viernes, 8 de agosto de 2014

Hoteles con encanto en Jalisco

Haciendas y Casonas de Jalisco
Hotel Boutique en Guadajalara.
Hospedaje con carisma, acogedor y mucho encanto, es lo que tiene en su haber la Asociación de Haciendas y Casonas de Jalisco, donde se encuentran desde hoteles muy pequeños hasta los que tienen una gran extensión de tierra y están llenas de jardines y sembradíos.

He tenido la fortuna de conocer a varios de estos hoteles, como Gran Casa Sayula, en Sayula; Hacienda La Labor de Rivera, en Teuchitlán; Villa del Ensueño, en Tlaquepaque; La Cofradía y Los Abolendos en TequilaHacienda Sepúlveda, en Lagos de Moreno; Lomajim en San Cristóbal de la Barranca; y recientemente regresé a Villa Ganz, en Guadalajara y Hacienda La Magdalena, en Zapopan durante el fin de semana largo por el Festival del Mole.

Es un deleite llegar al Hotel Boutique Villa Ganz y encontrarme con los mismos rostros de hace tres años que lo visité por primera vez, me da una señal que me gusta, de que quienes trabajan ahí están felices y así lo hacen sentir a los huéspedes, a los que reciben como quien da la bienvenida a un amigo.

En la recepción, siempre hay una bebida disponible para que el arribo sea más agradable; y en ese mismo lugar por la mañana, el café y el té están dispuestos antes de las 7 am. 

En la habitación nunca falta el detalle. Y qué decir del completo kit de amenidades, bata de baño y pantuflas. Es este hotel, uno de los que he mencionado en mi post “Las camas más cómodas” y en esta visita he comprobado que sigue vidente la mención. 

Haciendas y Casonas de Jalisco
Hotel Boutique Villa Ganz
Algo que también puedo resaltar de este lindo hotel boutique, es que las áreas comunes son como “estar en casa”, así que puedes descansar un rato en el jardín o leer en su sala. En fin, todo un agasajo hospedarse en Villa Ganz.

Pero el fin de semana no concluyó ahí, pues luego fuimos a festejar la mera noche del Grito a Hacienda la Magdalena, donde se realizaría una noche mexicana. El día estaba muy lluvioso, así que nos recibieron de la mejor manera que podía existir, con un tequilita. 

La Magdalena se destaca por ser uno de los lugares predilectos para bodas y cómo no va a serlo si tiene espacios hermosos, jardines y personal calificado para que los eventos se lleven a cabo con toda precisión.

Ahora, tuvimos una preciosa habitación en el segundo piso, con una terraza trasera que daba a los jardines y qué maravilla ver llover desde ahí. El baño era muy grande y en general pasamos una gran estancia.

Haciendas y Casonas de Jalisco
Hacienda La Magdalena
Por la noche, la cena fue muy mexicana: vino de Casa Madero, calabacitas rellenas de longaniza, chile en nogada y torejas, todo muy rico. Se dio el Grito justo a las 11 de la noche y la fiesta continuó.

Ahí me enteré que Hacienda La Magdalena suele tener festivales gastronómicos todo el año, y ese día fue cuando precisamente concluyó su Festival del Chile Relleno.

Al día siguiente, tuvimos un desayuno rico con chilaquiles y luego, la despedida. Sin duda regresaré en cuento pueda porque quiero conocer más de las estancias y casonas para hospedarse de esta asociación, a la que cada vez conozco más de cerca y me fascina el ambiente y cordialidad con que trabaja. Ojalá más estados copiaran esta fórmula de la Asociación de Haciendas y Casonas de Jalisco.


Haciendas y Casonas de Jalisco
Hacienda La Magdalena