Tequila y el tour de los sentidos



¿Te gustaría conocer el proceso para obtener el tequila? Bueno, pues ahora imagina que lo conoces de noche, cuando tus sentidos están más abierto, receptivos y así… descubres aromas, texturas, sabores, sensaciones y sonidos que rodean esta maravillosa bebida y su territorio, ese donde nace el agave y muere la botella de tequila al exprimirle hasta la última gota. 

Señor, tú que eres ejemplo de bondad,
y nosotros, tus muchachos,
ya que nos hiciste borrachos,
hágase tu voluntad… 

Llegó la oscuridad y con ella, el Tour de los Sentidos comenzaba como cada noche en La Cofradia, en Tequla, Jalisco (México); nos reunieron y dio inicio la charla, porque es más que dar sólo información, es compartir y conversar mientras se recorren las instalaciones de la tequilera y se conoce así la historia, insumos y cómo se logra el tequila. 

Es tocar el agave, sentirlo y después percibir su aroma recién sacado de la tierra, para luego conocerlo cuando ha sido transformado en un trozo dulce y café, lo pruebas y aún no entiendes de dónde y cómo sale el tequila; pero aquí apenas va iniciando su fabricación, si se le puede llamar así. Pasamos por la fermentación, olimos, tocamos y también probamos; entonces, siguió la destilación y todo fue una gran experiencia que no quisiera contar completa para que se atrevan a vivirla. 

Totalmente interesante y diferente la propuesta de hacer este recorrido en medio del paisaje agavero y en la oscuridad. Al final hay una cata de tequilas y entonces sí, toca darle gusto al gusto: blanco, añejo, reposado… que antes de dormir y luego del paseo cae de maravilla. 

…estiro la mano,
encojo el codo,
y a saludo de todos,
me lo chingo todo!! 

** Los fragmentos escritos son parte del juramento que se hace al final del Tour de los Sentidos.