entre las opciones del Vancouver Street Food y su app que es gratuita me ayudó a encontrar y decidir por Mom's Grilled Cheese Truck. Sandwiches calientitos y riquísimos, que acompañé con una limonada con jengibre. El servicio es más que amable y la dueña es simpatiquísima. 

Vancouver Street Food es el nombre que le dan a este grupo de negocios de comida que están distribuidos por toda la ciudad y cuyo local es precisamente una “truck”. Hay de todo tipo de comina y su app te auxilia en el momento indicado para encontrar la truck que esté más cerca, describiendo el tipo de comida e incluyo te muestra el puntaje que tiene cada lugar y los comentarios. Una gran idea!

Seguí y... de postre para ese día? Un gelato de Bella Gelateria, que incluso ha sido premiada en Italia. Muy ricos los gelati pero no alcanzan a tener el sabor que se puede encontrar en us país de origen. Aún así, son muy buenos y tienen muchísimos sabores para elegir. Vale la pena visitarlo.

La despedida de Vancouver fue en Fish Shack, donde cené de una manera muy informal, algo de tapas y bocadillos del mar muy bien preparados.

Definitivamente Canadá me encanta por su comida también, porque los restaurantes promueven muchom el slow food y el consumo responsable: Compran sus productos a proveedores locales y de esta forma no hay que desplazarlos desde muy lejos, así se apoya a la comunidad cercana y se tiene alimentos más frescos, ese es el caso de casi todos los establecimientos de alimentos y bebidas en ese país.

En fin, de esta forrma fue este paseo culinario por la hermosa ciudad de Vancouver a donde espero regresar en 2014 y seguramente algunos de estos sitios los volveré a visitar.

Mom's Grilled Cheese Truck, Vancouver, Canadá
Mom's Grilled Cheese Truck