Welcome to… Extranjera en mi país


Como mexicana e hispanoparlante, cuando entro a una web de algún servicio para turistas que se encuentra en territorio mexicano y encuentro que está solamente en inglés, me siento sinceramente ofendida y lo interpreto como un claro “hispanoparlantes no son bienvenidos”. 

Hay varios destinos turísticos en mi país, particularmente en el sureste y Baja California, donde parecen haber olvidado que se encuentran en México y reciben al visitante con un “Welcome to…”, las cartas de los restaurantes están en inglés, así como los anuncios en negocios e indicaciones en los hoteles; al preguntar a varios por qué lo hacían, la respuesta siempre me llevó a una misma conclusión, lo hacen para facilitarles las cosas a los turistas provenientes de nuestro país vecino. Tal vez me equivoque, pero mi sentir es claro y esas medidas me hacen sentir “extranjera en mi país”. 


He llegado a hoteles donde la recepcionista (extranjera) hace grandes esfuerzos por hablar español al hacer mi registro y yo la dejo, porque está trabajando en México y para muchos mexicanos, por lo tanto siento la obligación de su parte de hablarme en mi idioma. 

También he comido en restaurantes de cocina mexicana donde los sabores son, por decirlo de alguna manera, más ligeros, y al preguntar porque son así me responden que han bajado el picante y los condimentos para agradar al paladar extranjero. No bueno, eso es el colmo!

Otro tema es los negocios que sólo muestran precios en dólares, lo que también me parece un total abuso porque al pagarles en moneda nacional hacen la conversión al momento, por no decir a su conveniencia.

Luego de experiencias cómo éstas comienzo a pensar que no sólo estamos adaptando nuestro país a los extranjeros, sino que nos estamos poniendo de tapete y eso me indigna realmente. 

Y alguno podrá decir que en lugares como Miami pasa lo contrario, se habla demasiado español pese a ser territorio norteamericano, pero quedemos claros en que esa situación corresponde a su gran cantidad de población hispana y no porque los mismos gringos lo hayan impuesto así. 

Si están en un país donde se habla español los menús, indicaciones, sitios web, anuncios y demás, deben estar en este idioma y después de eso en todos los que quieran. Creo fielmente que al extranjero en México se le debe recibir en español y ya luego de eso hablarte en inglés, francés, alemán, japonés, chino o el que quieran, porque así de chingones somos los mexicanos, que podemos atenderlos bien y en su lengua, pero siempre anteponiendo el respeto a la propia.