martes, 21 de agosto de 2012

SeaWold y el encanto de Shamu

SeaWorld, Shamu, Orlando

Todo mundo llega a SeaWorld por ver y mojarse con Shamu y como dice mi hija: “Ir a SeaWorld y que no te moje Shamu, es como si no hubieras ido”. Así las cosas, fuimos hasta ese parque en Orlando Florida y felices salimos con la experiencia en general, aunque debo aceptar que aquí “Doña Fijadita” (yo) encontró varias cosas que no le agradaron mucho. 

Sea World está muy bien ubicado en Orlando, Florida y desde el centro de la ciudad, te toma apenas unos 15 minutos llegar hasta allá en carro. El mapa, igual que el de otros de sus parques, es poco claro, pero agradable; y por otra parte llegué a la conclusión de que es el parque de este destino con menos oferta de alimentos, mala y la más cara. 

Mi sugerencia es dedicarte a ver los shows, que van cambiando cada cierto tiempo, pero en general son los siguientes: Shamu; el de mascotas, delfines y la parodia, son mis favoritos. 

Las mejores sorpresas fueron ver Shamu’s Own Rock Concert!, que es de noche y con una súper iluminación y música; y los fuegos artificiales…wow!! Que si bien no son tan espectaculares como los de Disney, tienen el plus de hacerlos muy originales y combinados con agua, eso le da un toque muy especial!! 

Por otra parte, perdí casi una hora en la fila para entrar a lo que anunciaban como su gran novedad A Sea Turtle 3D Journey, y salí totalmente decepcionada, pues aunque es buena la temática e idea, siento que no alcanza a “cuajar” y se queda muy corta en sonido e imagen; y Journey to Atlantis me gustó mucho cuando lo vi en San Diego y aquí me parece mucho más corto, con mala imagen y el teatro estaba sucio. 

Pero lo que no te puedes perder, es pasar por el túnel donde están los tiburones… qué emoción!! Aunque me gusta más cómo está en San Diego también. 

En fin, si me dan a elegir entre SeaWorld Orlando, San Antonio y San Diego, prefiero este último… ustedes, qué opinan?


Botiquín de viaje

Botiquín de viaje
Aunque pudiera parecer que sabemos lo que debemos incluir en nuestro botiquín de viaje, lo cierto es que si no estás habituado a viajar, esta tarea te puede resultar difícil. Yo cuento con un botiquín siempre listo para salir en una bolsa amarillo fuerte, de tal forma que no pasa desapercibida.

Con los años de viajera, he ido identificando los medicamentos que más me servirán en caso necesario. Aunque lo mejor es no automedicarse y llevar un seguro médico de viaje, a veces puede haber algún malestar simple que se resuelve con un paracetamol o una pastillita para el dolor, sin necesidad de llegar al hospital.

Te soy sincera al mencionarte que lo hemos usado poquitísimas veces, pero aún así creo que es muy importante llevarlo siempre.

Mi botiquín está en una bolsa de donde nunca saco las medicinas; simplemente, antes de un nuevo viaje, reviso que todo esté vigente, tiro los medicamentos caducados y los remplazo.

Incluye lo siguiente:

Medicina natural (son mi primera opción y las pocas veces que hemos tenido algún malestar, con eso lo resolvemos)
* Tintura de hinojo compuesto (dolor de estómago)
* Tinturas varias recomendadas por un especialista para varios dolores.
* Broncolín en tabletas.
* Pomada de árnica.
Medicina alopata
* Gasas
* Curitas
* Agua oxigenada (si viajo dentro del país, si es al extranjero no la llevo)
* Polvos de sulfatiazol
* Tabletas de Pepto Bismol (sirve para niños y adultos)
* Tabletas de Melox
* Tabletas Tempra
* Tabletas masticables sabor uva Tempra (para niños)
* Buscapina
* Gotas de Buscapina (para niños)
* Jarabe Sensibit D (sirve para niños y adultos)
* Gotas para los ojos Manzanilla Sofía

Además incluyo un termómetro, sobres de té de manzanilla y hierbabuena, y unas barras de All-Bran.

Como podrás ver, sólo llevo un jarabe y gotas (botellas pequeñas que no pasan de los 100 ml permitidos), pues procuro que todo sea en tabletas para no tener problema en el aeropuerto.

lunes, 20 de agosto de 2012

Universal Orlando, lo que no te puedes perder

Universal Studios, Orlando

Lo primero que debo aclarar, es que en Orlando (Florida) a diferencia de Los Angeles (California), Universal tiene dos parques: Universal Studios y Universal´s Islands of Adventure. Ambos son muy divertidos y cuando me preguntan a cuál es mejor ir, nunca he podido preferir uno que otro, así que definitivamente hay que visitar los dos. 

Ya sea que dediques uno, dos o más días a recorrer Universal Studios y Universal´s Islands of Adventure (que es donde está The Wizarding World of Harry Potter), aquí te va una lista de lo que a mi parecer, no te puedes perder por nada en ambos parques. Visita mi galería de Flickr.

En Universal´s Islands of Adventure:
- Flight of the Hippogriff (*)
*** Dragon Challenge
- The Admazing Adventures of Spider Man (*)
- Jurassic Park Discovery Adventure (*)
*** The Incredible Hulk Coaster
- Dodley Do-Right´s Ripsaw Falls (*) 

En Universal Studios: 
- Despicable Me Minion Mayhem 
*** Hollywood Rip Ride Rockit
*** Revenge of the Mummy
- Men in Black Alien Attack (*)
- The Simpsons Ride (*)
- E.T. Adventure
- Universal Orlando´s Horror Make-up Show
- Terminator 2

*** Para muy valientes 
(*) Favorito de mi hija de 12 años

Tips:
* Visita primero Universal´s Islands of Adventure y cuando lo hayas agotado, ve a Universal Studios. Rregresa para que veas The Wizarding World of Harry Potter de noche y termina la jornada en Universal Studios para los fuegos pirotécnicos.

* El estacionamiento regular cuesta 14 USD y el preferente cuesta 20 USD, pero si llegas temprano pagas el regular y te toca tan cerca como el preferente.

* Por la noche se pone bueno el ambiente en el City Walk (por el que debes pasar para llegar al estacionamiento) así que puedes aprovechar para tomar un café, una copa, cenar o simplemente pasear.

* Justo entre ambos parque se encuentra el Hard Rock más grande del mundo.

* Puedes adquirir el Universal Express Plus (un pase extra de la entrada) y así entras por una fila especial y muy cortita a cada atracción. OJO: No aplica para Harry Potter and the Forbidem Journey.

viernes, 17 de agosto de 2012

Todo Incluido vs Plan Europeo

Now Amber, Puerto Vallarta, tacos de camarón
Tacos de camarón en Now Amber, Puerto Vallarta.

Durante mucho tiempo he escuchado el gusto que las familias le han encontrado a los hoteles Todo Incluido, sobre todo cuando se va con niños y adolescentes, pues este estilo de viaje supone un considerable ahorro y descanso para el bolsillo al tener muy claro cuánto será el costo total del viaje; pero por otra parte, también he escuchado las quejas de hoteleros, restauranteros y viajeros defensores del Plan Europeo que echan su rollo en aras de tener más que un simple viaje, una experiencia que por supuesto contempla también la gastronomía. 

