miércoles, 27 de junio de 2012

Escapada de relax a Comanjilla

Hotel Misión Comanjilla, Guanajuato

Luego de un par de semanas de estrés, me escapé al Hotel Misión Comanjilla a relajarme, y debo mencionarles que lo encontré muy mejorado en todos los sentidos, con respecto a como lo recuerdo en mi última visita hace unos 8 años.

Para comenzar, les cuento que la decisión de ir a Comanjilla fue en gran parte por la cercanía con el lugar donde vivo (Guanajuato capital), pues este hotel se encuentra entre Silao y León, en el estado de Guanajuato (México) así que me tomó tan sólo unos 40 minutos en automóvil llegar hasta allá; ideal, pues no tenía muchos ánimos de comenzar el relax con más estrés de tráfico y horas de trayecto.

Llegamos y mi panorama cambio enseguida: pájaros cantando, grandes áreas verdes, alberca con agua calientita y riquísima, amabilidad, sol, aire fresco… en fin, que ahí comenzó el disfrute total.

Las habitaciones son cómodas y están todas cercanas a una de las dos albercas grandes que tiene el hotel, pero los huéspedes también pueden pasar al parque acuático que se encuentra justo a un lado. Hay servicio de restaurante casi todo el día día y es posible incluso adquirir un paquete de comidas y agrégalo a la reservación por muy buen precio por persona.

El lugar se presta para pasarla en pareja o en familia, pues tanto hay espacios ideales para el descanso, además del spa y un fabuloso temazcal del que les tengo qué contar en un post aparte, hay una ciclopista y préstamo de bicis, y un parque acuático con toboganes y mucha diversión para los chamacos.

Tip: Prefiere hacer tu reserva por internet, pues es dónde tienen su mejor precio.


Hotel Misión Comanjilla, Guanajuato