lunes, 23 de abril de 2012

Viajar a países de otro idioma


El momento de decidir el viaje, suele ser algo tenso. Son muchos los factores que entran en juego. Entre ellos el idioma, que muchas veces nos hemos quedado con ganas de realizar una escapada fantástica pero nos hemos echado atrás por no conocer ni una palabra de ese idioma. Por ello traemos estos consejos prácticos para que esto no sea un problema. 

No todos hemos podido asistir a cursos de verano en el extranjero cuando éramos pequeños, pero sí que sabemos que el inglés es el idioma más universal y más utilizado alrededor del mundo. Normalmente, conocer este idioma nos dará más posibilidades de entendernos allá donde vayamos, por lo tanto, es casi necesario conocerlo si eres un viajero empedernido. 

Sea cual sea el país que vayas a visitar, deberías seguir unos pasos para no tener problemas de comunicación. Lo primero y más importante es hacerse con un diccionario de idiomas. Parece una tontería, pero es algo básico. En un momento podrás resolver las dudas que tengas, y así evitarás problemas mayores. Además, actualmente, gracias a los dispositivos electrónicos, podemos tener diccionarios en nuestros teléfonos móviles sin ninguna complicación. 

Otro consejo es llevar encima un plano o mapa de la ciudad o zona que vamos a visitar. ¿Por qué? Porque es posible que los momentos en los que necesitemos hablar con alguien sucedan cuando nos hemos perdido o estamos buscando algún lugar en concreto. En cuanto al alojamiento no suele haber problemas, porque los hoteles o albergues tienen más facilidad para comunicarse con los clientes. 

También es adecuado saber de antemano palabras y frases hechas que seguro que utilizaremos durante el viaje. En cuanto a los saludos, conviene saber “hola” y “adiós”, son cuestiones de educación, que nos ayudará a familiarizarnos con las personas. De la misma manera es necesario saber “gracias”, “por favor” y “perdón”. Son palabras que pronunciamos sin darnos cuenta, y que tenemos que adaptarlas a la situación que vivimos. Otras frases como “¿cuánto cuesta?” y “¿dónde está?”, nos ayudarán en el caso que necesitemos ayuda de alguna persona. 

No olvides que sonreír nos abre puertas. Una actitud positiva ante el resto de personas, nos traerá una buena respuesta. ¡Sonríe que estás conociendo un país nuevo! Además, contamos con la comunicación no verbal… ya sabes, si en algún momento ves que es imposible entenderte, haz gestos para que tu interlocutor lo comprenda. 

Esta claro que conocer el lenguaje del lugar que vamos a visitar nos otorga una sensación de seguridad, por ello, no olvides que ofrecen escuelas como ESL cursos idiomas en el extranjero, para tener más confianza en nosotros cuando vayamos a realizar un viaje.