¿Qué opino yo? Pues aquí les va (aunque nadie me preguntó, como siempre jajaja) En lo personal, pienso que no están peleados uno con el otro, que se ha magnificado el asunto y los hoteles y restaurantes de las playas, que es donde están los Todo Incluido mayormente, deben dejar de estarse quejando y mejor competir innovando. Yo disfruto de ambos estilos, dependiendo del momento de mi vida y del tipo de viaje que hago. No me negaran que es una maravilla tener todo en el hotel cuando lo que quieres es descansar y esforzarte lo menos posible, además de que cada día los Todo Incluido se ponen más las pilas y ahora ofrecen mejores bebidas y diversidad de comidas, además de entretenimiento y actividades; o sea, no se han sentado en sus laureles, ya no son los típicos hoteles de comidas de bufete todo el día, y sin nada qué hacer; ahora tienen equipos de personal calificado que cuida y organiza actividades para sus huéspedes de todas las edades, buenos chefs y más; pero en lo personal, a veces también me encanta desayunar en el hotel o en otro lugar y tener las otras comidas en restaurantes de la localidad, para pasear y disfrutar de lo que el destino me ofrece. O sea, todo depende del momento y del viaje que se me antoje. Así que no hay porque pelearse, ya que para todos los gustos hay en esta vida. 

Sin embargo, hay qué reconocer que elegir Plan Europeo es un azar, porque igual termino en un excelente restaurante que con uno espantoso. Y ahí es a donde quería llegar, pues creo que hoteles y los restaurantes afectados en lugar de quejarse podrían innovar y organizarse para que el visitante tenga una gran experiencia gastronómica en su viaje ¿cómo? 

* Creando alianzas en las que el viajero tenga descuentos en restaurantes de calidad comprobada, porque ese es otro punto, no se trata de recomendar cualquier lugar, que sean establecimientos de diversos estilos y categorías pero con buen servicio. 

* Que los restaurantes dejen una copia de su menú en los hoteles aliados, así el viajero puede tener una mejor idea del tipo de comida y su costo antes de desplazarse hasta allá. 

* Que el concierge o alguien del personal del hotel pruebe el servicio y alimentos de los restaurantes para que pueda comunicar a su huésped lo que puede esperar. 

* Que los restaurantes den un plus a los comensales que llegan de sus hoteles aliados. 

En fin, estás son sólo algunas ideas y quiero señalar que SI hay hoteles de Plan Europeo y Plan Americano que están trabajando para ofrecer opciones a sus huéspedes, pero creo que no son muchos; y también hay hoteles Todo Incluido malos.

Tip: Un BUEN Todo Incluido no puede ser baratísimo, no te engañes.

Para terminar  les cuentos estos tres ejemplos totalmente contrastantes: 

Caso 1. Llego a Quinta Real Zacatecas, la concierge me ofrece sus servicios y le pido, entre otras cosas, una reservación para Los Dorados de Villa y le comentó que es uno de los más reconocidos de la ciudad, lo que ella confirma. Voy a comer, salgo enojada por el mal servicio y comida. Al día siguiente me pregunta cómo me va y le comentó que no me gustó para nada el restaurante y ella me responde que efectivamente, ese lugar tiene muchas quejas. What!!! Por qué no me lo dijo antes!?

Caso 2. En el Hotel Boutique Villa Ganz en Guadalajara todo su personal te puede hacer recomendaciones de los mejores restaurantes de la ciudad; pero no queda ahí la cosa, pues los conocen y han comido en ellos, así que te dan su punto de vista, te hacen la reservación, te piden el taxi... en fin. Excelente!! 

Caso 3. En la mayoría de los hoteles no tienen idea de qué sugerirte y menos saben el tipo de comida, horarios y cosas así. Lo que me parece totalmente desalentador para el visitante, que tiene qué salir en busca de donde comer y es por eso que muchas veces cae en pésimos lugares.

Dreams, comodidad y rica comida

Dreams Resort, Riviera Cancún

Además de lo sobresaliente de las instalaciones, habitaciones y servicios, Dreams en Riviera Cancún tienen una buena variedad de restaurantes que vale la pena destacar. Hay tanta diversidad de alimentos y sus estilos y no sólo los acostumbrados bufetes de los hoteles Todo Incluido, que lo difícil es elegir. 

Dreams Riviera Cancún está en Puerto Morelos (Quintana Roo) a unos 35 minutos del aeropuerto de Cancún, así que es rápido llegar hasta ahí. Es un hotel que se presta para el descanso, por que se encuentra un poco apartado del pueblo, pero también para la diversión de los niños; es para llegar y salir poco de ahí. Es muy grande y ahora les contaré de la diversidad de sus restaurantes, bares y cafeterías a donde puedes tener desde un bocadillo hasta una cena bien formal, ahí lo difícil es elegir qué comer. 

Portofino, tiene comida italiana y mediterránea; Bordeaux, es el más elegante y es de cocina francesa, lamentablemente no me alcanzó el tiempo para probar estos dos, pero de los que sí les puedo dar muy buenas referencias es de Himitsu, que sirve comida asiática; El Patio, con platillos mexicanos; Oceana, de pescados y mariscos; Seaside Grill, con cortes y más; Coco Café, a dónde puedes ir por un bocadillo dulce o salado y café todo el día; Barefoot Grill, con diversidad de alimentos para el almuerzo y World Café, que si es el típico bufete. 

Además de que también hay varios bares por todo el hotel, desde el lobby hasta en la alberca dispuestos para obtener siempre la bebida favorita sin complicaciones, incluso me llamó la atención que durante el show nocturno colocan una barra de bebidas para consentir aún más a los huéspedes. 

En todos encontré comida muy sabrosa y no tengo pero alguno, bueno… sí tengo uno: hay que regresar para probar Portofino y Bordeaux.



jueves, 16 de agosto de 2012

México, qué pasa con tus aeropuertos

Aeropuerto, Ciudad de México, AICM

Hoy he leído el artículo de Carlos Puig en Milenio Semanal llamado Mal viajados y además de estar completamente de acuerdo en todo lo que dice, puedo agregar algunas experiencias ocurridas en los aeropuertos mexicanos y a las que no les encuentro lógica alguna. 

La primera vez que arribé al Aeropuerto de la Ciudad de México desde el extranjero, sola y con más de una maleta me encontré con varias situaciones que a mi parecer, no son correctas. Primero, para pasar por migración sólo había una fila donde tanto nacionales como extranjeros nos formamos; esto fue hace muchos años, allá por 1993 pero casi 20 años después sigue ocurriendo, pues lo he vivido apenas en julio pasado (2011) cuando regresaba de Italia. Segundo, como en aquella ocasión traía tres maletas, tomé un carrito para recoger mi equipaje y cuál fue mi gran sorpresa al darme cuenta que no salen más allá de la terminal, así que luego de ahí, cómo bien menciona Carlos Puig, hay que arreglárselas o pagar un maletero. Ahora, eso lo sé bien y me he hecho de mis mañas, tengo maletas que se pueden encimar en la principal que tiene rueditas y así, pero por supuesto que son “trucos mexicanos” que los extranjeros no conocen y me toca verlos padecer. 

