jueves, 8 de agosto de 2013

Villa Azalea, adorable desconecte

Villa Azalea Inn, Organic Farm, Puerto Vallarta, El Tuito

En este mundo hiperconectado, cada día son más solicitados los hoteles donde el desconecte se vuelve obligado y por lo tanto, el huésped se puede dedicar a sí mismo, a relajarse y disfrutar de su alrededor. Y para este objetivo está creado Villa Azalea Inn & Organic Farm, muy cerca de Puerto Vallarta, Jalisco.

Villa Azalea Inn & Organic Farm se encuentra a unos 35 minutos del centro de Puerto Vallarta, por la carretera a El Tuito, poblado que está a unos 15 minutos del hotel. Ahí se va a descansar y disfrutar de toda la belleza que ofrece el propio lugar y su entorno. Areas verdes preciosas, árboles frutales, hortaliza, un arroyo que con su caída del agua espanta cualquier insomnio, alberca, aire puro, sol y tranquilidad… mucha tranquilidad!

Así más o menos es Villa Azalea que cuenta con tan sólo 6 habitaciones, todas muy lindas y bellamente decoradas, con TV (no llega ningún sistema de cable), DVD y un amplio surtido de películas, amenidades de Pineda Covalin y cómodas camas que te permitirán dormir hasta muy tarde, ya lo verás.

Dadas las características del hotel, la estancia incluye todos los alimentos y bebidas no alcoholicas, así que tus comidas pueden ser servidas en la terraza, el patio, cerca de la alberca, en el jardín o hasta en medio del arroyo, tú decides donde. El servicio es amable, de esa amabilidad que sólo los lugareños saben ofrecer.

Como su nombre lo dice, Villa Azalea Inn & Organic Farm cuenta con hortaliza, gallinas y árboles frutales, y todo lo que se obtiene es usado para preparar los alimentos de los huéspedes, así que no pierdas la oportunidad de ir tú mismo a recolectar la lechuga, las zanahorias, los jitomates y la yerbabuena con la que prepararan tu ensalada, por ejemplo. Puedes ver más imágenes en mi galería de Flickr.

Ahí no hay menú para elegir lo que comerás, pero puedes estar seguro que todo lo que se prepara es con productos frescos cultivados ahí mismo o de la región, seguro te gustará toddo. Igualmente, si tienes algunas preferencias, las podrás hacer saber con anticipación. 

Un buen libro y una copa de vino, serán los compañeros ideales para disfrutar de una tarde en este sitio, donde por cierto, no agobia el calor propio de la costa, quizá porque hay mucha vegetación. 

En fin, en Villa Azalea se logra verdaderamente una estancia muy confortable y seguro retomas fuerzas para volver a las actividades diarias.