miércoles, 30 de noviembre de 2011

Bonotour, ahorro para los viajeros


Si eres viajero empedernido como muchos que hay hoy por el mundo, tal vez te interese la propuesta que Bonotour presenta en Europa, que te permite ganar algunas ventajas y descuentos tan sólo con pertenecer a su club privado de viajes. 

¿Cómo puedes pertenecer a este club? Basta con adquirir alguno de sus talonarios, que los hay en dos versiones: para 7 ó 21 noches de hospedaje, y ya con eso puedes reservar noches de hotel a excelente costo, además de que podrás tener otros beneficios: acumular puntos para obtener excelentes mejoras en el precio; descuentos especiales en otros servicios como excursiones, visitas, tratamientos de bellezas; promociones exclusivas para ti; y un servicio de consulta personalizado, entre otras cosas. 

Por lo que vi en su web, además de todo lo que he mencionado también es posible ahorrarse la comisión de agencia en la compra de boletos de avión; los bonos son transferibles y no tienen una fecha de expiración así que los podrás usar, tu o cualquier miembro de tu familia o amigos, en cualquier época del año. 

Creo que han pensado en todo, porque por lo visto están tan seguros de su propuesta que ofrecen a sus clientes el rembolso total en caso de que no queden plenamente convencidos, siempre y cuando devuelvan el talonario antes de que pasen 15 días de haberlo comprado. Por el momento veo que la mayor parte de su oferta de hospedaje y servicios es en España, con algunos cuántos hoteles fuera de ese país. Sin embargo, me he enterado que ya planean la expansión al extranjero con mayor fuerza, siempre cuidando que sean establecimientos competitivos en calidad-precio en pro de cuidar que los viajeros obtengan más por menos. 

Sin duda una propuesta atractiva, que si bien es singular, en el mercado ya he visto algunas otras similares. ¿Será que les va funcionando bien?

jueves, 24 de noviembre de 2011

A Toronto por Air Canada



Primera vez que me toca volar con Air Canada y en resumen puedo decir que el servicio me pareció bueno, con alguna que otra pequeña decepción pero en general todo estuvo bastante bien y sobre todo muy puntuales en sus salidas. 

Tuve la oportunidad de conocer los servicios de Air Canada en mi reciente viaje a Toronto; el vuelo salió y arribó a la Ciudad de México. Ambos viajes puntuales y la atención de la tripulación bastante amable. 

La nave, en buenas condiciones y con pantalla individual para ver pelis, programas de TV, noticieros, escuchar música o jugar, así el viaje no se hace tan tedioso. 

¿Los alimentos? pues ahí estuvo mi primer decepción, ya que a la ida nos ofrecieron el desayuno: “¿Huevos o wafles’”, me preguntaron, y yo pensé: “A wuebo que quiero wafles”, ya saben, por aquello de voy a Canadá y seguro es con miel de maple…mmmm!!! Ya me la saboreaba y oh sorpresa que me dan miel con “sabor a maple”. Digo, no es de dios que una aerolínea canadiense haga eso, si bien es cara mejor que ofrezcan mermelada o lo que sea, en lugar de imitación de la famosa miel de maple. Las demás comidas bien a secas, como en cualquier aerolínea.

La otra decepción me la lleve al regreso, cuando el servicio también fue bueno y amable, pero al buscar la revista para leer un rato, me encontré con un montón de basura en el compartimiento, incluso un chicloso que me impidió meter la mano…wuakala!! Lo mismo le pasó a mis vecinos, que se toparon con basura al sacar las revistas. 

En fin, cualquier inconveniencia que pueda ocurrir en un vuelo no interfiere con la felicidad que otorga el destino visitado y el regreso al hogar.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Cómo le hago para viajar tanto


Aunque recibo infinidad de preguntas cada día acerca de ciudades y servicios, los cuestionamientos más recurrentes son sobre esta actividad que realizo como blogger de viajes. ¿Cómo le haces para viajar tanto?, quiero viajar como tú, ¿dime cómo le hago para hacer lo que tú?, ¿qué hago para ser blogger de viajes? Preguntas como estás recibo a diario a través de mi correo electrónico y redes sociales, incluso los más atrevidos me proponen cobrarme muy poco o algunos dicen que nada con tal de fungir como “mi asistente” y acompañarme en mis viajes. 

Antes de dar la respuesta debo aclarar que esta actividad no es un trabajo, pues nadie me paga por hacerlo, de hecho no gano nada ya que todo lo que percibo a través de la publicidad que tiene mi blog, lo invierto en los mismos viajes, por lo tanto no contrato ni me es posible tener un asistente. Regularmente viajo con mi hijita y a veces mi marido, y son ellos los que me ayudan a tomar fotos y hacer notas, por ejemplo.