Recientemente en mi paso por Madrid, mi marido y yo veíamos los jamones en el aeropuerto y al estar eligiendo se acerca una de las vendedoras y nos comienza a asesorar, al darse cuenta que éramos mexicanos nos advierte que tienen ellos bien sabido que ese tipo de cosas (alimentos) “se las quitan al llegar a México” pese a tener los sellos reglamentarios; ¿por qué? pues la vendedora no entiende la razón pero nos dice que ocurre sólo en México, pero no a todas las personas. No pasó mucho tiempo para casi vivirlo, ya que a mi regreso de Canadá me hacen pasar la maleta por revisión y me dicen de forma intimidante: ¡¿qué es esto?! (por 12 pequeñas botellas de miel de maple), le respondo igual de intimidante: “Miel de maple ¿cuál es el problema? No estoy rebasando lo permitido, están cerradas y está autorizado traerlas”. Al verme tan decidida, no le quedó más remedio que callarse y dejarme pasar. Ahí comencé a sospechar que estas personas se ponen “muy muy” y si notan titubeo en el viajero, tal vez se aprovecha para quitar esos productos, digo… tal vez. 

Otra cosa que me parece una tontería, es el semáforo en los aeropuertos, si bien fue puesto cuando pasaba la “falluca”, hoy en día me parece obsoleto y los extranjeros muchas veces no entienden ni para qué es. Además de que no tiene lógica en algunos lugares, por ejemplo en Tijuana, donde me hicieron pasar por el maldito semáforo a la entrada a la terminal cuando viajaba al Bajío, al igual que en Tapachula para volar al DF  (ambos, vuelos nacionales). Y en este asunto, acabo de vivir un inconveniente, les cuento: llegó al aeropuerto de Cancún desde Miami (julio de 2012), paso el semáforo, me toca verde, camino y más adelante una mujer (agente de aduana) al ver mi bolsa del duty free de Miami me enfrenta y me dice: "¡¿Qué trae ahí?! Abra la bolsa!!". Y le respondo molesta, ya pasé la luz verde y no tengo porqué mostrarte nada, pero aún así échale un ojo, la bolsa está sellada así que no hay nada irregular. Al ver que la bolsa estaba efectivamente sellada, no tuvo manera de ver los cosméticos por separado.

Otros aprovechados son los taxistas, ya que, fuera de los recientes transportes de algunas aerolíneas, no contamos con autobuses que hagan viaje desde los aeropuertos hacia la ciudad, como ocurre en muchos países. Y así podría continuar con la poca amabilidad del personal, nula comprensión para personas que tienen conexión, instalaciones con dificultad para la movilidad, maletas abiertas y/o rotas, falta de servicios, baños asquerosos, etc...

Seguramente tu también tienes algo qué contar, recuerda que lo puedes compartir aquí en la sección de comentarios.

miércoles, 15 de agosto de 2012

Tequila y el tour de los sentidos



¿Te gustaría conocer el proceso para obtener el tequila? Bueno, pues ahora imagina que lo conoces de noche, cuando tus sentidos están más abierto, receptivos y así… descubres aromas, texturas, sabores, sensaciones y sonidos que rodean esta maravillosa bebida y su territorio, ese donde nace el agave y muere la botella de tequila al exprimirle hasta la última gota. 

Señor, tú que eres ejemplo de bondad,
y nosotros, tus muchachos,
ya que nos hiciste borrachos,
hágase tu voluntad… 

Llegó la oscuridad y con ella, el Tour de los Sentidos comenzaba como cada noche en La Cofradia, en Tequla, Jalisco (México); nos reunieron y dio inicio la charla, porque es más que dar sólo información, es compartir y conversar mientras se recorren las instalaciones de la tequilera y se conoce así la historia, insumos y cómo se logra el tequila. 

Es tocar el agave, sentirlo y después percibir su aroma recién sacado de la tierra, para luego conocerlo cuando ha sido transformado en un trozo dulce y café, lo pruebas y aún no entiendes de dónde y cómo sale el tequila; pero aquí apenas va iniciando su fabricación, si se le puede llamar así. Pasamos por la fermentación, olimos, tocamos y también probamos; entonces, siguió la destilación y todo fue una gran experiencia que no quisiera contar completa para que se atrevan a vivirla. 

Totalmente interesante y diferente la propuesta de hacer este recorrido en medio del paisaje agavero y en la oscuridad. Al final hay una cata de tequilas y entonces sí, toca darle gusto al gusto: blanco, añejo, reposado… que antes de dormir y luego del paseo cae de maravilla. 

…estiro la mano,
encojo el codo,
y a saludo de todos,
me lo chingo todo!! 

** Los fragmentos escritos son parte del juramento que se hace al final del Tour de los Sentidos.



martes, 14 de agosto de 2012

Now Amber, me quedo a vivir ahí!

Hotel Now Amber, Puerto Vallarta


¿Cómo les puedo comenzar a contar de un hotel donde, desde el primer paso en su interior se convirtió en una estancia rica, relajada y con opciones para pasarla bien? No tengo idea, pero lo mejor creo que es hacerlo como se me ocurra, tal vez en orden: desde la llegada. 

Llegamos por la mañana al Hotel Now Amber en Puerto Vallarta (Jalisco, México), con algo de angustia debido a un malestar estomacal que tenía mi hija, pero el hecho de estar en un sitio agradable y con buen ambiente, le cambia el semblante a cualquiera. Un consomé de pollo y algo de beber en la habitación, bastó para que el panorama cambiara por completo y así nos dedicamos a disfrutar. 

Albercas con agua tibiecita, y una de ellas de esas que llaman infinita y que te dejan sentir más cerca del mar. La playa está a unos cuántos pasos de la alberca y los camastros son bien cómodos, agregando que la atención es 100 por ciento amable y eficiente. 

Now Amber es un hotel muy nuevo, con apenas unos meses de haber abierto sus puertas, y goza de las modernidades, además de que tiene el respaldo de servicio al ser parte de una cadena reconocida como Now Resorts.

IMAGEN A
Varias buenas novedades encontré en este Todo Incluido: club para adolescentes (además del ya acostumbrado para niños), no pulserita, ni tarjetas para toallas, ni reservas en restaurantes, así que todo es comodidad. 

Las habitaciones son comodísimas, con todos los servicios necesarios para pasarla de lo lindo, como TV con cable, frigobar con bebidas, wifi, tina, buen kit de amenidades y más. Y modernidades, como es que ya no usan las tarjetas en la puerta para pedir tranquilidad, sino que está lo que muestro en la IMAGEN A, que es fácil de entender: si presionas la monita verde, significa que ya pueden asear tu habitación, pero si presionas la señal roja, entonces afuera se enciende una lucecita que indica que quieres tranquilidad, y así nadie tocará a tu puerta. 

La comida está riquísima y los bufetes bastante completos, pero lo que a mi siempre me tiene fascinada en estos hoteles es su Coco Café, que es un bar de café abierto de las 7 de la mañana hasta la noche, en donde puedes disfrutar de una buena variedad de bebidas y bocadillos en sus mesitas, o pedirlo para llevar. 

En fin, todo fue vida y dulzura en Now Amber Puerto Vallarta, de donde me falta contarles de las actividades que se pueden realizar ahí, de sus comidas y del día de salud que me regalé durante mi estancia.


