martes, 6 de marzo de 2012

Hacienda Sepúlveda, un refugio encantador


Volví hace unos días a Hacienda Sepúlveda en Lagos de Moreno, Jalisco, con el pretexto de probar los platillos que se están preparando en su restaurante con motivo de su Festival de Comida Tradicional “Recetas de la Abuela”, y una vez más quedo convencida de que es el lugar perfecto para refugiarse… de qué? De lo que sea. 

Hacienda Sepúlveda tiene los rincones ideales para el relax, para desconectarse del mundo y dedicarse simplemente a descansar, a disfrutar del lugar que por dónde lo veas es precioso, y si a eso le agregamos que tienen excelente servicio, que la comida es riquísima y sus precios razonables, entonces no queda más que decir: hay que ir allá. 

En esta ocasión yo fui simplemente a comer y aproveché para caminar un poco por sus verdes jardines y envidiar el jacuzzi que estaba totalmente antojable. 

Mi comida inició con sopa naturaleza, con elote y flor de calabaza; luego, seguí con pechuga colorada, que la sirven con vegetales y pan de elote, que llevaba una salsa preparada con frambuesa y chipotle, bebí agua de jamaica; y para terminar pedí un café y pay de queso con chocolate. 

Luego, la caminata y la dura despedida de un lugar que siempre invita a volver una y otra vez, porque además tiene un bello spa y sus habitaciones me encantan. 

Si algún día requiero de refugio, seguramente el hotel Hacienda Sepúlveda sería una de mis opciones para este fin, para olvidarme de las ocupaciones y dedicarme simplemente a consentirme.