Aunque pudiera parecer que esto es fácil, la realidad es que tengo 30 años viajando y en este tiempo he tenido la experiencia de viajar sola, con amigos, con pareja y con familia; desde los clásicos viajes de mochilazo hasta los de más lujo, eso me ha permitido conocer una inmensa gama de estilos de viajar. Por otra parte, llevo escribiendo casi a diario en mi blog desde principios de 2009, por lo que ahora se ha colocado bien en cuanto a visitas y posicionamiento, pero al principio escribía básicamente para mi pues nadie me leía. Dicho lo anterior, queda claro que he tenido paciencia y no lo he creado de la noche a la mañana, pues ya son casi 4 años escribiendo casi a diario y compartiendo.

Ya he contado que mi blog surgió como un pasatiempo, por el simple gusto de compartir mis experiencias de viaje “por si a alguien le eran de utilidad”. Luego entré a redes sociales con el mismo propósito, pero el día en que me di cuenta del potencial que tenía, decidí definir un proyecto que me permitiría seguir viajando y a la vez servir como medio de publicidad. Porque en realidad creo que el “servir” es muy agradable y si esto que he logrado es de utilidad a las empresas y los destinos para promoverse, y a los viajeros para obtener información, pues que chido; así que soy una especie de vínculo entre la empresa y el consumidor que se logra a través de un intercambio en el que yo no impongo ni pido nada en especial, solo pongo dos condiciones: 

1. Escribo, digo y opino lo que quiero, cómo quiero y cuando me parece propicio. 
2. Viajo acompañada por mi hija principalmente. 

Soy sincera y debo aceptar que hoy en día recibo infinidad de invitaciones a diario, con cortesías, las que acepto con las dos condiciones que he mencionado, si alguno de los servicios que me invita no las entiende, pues no voy; hasta el momento nadie me ha dicho que no. 

Así mis viajes se costean combinando los descuentos o cortesías que me ofrecen y que yo jamás pido ni exijo, sino que son las empresas o instituciones las que me las ofrecen, con los ingresos que me da la publicidad de mi blog y el trabajo, porque tanto mi marido como yo trabajamos como todo el mundo, pero afortunadamente mi chamba la puedo hacer desde cualquier parte,  pues tengo una web que es guía turística de la ciudad donde vivo, además de que escribo como freelance para algunos otros de vez en cuando.

Entonces nuestros viajes (porque regularmente viajo con mi familia) se costean con cortesías de servicios que me ofrecen, el trabajo (mi web, lo que escribo para otros, lo que pone mi marido) y lo que gano por la publicidad de Adsense que tiene mi blog, porque no le pongo otro tipo de anuncios pagados: Con eso pago vuelos, comidas, entradas a atractivos, etc... Ahora, algunas veces me invitan también a viajes de prensa, lo cual está padre porque ahí no tengo que pagar yo nada, pero en contra parte, no puedo llevar a mi familia conmigo, a esos viajes voy sola. 

Así las cosas, creo que la clave está en la originalidad, en que alguien tenga la idea de iniciar un proyecto singular y trabajar sobre él con mucha paciencia.

Cambridge Suites Toronto: amabilidad y cercanías


Llegar hasta Cambridge Suites Hotel es de verdad muy fácil, pues se encuentra bien ubicado en pleno centro de Toronto (Canadá), lo que permite descubrir la ciudad y llegar hasta muchos de sus atractivos, con agradables paseos. 

Varias son las virtudes que le encontré a este hotel, como la amplitud de sus habitaciones, la amabilidad de su personal, muy buen restaurante, centro de negocios, gimnasio con una bella vista, además de la gran ubicación. 

Llegué pasada las 3 de la tarde al hotel y el registro no me tomó más de 10 minutos, así que pronto pude pasar a la habitación. Una salita a la entrada con TV, escritorio y barra equipada cafetera, microondas y frigobar; ya con esto pensé que es ideal al viajar con niños; luego, el amplio baño con tina y buenas amenidades; y al final el dormitorio también con TV y una vista hermosa de la ciudad. 

En el último piso del hotel está el bien equipado que tiene además sauna e hidromasaje, desde donde se puede tener una espectacular vista de la ciudad. El centro de negocios cuenta con computadoras e impresora y está abierto las 24 horas para todos los huéspedes. Tanto el uso del gimnasio como del centro de negocios no tienen cargo extra. 

Gracias a que me hospedé en Cambridge Suites Hotel me fue posible ir caminando casi a todos lados, además de que me permitió hacer paseos nocturnos o regresar muy tarde luego de cenar en alguno de los restaurantes cercanos. 