Hotel Now Amber, Puerto Vallarta, hotel de playa

Hotel Buenaventura, familiar y bien ubicado

Buenaventura Grand Hotel, Puerto Vallarta

Si quieres una estancia en Puerto Vallarta en un hotel que además de contar con habitaciones cómodas, playa y alberca, esté cerca del centro, entonces Buenaventura Grand Hotel puede ser tu opción. 

Ubicado en pleno centro de Puerto Vallarta, Jalisco; muy cerca del renovado Malecón y rodeado por tiendas y servicios, está Buenaventura Grand Hotel, que es 100 por ciento de ambiente familiar. 

El hotel ya es tradición de este destino, pues tiene una vida activa de casi 30 años, pero las remodelaciones se hacen notar en muchas de sus áreas, como es en las habitaciones, centro de negocios y restaurantes. Incluso, durante mi visita encontré que algunas áreas se encontraban cerradas porque las actualizaciones continúan. 

TV con buen sistema de calbe, frigobar, balcón con vista al mar, restaurante de especialidad internacional y otro de cortes, restaurante bufete, bar, spa, centro de negocios y concierge, a quien puedes acudir en caso de requerir algún servicio en específico. 

También vale la pena resaltar que recientemente recibió el Certificado de Excelencia por parte de Tripadvisor, lo que nos hace entender que está entre uno de los favoritos de los viajeros. 

Durante mi estancia hice uso del servicio de lavandería y me pareció de muy buen precio, considerando otros hoteles, además de muy cumplido y ordenado; pero por otra parte, me parece que el cobro por llamadas telefónicas sí está fuera de orden, pues al pedir comunicación a un número 01800 me comentaron que el costo era de casi 80 pesos. Pero en definitiva, estos dos servicios son de los que no requieren con frecuencia los viajeros, pero vale la pena tenerlo a consideración. 

Dentro de las instalaciones del hotel, también es posible contratar tours, servicio médico, rentar autos y otros más, para dar un mejor servicio a los huéspedes.Y vale la pena mencionar que cuentan con planes Todo Incluido y Plan Europeo.



Pasado y presente en Hacienda La Labor

Hacienda La Labor de Rivera, Teuchitlan, Jalisco


Una estancia que se antoja de descanso, para apartarse de la gran ciudad y dejarse acariciar por la naturaleza, un poco de historia, aire puro y el canto de los pájaros; eso fue para mí los días que pasamos en Hacienda La Labor de Rivera, en Teuchitlán, Jalisco

Muy cerca de la capital de Jalisco, Guadalajara, se encuentra Teuchitlán, que hoy tiene varios atractivos turísticos de los que les contaré más adelante, pero el más famoso es la zona arqueológica de Guachimontones. En esa región se encuentra la Hacienda La Labor de Rivera, una preciosa propiedad que guarda en su interior historias y leyendas dignas de conocerse, además de que es un hotel boutique con buen servicio y amabilidad, para escaparte un fin de semana o los días que sean necesarios para recobrar fuerzas y regresar a la vida diaria. 

Porque en Hacienda La Labor la vida se vive con calma, con todo deleite y sin ver el reloj, un café tempranito en el patio central, viendo los pájaros volar y escuchando su canto, mientras el sol ilumina; luego, un almuerzo típico de la región y se continúa con alguna cabalgata, paseo por los alrededores o al pueblo. Si vas con niños, es posible que tengan una sesión de equinoterapia, que es una experiencia muy especial. También es posible realizar algún picnic o hacer yoga junto al lago, en fin… las actividades se pueden coordinar a tu gusto, gracias a su servicio de concierge, para lo que puedes contactar a Concierge Online  directamente o a través del mismo hotel. 

Habitaciones confortables, con grandes ventanales característicos de las construcciones de antaño, baños preciosos con finas amenidades, una sala para convivir con los otros huéspedes y la oportunidad de tener un servicio amable y personalizado, eso es algo de lo que puedes encontrar en este lugar. 

Nosotros pasamos tres días adorables en Hacienda La Labor. Mis chamacos (hija de 12 años y sobrino de 14 años) la pasaron muy bien y traen con ellos grandes recuerdos de los caballos, sobre todo, pues esa es una experiencia que no es posible tenerla donde sea y en Hacienda La Labor se hace por agradables paisajes.


Hacienda La Labor de Rivera, Teuchitlan, Jalisco

viernes, 10 de agosto de 2012

Viaje a Orlando por 12,000 pesos

Universal Sturios, Orlando, Florida

Orlando (Florida) es uno de los destinos más visitados por las familias y ya todos sabemos las razones que hay para que esto ocurra. Muchos me preguntan sobre el costo de ir a visitar al ratón más famoso del mundo y siempre les respondo que éste, depende de la temporada en que vayan y el tipo de viajero que sean, o sea, qué tanto lujo quieren incluir o si prefieren hacer un viaje más accesible al bolsillo, cómo yo a Orlando suelo ir en plan austero, les cuento varias opciones de presupuesto para un viaje de este tipo tomando como ejemplo los datos de una de mis lectoras. 

Afortunadamente, la preferencia que hay por Orlando y la gran afluencia de visitantes, ha hecho que este lugar tenga servicios para todos los presupuestos. Hoy les presento tres opciones de presupuesto tomando en cuenta las siguientes consideraciones: 

Fechas: del 26 de enero al 2 de febrero 2013.
Personas que viajan: 4 adultos
Entradas a parques: 4 a Disney World y 2 a Universal
Noches de hospedaje: 7 
Tomé el dólar a $13.30 pesos mexicanos. 

1.- Las agencias de viajes suelen tener paquetes que se basan en esto: 7 noches de hospedaje, vuelo, 7 entradas a parque Disney World, traslados aeropuerto-hotel-aeropuerto. Todo esto por aproximadamente 15 mil pesos por persona. Si quieres ir a Universal, esas entradas y el traslado lo pagas aparte, además de que desperdiciarías una o dos entradas a parques Disney. Entonces a ese paquete le debes agregar por lo menos unos 200 dólares y quedaría en un precio de más de $17,500.00 pesos mexicanos por persona

En fin, basándonos en los datos anteriores yo propongo cualquiera de las siguientes 2 opciones: 

Vuelos con Volaris DF-Orlando-DF: $4,200.00 (Impuestos incluidos) 

Opción 1: 

* Hospedaje de 7 noches en el Hotel Pop Century con 4 entradas a parques y traslados del y hacia el aeropuerto. $1,890.00 USD
* Taxis para ir y regresar a Universal 2 días. $ 160.00
* Entradas a Universal por 2 días. $130.00 USD por persona. Total por 4 personas: $520.00 USD
TOTAL (Sin vuelos): $2,550.00 USD que son $33,915.00 pesos mexicanos 
($8,478.00 pesos mexicanos por persona). 

