lunes, 5 de marzo de 2012

Casa Ticul, para dormir y soñar


En la 5ª Avenida de Playa del Carmen (Quintana Roo, México) se encuentra la tranquilidad del pequeño y carismático Hotel Casa Ticul, un perfecto antídoto para el estrés en plena Riviera Maya

En este hotel boutique se respira la paz, pues el salón bien decorado y con cómodos sofás da la bienvenida a los huéspedes; y al fondo, una espacio al aire libre para leer, conversar, navegar en internet y disfrutar del clima justo al lado de la no muy grande pero suficiente alberca. En lo alto, una terraza se puede descansar en sus camastros, o disfrutar de alguna bebida mientras admiras la vista de los alrededores. 

Casa Ticul es un hotel donde se resalta lo que menciona su slogan, la “hospitalidad mexicana”; donde encuentras más que un lugar para solo dormir, pues es también un espacio perfecto para soñar. El trato es amable y las sonrisas al servirse el desayuno hacen que los platillos mexicanos que ofrecen tengan un mejor sabor. 

Cuenta con 19 habitaciones, en la que estuve yo no es muy amplia pero si perfecta para una pareja. Comodidad, silencio por las noches, bata, pantuflas, amenidades que incluye repelente de insectos y gel para después de asolearse, TV con sistema de cable, wifi sin cobro extra y la ubicación es excelente, pues está rodeado por cafeterías, restaurantes, tiendas y demás, que hacen la estadía más divertida. 

El hotel no tienen playa, pero ésta se encuentra a tan sólo unas tres cuadras de distancia; además tienen acuerdo con algunos clubes de playa donde obtienes descuentos en consumo. 

Y si de costos hablamos, créanme que sus tarifas son mucho más bajas de lo que se imaginan y casi siempre tienen promociones con buenos descuentos.