Sayula no es Sayulita

Sayula, Sayulita, Nayarit, Jalisco

Infinidad de veces cuando posteo acerca de Sayula recibo comentarios pidiendo fotos de la playa o hasta hay quienes me han escrito cosas como: “Sayula, Sayulita tan lindo”. En todas esas ocasiones explico que Sayula no es Sayulita, que son destinos muy distintos y algo lejanos, por eso he decidido tenerlo en un post de mi blog para dejar más claro el tema.

Sayula es un hermoso pueblo de Jalisco, que está a unos 100 kilómetros de distancia de Guadalajara y para llegar hasta allá, hay que tomar la carretera a Colima. No tiene playa y es un lugar pequeño, pero con buenos servicios y donde la gente está encantada de recibir a los visitantes. Pasear por su plaza, visitar sus templos y el mercado, conocer la leyenda del Anima de Sayula, comer sopitos y tomar raicilla, aprender el proceso de la elaboración de la Cajeta Lugo y de los Cuchillos Ojeda, es sólo un poquito de lo que se puede hacer en este lugar. Ahí se encuentra el Hotel Boutique Gran Casa Sayula, una bella casona remodelada y decorada con gran gusto, donde te puedes hospedar y vivir una gran experiencia de atención personalizada. 


Por Sayula han pasado personajes de la historia, como Porfirio Díaz y Francisco Villa, y también es donde nació Juan Rulfo. 

Por otra parte, Sayulita es también un pueblito, pero con playa. Se encuentra en el sur del estado de Nayarit, en lo que se le llama Bahía de Banderas. Su popularidad ha ido en aumento, gracias a que es parte de la Riviera Nayarit y a sus grandes olas que lo hacen un destino ideal para recibir a surfistas, pero también a aquellos que quieren aprender a surfear. Ahí puedes encontrar una mezcla importante de visitantes nacionales y extranjeros, pues las características pueblerinas de la localidad son un gran atractivo para que norteamericanos decidan quedarse por largas temporadas. Si vas desde el centro del país por carretera también se pasa por Guadalajara para llegar a Sayulita y haces unas dos horas y media, aproximadamente. Por aire, debes ir hasta Puerto Vallarta o bien a Guadalajara y luego seguir por tierra. 

En Sayulita, te puedes hospedar en el Hotel Boutique Playa Escondida, con un servicio inmejorable y un espacio encantador que invita al relax total.

Como podrás ver, Sayulita no es como se le llama con cariño a Sayula, pero sí te sugiero que te animes a visitalos a ambos, ya que cada uno tiene sus atractivo muy distintos, pero ninguno mejor que el otro.