Opción 2: 

* 3 noches de hospedaje en el hotel Quality Inn en Internacional Drive (ya tiene traslados y entradas a Universal. Incluye entradas temprano, y descuentos en comidas y mercancía dentro de los parques). $737.00 USD por las 4 personas.
* Traslado aeropuerto-hotel: $68.00 USD (Recordemos que el regreso ya lo incluye Disney)
* Taxi por cambio de hotel. 40 USD
* Hospedaje de 4 noches en Pop Century con 4 entradas a parques (Ya incluye todos los traslados y horas extras en los parques). $1,485.00 USD
TOTAL (Sin vuelos): $2,325.00 USD que son 30,922.00 pesos mexicanos.
($7,730.00 pesos mexicanos por persona

O sea, que el total de este paquete por persona incluyendo el vuelo de Volaris, sería de: $11,930.00 pesos mexicanos por persona.

OJO: Este presupuesto es para 4 adultos, si uno de los pasajeros es niño, seguramente bajará en algo los costos. 

Tip: Si se ponen listos, es muy probable que en algún momento Disney ponga oferta e incluya comidas gratis en sus paquetes para esas fechas, porque sería el inicio de la temporada baja 2013. Todo es cuestión de estar atentos. 

Estos son los mejores precios que encontré y es cotizando en las web oficiales de VolarisUniversal Orlando y Disney World

Experiencia gastronómica en Nova Scotia

Domaine de Grand Pre, Nova Scotia, Nueva Escocia, Canada

Realicé un recorrido adorable y delicioso por la Nueva Escocia, pero no sólo por los paisajes y los lugares visitados, sino por su gastronomía que me hizo chuparme los dedos más de una vez. 

Es bien sabido que en la Nueva Escocia (Nova Scotia, Canada) es posible degustar sabrosos platillos preparados a base de pescados. Y quién no ha escuchado mencionar su famosa langosta? Por supuesto que todo eso lo probé, y aunque sus vinos no me convencieron, fuera del Ice Wine y un vino de manzana que se prepara en Domaine de Grand Pre y los de Lacadie Vineyars, debo reconocer que sus viñedos son “de película”. 

Abrimos con broche de oro en Halifax, con un almuerzo en Brooklyn Warehouse, un bistro que es un sitio slow food, y eso me da la oportunidad de recordar que Canadá es un claro promotor de esta corriente además de los alimentos orgánicos; y vaya que vale la pena entrarle a esta onda, porque para disfrutar su comida bien vale la pena tomarse el tiempo y si a esto le agregamos lo saludable, pues está todo perfecto. Ese mismo día por la noche tuvimos una cena con Menú del Titanic, en The Five Fishermen Restaurant & Grill. 

Al día siguiente, salimos de la capital y recorrimos la región, para descubrir vinagres, aderesos y vegetales que complementan exquisitos manjares que aún recuerdo. Comidas en medio de los viñedos, como fue el caso en Domaine de Grand Pre; o a la orilla del mar, como en Lunenburg Yacht Club y Old Fish Factory Restaurant; bocadillos 100 por ciento orgánicos en Fox Hill Cheese House; o cenas con lecciones de cómo comer lobster, en Halls Harbour Lobster Pound, de todo hubo pero siempre con la característica de ser de-li-cio-so!! 

Y no podía faltar, al final de este tour, la degustación de productos preparados con maple: miel, galletas, dulces, mantequilla, tés y mucho más… no cabe duda que la Nueva Escocia me dejó un gran sabor de boca!!


Halls Harbour Lobster Pound, Nova Scotia, Nueva Escocia, Canada


Sigo al Tri. Quieres ir con ellos a Brasil 2014?

Selección Mexicana de Futbol, Tri

Me da mucho gusto poner este espacio para difundir lo que un grupo de aficionados de la Selección Mexicana de Futbol está haciendo, ellos viajan y van a apoyar al Tri. Si quieres ir con ellos, contáctalos.

Sigo al Tri somos un grupo de fans mexicanos que viajamos a cada Mundial de futbol para apoyar a la selección mexicana, vivir y disfrutar de la experiencia que el torneo de futbol más importante del mundo y el país en donde se juegue nos pueda brindar.

Somos apasionados del futbol y de viajar, la combinación de ambos nos lleva cada 4 años a un determinado país para reunirnos y celebrar de una de las fiestas más grandes que un turista pueda vivir. Todo comenzó en Alemania 2006, para todos fue nuestro primer Mundial y desde el primer día nos dimos cuenta que esto lo haríamos cada 4 años por el resto de nuestras vidas.

Como en cualquier viaje, meses antes se prepara todo lo relacionado. Vuelos, hospedaje, ruta a seguir, entre otros puntos, la diferencia es que el itinerario lo adaptas al calendario de juegos del torneo. Todo parece un viaje como cualquier otro hasta que te formas en la fila de la aerolínea para hacer check in, aquí todo cambia y te haces la pregunta: ¿en verdad estoy a punto de ir a un Mundial? Así es, aquí es donde comienza la aventura, observas a tu alrededor compatriotas que por sus atuendos parecieran que están a punto de entrar al estadio, pero aún estás en la sala de abordar, desde backpackers en su mayoría, hasta familias completas vestidas de verde.

Una vez que aterrizas en el país en turno, el viaje que planeaste con tantas ganas por meses se convierte en una fiesta que durará desde un par de semanas hasta un mes completo. Algo que es muy interesante en un Mundial es que aquellas personas desconocidas con las que compartiste el vuelo, al pasar por la aduana son ya literalmente casi hermanos, es una vibra única que se siente en el aire desde el aeropuerto y que va creciendo en tu llegada al hotel u hostal, hasta en los restaurantes, museos, filas en cajeros automáticos y muchos puntos más, y qué decir cuando nos dirigimos al estadio para apoyar al Tri, no existen palabras para describir la emoción de cantar el himno nacional antes de comenzar el partido, es algo más que impresionante. Si bien nuestro pretexto es ver unos juegos de futbol, un Mundial es mucho más que eso.

¿Sudáfrica? Sí, viajamos hasta el fin del mundo por decirlo de alguna forma, viajando por este país nos dimos cuenta con una sonrisa en el rostro es que cada Mundial es completamente diferente a otro y esto es la parte más atractiva de todo, es que cada país te ofrece diversas atracciones, cada día te sorprendes de lo que vas conociendo, recorrer de 5 a 9 ciudades por el país, incluso entre ciudad y ciudad, la gente local que ha esperado con ansias por recibir a miles de turistas, la magnífica hospitalidad desde el hotel, pasando por el taxista, la cajera de una tienda de recuerdos, hasta la anciana que lee un libro en la terraza de su casa, todo, es una maravillosa y sana convivencia entre locales y turistas.

¿A quién no le gusta viajar? A todos nos gusta viajar, en verdad, recomendamos vivir un Mundial mínimo una vez en la vida. En Sigo al Tri creemos que este evento de ofrece la mejor combinación de viaje: conocer un nuevo destino, recorrerlo, conocer una nueva cultura, compartir, aprender y disfrutar de ella, el mejor ambiente desde que amanece hasta que anochece, en cuanto a gastronomía es posible disfrutar de distintos manjares que al mismo tiempo son diversos a lo largo y ancho del país, práctica de deportes extremos, desde nadar con tiburones en Sudáfrica, hasta recorrer el Amazonas en Brasil, obviamente, celebrar un triunfo de México, que si por circunstancias no se logró un buen resultado, no importa, al salir del estadio sabes que estás en un Mundial y por si sólo te absorbe a disfrutarlo al máximo.

De regreso al país de origen aseguramos que será el viaje de tu vida. No importa cómo se haya viajado, con amigos, familia, pareja o incluso solo, se disfrutará al máximo. Algo que queremos destacar también es que como es un viaje para conocer y compartir, las personas que vas conociendo a lo largo de la aventura ya sean mexicanos o de otros países, por poco tiempo que los hayas tratado, se harán fuertes lazos de amistad, diferentes a los que se encuentren en cualquier otro tipo de viaje. Todo turista cuando llega a un Mundial, lo hace totalmente abierto y receptivo.

Brasil 2014 es el siguiente objetivo, Sigo al Tri nació con la idea de compartir todo lo que expresado líneas arriba y motivar a más fans de la selección a contemplar un Mundial como una opción genial como destino de viaje, aunque ni siquiera podamos elegir a dónde vamos a ir.

Estamos poco a poco creciendo el grupo y gracias a nuestra total experiencia de cómo vivirlo al máximo, buscamos una interacción en nuestras redes sociales para aclarar sus dudas y responder preguntas de qué es lo que mejor conviene para planearlo.

Nos pueden encontrar en facebook.com/Sigoaltri y en Twitter con el usuario @Sigoaltri, para recibir sus comentarios y contagiarlos desde ahora para que todos podamos llegar a Brasil. Calculamos un ahorro de $75,000 a $90,000 pesos para vivirlo completamente, cubriendo todo el objetivo (viaje, partidos, hospedaje, vuelos y todas las actividades turísticas). Formaremos un grupo para llevarlos a Brasil, hospedarlos, transportarlos y sugerir las mejores actividades, puntos de interés, entre otros. No ofrecemos entradas para los partidos, éstas se consiguen a través del sitio de la FIFA a mediados del 2013.

Somos fans que sabemos cómo vivirlo y estamos para compartir toda la experiencia que tenemos para que todos vivamos el mejor viaje.

Brasil 2014 ¡Allá vamos!

jueves, 9 de agosto de 2012

La Cofradia, despertar entre agaves

Hotel Boutique La Cofradia, Tequila, Jalisco

Hay un lugar en Jalisco, donde el despertar es entre agaves, donde el aire fresco sopla en las mañanas y el sol brilla sobre el verdiazul paisaje; allí está La cofradía, una destilería que a la vez recibe huéspedes, dándoles así la oportunidad de vivir y sentir el Tequila en todo su esplendor. 

Tequila es un pequeño pueblo ubicado a unos 65 kilómetros de Guadalajara, capital del estado de Jalisco; y sí, es de ahí donde proviene la bebida ícono de este país, de mi México. Allá se encuentra la destilería La Cofradía, donde además de elaborarse excelente tequila, es posible hacer visitas y conocer todo el proceso, pero eso no es todo, pues entre los agaves está su hotel boutique, que consta de tan sólo cuatro hermosas habitaciones. 

Espaciosas, cómodas, con un surtido kit de amenidades, aire acondicionado, tranquilidad, bata, pantuflas, cafetera, frigobar y un tequilita de bienvenida, así son las habitaciones en este hotel boutique que te hace vivir de cerca el ambiente del tequila y de Tequila

Además de adaptar tu viaje a lo que más te agrade: descanso, aventura o experiencia gastronómica, puedes aprovechar para conocer la historia de esta región y conocer sus bellezas naturales. Mientras que dentro de La Cofradía es posible realizar una buena cantidad de actividades, como conocer la tequilera, la fábrica de cerámica, el museo de sitio, degustaciones, catas, caminatas por el lugar, etcétera. 

En La Cofradía todos son muy amables, están siempre “puestísimos” para consentir a sus huéspedes y lograr así que su viaje se convierta en una gran experiencia. 

Tips: Lleva ropa cómoda y disfruta de caminar por la mañana entre los agaves, acompañado por una buena taza de café; y por la tarde, regresa pero con una copita de tequila.


Hotel Boutique La Cofradia, Tequila, Jalisco

Hotel Tukan, en el corazón de Playa del Carmen

Tukan Hotels, Playa del Carmen, Riviera Maya


¿Un hotel familiar, con precio accesible, wifi, alberca, tranquilo y en el centro de Playa del Carmen? Eso fue lo que busqué y recordé que Tukan Hotels reúne todas esas características, y fue por eso que pasamos ahí una estancia corta durante nuestra reciente visita a ese destino que es parte de la tan amada Riviera Maya

Llegamos de mañana y cómo era muy temprano y además nos iríamos pronto de vagos a Xcaret Park, entonces pedimos hacer el check in lo más rápido posible y así fue, todo el apoyo en recepción para que en unos minutos pudiéramos está ya en camino a la diversión en el parque. Amablemente nos guardaron todo nuestro equipaje hasta nuestro regreso. 

Ya por la tarde, volvimos y nuestra llave y habitación estaba lista; nos ayudaron a llevar el montón de equipaje que teníamos y nos instalamos. Entonces solicité un par de toallas más, pregunté a dónde podía ir por ellas y el amable hombre que nos ayudó con las maletas se ofreció a llevárnoslas. La habitación me gustó porque estaba cómoda y silenciosa, con TV y buen sistema de cable. 

Luego, aprovechamos la ubicación del hotel para pasear un poco por la alegre y siempre transitada 5ª Avenida, a donde fuimos a hacer algunas compras de regalitos, tomar un café y hacer algo de Windows shopping

Así pues, dormimos de maravilla con un fuerte aguacero por la noche, pero tranquilos en Tukan Hotels, para al día siguiente emprender la regresada a casa. Nuestra estancia transcurrió como lo planeado y allí terminaron nuestras largas vacaciones de más de 15 días por Riviera Cancun, Orlando y Playa del Carmen.


Tukan Hotels, Playa del Carmen, Riviera Maya


miércoles, 8 de agosto de 2012

Viajes, blog, México… entrevista

Hace un par de semanas, durante mi paso por Playa del Carmen (Quintana Roo, México), tuve la fortuna de ser entrevistada por La Ruta Verde y aquí están las dos partes de esa conversación en donde platico cómo comencé como blogger, lo que opino de un montón de temas, como son seguridad, viajar, México, turismo y algunas cosas más. 

Quiero agradecer tanto a La Ruta Verde por tomarse el tiempo de acercarse a mí e interesarse en mi labor y opinión, y al Hotel Paradisus La Esmeralda por permitirnos realizar este entrevista en sus instalaciones.

Los dejo con estos videos y recuerden que "mi neta, no necesariamente es la neta", pero es lo que pienso y en lo que creo.


Paradisus, precioso y rica comida

Paradisus La Esmeralda, Playa del Carmen, hotel

En nuestra más reciente visita a Playa del Carmen (Quintana Roo, México), nos hospedamos en el hotel Paradisus La Esmeralda y tengo varios puntos a resaltar de este precioso hotel que se encuentra un poco alejado del centro de la ciudad, pero no tanto como para no poder disfrutarla. 

Paradisus La Esmeralda es un hotel todo incluido que me dejó sorprendida porque tiene las mismas tarifas que otros hoteles con ese mismo sistema, con la diferencia de que este tiene alta calidad en sus instalaciones y sobre todo en alimentos. Hay que resaltar que Paradisus está conformado por dos hoteles en uno: La Esmeralda, que s familiar; y La Perla, que es sólo para adultos, ideal para escapadas románticas y lunamieleros. 

Un ambiente de tranquilidad y buen gusto te dan la bienvenida, y aunque al principio resulta un poco confuso orientarse, basta un ratito de poner atención para darse cuenta que su distribución es muy sencilla: La Esmeralda a un extremo y La Perla al otro extremo, restaurantes al centro de ambos y playa al lado contrario de la entrada. 

Las habitaciones son muy cómodas, las amenidades divinas y como es muy nuevo, pues es casi casi como estar estrenando. Sobre la comida les tengo qué contar aparte porque cada cena es un suceso, ya que cuenta con una gran variedad de restaurantes con diversos tipos de comida y todos están deliciosos; asimismo, tiene el restaurante bufete característico de los hoteles todo incluido, con un muy atractivo menú para todos los gustos. 

Las albercas, ideales con agua tibia, pero ahí sí les pongo un pero, pues me parece que las cierran muy temprano para ser playa (7 pm); también tienen camastros cómodos, servicio de snaks que no son los típicos hotdogs y hamburguesas, sino que hay platillos más elaborados, jardines y en general un área muy agradable. Su playa está en excelentes condiciones y de camino a ella, te topas con un área de manglar que resulta interesante. 

Pero regresando a los servicios, quedé fascinada con el área para niños, donde les tienen snacks, juegos y entretenimiento para que los papás puedan descansar. En fin, sí me gustó este hotel, lástima que con tan corta visita no me fue posible descubrir toda su gastronomía. 

Tips: No olvides hacer tu reservación para la cena antes de las 5 pm, pues todos sus restaurantes se manejan de esta manera. Aunque al llegar te parecerá quizá engorrosa esta medida, cuando pruebes los platillos verás que vale la pena.


Traslados con Best Day

Best Day, Cancun

Luego de saber sobre el buen servicio de Best Day en traslados, me decidí a ir con ellos en nuestro más reciente viaje al sureste mexicano; del aeropuerto al hotel y de regreso a nuestra partida. El resultado fue excelente y muy recomendable. 

Llegamos al aeropuerto del Cancún y fuimos directo al módulo de Best Day que se encuentra casi al final (donde están todos los servicios de transporte), en seguida nos atendieron y nos proporcionaron información de la ciudad y sus alrededores: folletos y mapas. 

Esperamos tan sólo un poco y la unidad ya estaba lista para llevarnos al hotel en Playa del Carmen. El operador fue muy amable y estaba bien informado de sus servicios y el lugar; la unidad, impecable y en general todo transcurrió de maravilla. 

Al día siguiente tuve que confirmar en el hotel el servicio de regreso al aeropuerto y la chica también fue muy atenta, sin acosar ofreció algunas excursiones y pude conversar con ella sobre todo lo que ofrecen en el destino. Por cierto que me comentó que cuentan con personal en muchos hoteles, donde se puede contratar tours, traslados y demás. 

Unos días después, al regreso, el vehículo estuvo más que puntual para llevarnos al aeropuerto, aunque el operador entonces no era tan platicador como el primero y se vio que no tenía tanto conocimiento de la marca y la empresa en general, jiji hasta parece que les hago examen, peroles juro que no es así, es mi forma de enterarme de muchas cosas que no he podido visitar. 

Así las cosas, puedo sacar en conclusión que Best Day es una muy buena opción para realizar lso traslados aeropuerto-hotel-aeropuerto.

martes, 7 de agosto de 2012

Cuántos días son suficientes en Disney?



Esta es una de las preguntas qué más me hacen, ya sea con respecto a Disneyland (California) o Disney World (Orlando, Florida): ¿Cuántos días son suficientes para recorrer los parques? y aquí les va mi respuesta. 

Disneyland está compuesto por dos parques (Disneyland y California Adventure) y un Downtown. Los tres están cercanos y es posible ir de uno al otro caminando, además de que se encuentran conectados por el monoriel, y para subir a éste solo hace falta mostrar tu entrada al parque para poder usarlo y así llegar hasta el centro de Magic Kingdom o California Adventure desde el Downtown, o bien salir de los parques para ir a este último. Nosotros regresamos a Disneyland hace año y medio con la decisión de “peinar” los parques y el Downtown y lo logramos en 4 días completos. Llegando temprano y saliendo cuando Magic Kingdom (cierra más tarde que California Adventure) cerraba sus puertas. Incluso logramos repetir algunas atracciones.

Continúa: Blog Tips Parques Disney

Mejor edad para llevarlos a Disney


Muchos son los que sueñan con llevar a sus hijos a Disney, ya sea en California, Orlando o en cualquier otro lugar, pero al fin Disney; y continuamente me preguntan: ¿Cuál crees que sea la mejor edad para llevarlos? Aquí va mi respuesta.

Llevé a mi hija por primera vez a Disneyland (California) cuando tenía 4 años recién cumplidos y la mayor parte del tiempo la pasamos persiguiendo princesas y en ToonTown. Aunque lo disfrutó y se portó de maravilla, no quiso entrar a muchas atracciones y para otras tantas no tenía la edad ni estatura necesaria para entrar. Unos años después, recordaba poco de esa visita.

Niños y delfines, combinación perfecta

Delphinus, Playa del Carmen, Riviera Maya

Yo siempre quise tener el acercamiento con delfines y fue hace algunos años que tuve esa oportunidad por primera vez. Era adulta y aún sin hijos, la segunda vez la viví en compañía de mi hija que tenía entonces unos 5 años, fue muy interesante la vivencia y ahí comprendí cuán importante era provocar este tipo de encuentros con delfines y otras experiencias similares. Hace poco fuimos a Delphinus Riviera Maya, ahora que tiene 12 años y aunque entró con un poco de temor, bastaron unos minutos para entrar en confianza. 

Llegamos temprano, como lo conté en el post Hice una nueva amiga en Delphinus, y vivimos la experiencia. Mi hija aprendió mucho de tener a estos carismáticos mamíferos cerca, los acarició, besó y comprendió que había que respetarle al máximo, pues estábamos de visita en “su hogar” así que teníamos que convivir en su ambiente, entre peces, algas y agua fresca. Es sin duda, una vivencia que guardará por siempre en su mente y ahora presume con orgullo y una sonrisa nostálgica la foto del “besito al delfín”; hasta ahí, yo había llegado a la conclusión de que niños y delfines eran una combinación perfecta, aún sin conocer todo el trabajo que Delphinus realiza en con los niños y niñas. 

Delphinus es un lugar para tener encuentro y nado con delfines, pero su labor no termina ahí, pues realizan un arduo trabajo y tienen un gran compromiso con la investigación y el cuidado ambiental, pero lo que hoy les contaré es su labor relacionada con la infancia. 

* A través del Instituto Via Delphi se presentó en 2009 Delfines en el Metro, que fue una exposición itinerante por el Sistema de Transporte Colectivo, Metro en la Ciudad de México. También llevó su exposición al Sistema de Transporte Colectivo de Monterrey. 

* Firmó en 2008 el Código de Conducta para la Protección de la Niñez contra la Explotación Sexual en la Industria del Turismo y los Viajes (“The Code” en inglés) con el que lucha para que los niños de Quintana Roo no sean víctimas de abuso y explotación sexual. 

* Tienen un programa mediante el cual se invita a niños y niñas de Quintana Roo a convivir con los delfines sin costo alguno. 

* Niños y niñas de primaria y secundaria de Cancún asisten al Programa de Educación Ambiental de Delphinus coordinado con la Secretaría de Educación de Quintana Roo. 

¨Se alió a Save the Children Quintana Roo y al artista Alan Vázquez para la campaña “EcoAlegrArte” en la que el arte se usa como herramienta didáctica para la transmisión de conciencia ambiental en niños de las regiones populares de Cancún. 

Bien por Delphinus y su labor!


lunes, 6 de agosto de 2012

Xcaret, para conectarse con México

Xcaret, Riviera Maya, Playa del Carmen


Todos decimos amar a México, conocerlo y cuidarlo, pero luego de visitar Xcaret sales quieriéndo aún más y pensando en el montón de veces que tanto repelamos de esta bella tierra que nos vio nacer, en la que seguimos y seguiremos, porque pase lo que pase creemos en nuestro país y en nosotros mismos, aunque a veces dudemos. 

No hay forma de explicar la conexión que se puede lograr con las tradiciones, cultura y naturaleza de este país con tan sólo visitar un parque, pero no estoy hablando de un parque cualquiera, sino de Xcaret Park, que ha trabajado y trabaja cada día por resaltar y hacer valorar el sentido y sentimiento de este México y su gente; o sea, todos nosotros, lo mexicanos y nuestro México. 

Xcaret se encuentra en Playa del Carmen (Quintana Roo, México), en la famosa Riviera Maya, y su nombre significa “pequeña caleta” en lengua Maya. Con su historia a cuestas, como puerto y centro ceremonial, hoy es un espacio donde es posible tener una gran experiencia, única y muy nuestra. 

No tengo idea de cuánto tiempo habría que permanecer en el parque como para terminar de ver todo lo que ofrece; sin embargo, la visita de por lo menos un día es totalmente obligada. 

Llegamos temprano, apenas unos minutos después de las 9 am, y nuestro recorrido fue más o menos así: 

· Aviario. Impresionantes las guacamayas y me enteré que recibieron hace poco más de un año el Record Guiness por mantener el mayor número de guacamayas nacidas en cautiverio en el mundo. Además, puedes verlas en sus diferentes etapas, desde su nacimiento (sin plumas) hasta en todo su esplendor en su madurez. 

· Cava. Una espacio donde es posible degustar y adquirir vino mexicano. O realizar algún evento privado con excelente gastronomía y el mejor maridaje. 

· Hacienda Henequenera. Una representación fantástica de lo que se usaba en las casas mexicanos de otros tiempos, que cuenta con una gran exposición de objetos tradicionales. Para gente de mi edad, es cómo recordar la casa de la abuela. 

· Invernadero de orquídeas y cultivo de hongos. Te sugiero que dediques un tiempo a pasar por este espacio, es realmente interesante todo lo que se ha hecho para hoy en día poder tener 89 especies de orquídeas, además del sistema que se usa para plantar los hongos, te sorprenderá! 

· Río Paraíso. Es un paseo que sin duda te relaja. Tómate el tiempo de disfrutarlo en silencio y no mantén tu cámara alerta porque lo que ahí se ve, te va a encantar. 

· Capilla de San Francisco, zona arqueológica, criadero de peces y lo que se atravesaba por el camino. 

· Río subterráneo. Nosotros elegimos la Ruta Maya, que es parte abierto y parte cubierta, y nos dejamos llevar por el agua fresca y cristalina para admirar cuevas, rocas, fósiles, plantas y al final, peces de colores. 

· Comida riquísima en su restaurante El Manglar, que me contaron, es el más nuevo de Xcaret. Está allá, cerca del mar y goza de hermosas vistas y buena comida. 

· Ceremonia prehispánica. Es toda una experiencia escuchar los tambores, ver las danzas y envolverse por aromas, ritmos y… esto tienen qué verlo! 

· Acuario y tortugas. Esta precioso el acuario y te sugiero pongas atención al camino que te lleva hasta él, pues hay fósiles a los costados. Son especies de la región y el agua es de ese mismo mar. Ahí puedes tocar estrellas de mar, erizos y más. 

· México Espectacular. De este fabuloso espectáculo les tengo qué contar aparte, porque vale mucho la pena detallarlo y también les debo platicar de la sorpresa que Xcaret me tenía reservada para ese momento. 

Fue un día increíble y no podía ser de otra manera, pues estaba en Xcaret.


Xcaret, Riviera Maya, Playa del Carmen

Ross Farm Museum, el lugar soñado


Alguna vez soñé con un sitio “muy natural”, como en otros tiempos. Una gran extensión de terreno verde, con los animales de la granja, plantíos, pan recién horneado y…. en fin, era sólo un sueño. Vaya sorpresa me llevé que ese sitio existe, está en Canadá y se llama Ross Farm Museum

Durante mi recorrido por la Nueva Escocia (Nova Scotia), al este de Canadá, visité un lugar fabuloso llamado Ross Farm Museum, donde al dar un paso a su interior, hace un viaje a un pasado muy lejano, cuando la energía eléctrica y los calentadores de gas no existían. Es la representación de cómo se vivía en una granja de la Nueva Escocia hace 100 años. 

Es un espacio 100 por ciento lúdico, donde los niños corren y pueden ver, tocar, preguntar y aprender sobre la vida en una granja; además todos visten hermosos y antiguos atuendos que hacen la visita mucho más divertida. Es caminar por esos senderos de tierra con hojas secas, ver cómo se corta la leña, cómo se alimenta a las gallinas, cerdos, borregos… cómo se hacen las cubetas de madera o las labores de herrería. 

Ross Farm Museum es un lugar para disfrutase, entrar en las casas y sentir el aroma del pan recién horneado en la estufa de leña, que además sirve para calentar el ambiente. Y allá, en la última habitación… puedes encontrar una mujer mayor hilando, bordando o tejiendo finas piezas de mantelería para el hogar. Entras en platica con todos y no falta quien ofrezca un panque con mermelada o queso fresco que se ha preparado ahí mismo. 

Lo único que me faltó es que Ross Farm Museum tuviera un espacio para recibir huéspedes, sería un exitazo!! 

Tip: Renta un auto en tu visita a la Nueva Escocia, recorre y disfruta todos los rincones que esta región te ofrece, encontrarás fascinantes experiencias a muy corta distancia.




Por qué preferí hotel Disney en Orlando



Ahora que he vuelto a Orlando (Florida), muchos me preguntan sobre el tipo de hospedaje que prefiero, y les puedo contar que siempre nuestra opción para los días que dedicamos a Disney World, son los hoteles Disney económicos, y esta decisión la tomamos por diversas razones que les platicaré aquí.

La primera vez que fuimos, teníamos un gran dilema: hospedarnos dentro o fuera de Disney; luego de un gran análisis, decidimos hospedarnos en un hotel económico de Disney (Entonces fue All Star Resort Music, luego regresamos a ese mismo y ahora al Pop Century) ¿por qué? Pues por varias razones y aquí les comento algunas:

Continúa: Blog Tips Parques Disney