Tengo más que contarles de mi estancia en este hotel, como mi cena en Portico, el tour personal en compañía del Chef del restaurante por el St Lawrence Market y la visita a CN Tower con su Guest Services Manager del hotel. Pero todo lo escribiré en otro par de posts.



martes, 22 de noviembre de 2011

Toronto es marrón y green


Estoy de regreso en casa luego de visitar Toronto por 6 días y ahora puedo decir que mis recuerdos de esa ciudad son marrón y green, pero no sólo porque esos son los colores que predomina en su arquitectura, sino también porque desde el avión al arribo pude ver sus amplias zonas verdes y sus techos citadinos en ese mismo tono; que además concuerdan con su bien arraigada cultura ambiental.

Toronto (Canadá) me recibió con un poco de nieve en el aeropuerto, frío de unos cuántos grados bajo cero y la amable sonrisa de su agente de migración, quien se sorprendió un poco cuando le dije que mi visita era de turista y viajaba sola; entonces admirado insistió: ¿sola? Y decidida le respondí que nadie me pudo acompañar en este temporada y yo tenía muchas ganas de ir, que el boleto me lo había ganado en un concurso, no lo iba a dejar perder y así... luego de tan convincente explicación, sólo dijo: ¡¡Welcome to Canadá!! Y ahí comenzó mi recorrido en solitario por esa preciosa ciudad abierta y divertida, donde descubrí la frescura y naturalidad de su gente y comida a través de sus mercados, su arte, historia y cultura en sus museos, su parte de realeza en Casa Loma, las increíbles vistas desde lo alto de la CN Tower y también su multiculturalidad en el China Town, eso y mucho más es Toronto.

Luego de mi llegada, me dirigí a un cajero automático, desde donde pude obtener dólares canadienses, cosa que no conseguí antes de salir de México. El transporte desde el Aeropuerto Internacional Toronto Pearson a la ciudad resultó ser muy fácil, sólo salí y encontré el módulo para comprar mi boleto en el servicio llamado Airport Express, y de una vez adquirí de ida y vuelta por 39 dólares canadienses. Es rápido, amable y los autobuses tienen calefacción y wifi. Así, en 25 minutos estaba en la parada que me quedaba más cerca al hotel donde me hospedé Cambridge Suites Hotel.

Y aquí van los primeros dos tips que puedo resaltar de este viaje:

* Cuando pases por migración de cualquier país, no titubees, responde concretamente sólo lo que te pregunten y no eches rollos. No mientas ni tantito, porque no habrá como sostener la mentira. Sé sincero y responde firme, tranquilo y amablemente, aunque el agente no resulte ser tan agradable. Recuerda que entras a su casa y cada gobierno está en todo su derecho de imponer las reglas que quieran, te gusten o no, te convengan o no. 

* Hay forma de ir al centro de la ciudad desde el aeropuerto, en transporte público por unos 6 dólares canadienses solamente, pero ese trayecto me tomaba casi 2 horas, por esa razón preferí pagar los 19.50 CAD por trayecto y así ahorrar tiempo y ganar comodidad.



martes, 15 de noviembre de 2011

Trapecista por un día en Club Med

Chimichurri en trapecio.

Hay tantas actividades para divertirse en Club Med que lo difícil es elegir qué hacer, pero una en especial que debes probar es el trapecio. Suena atrevido y lo es, pero Club Med es el lugar ideal donde lo puedes hacer bajo la supervisión de personal conocedor en la materia y bajo todas las medidas de seguridad, así que ¡atrévete! 

Les cuento que esta actividad es apta para que la practiquen niños y adultos, así que la primera en probar fue mi pequeña, pero la fuerza en sus brazos no le permitió sostenerse por mucho rato, aún así fue una gran experiencia y lo más importante es que “no le rajó”, como advierte ella misma. 

Más tarde, llegó la valiente de la familia (yo) porque había que dejar el nombre en alto. Primero practiqué en tierra tomando en cuenta todo detalle de lo que mencionaba el instructor y luego ya muy decidida subí; créanme, se ve más alto cuando ya se está arriba que desde abajo. 



Subí los escalones descalza, primero poco a poco y enseguida entendí que era mejor subir rápido porque así se lastiman menos las plantas de los pies. Llegué hasta lo alto y muy decidida (sin pensar en nada más) yo ya quería “volar”, pero había que atender unas cuantas instrucciones más. 

Una vez ya sujetada y bien instruida, me dan la señal para aventarme y… nada!! no me solté jajajaja, pero la segunda fue la vencida: me solté y así naturalito me salió un grito largo y más que de miedo fue de emoción, el trapecio se balanceaba y yo con él, y entonces escuché las instrucciones: mira hacia la barra, sube las piernas, suéltate… ¡¡¡Lo hice!! 

Fue una de esas experiencias liberadoras que debes conocer. Yo la vivi en Club Med Ixtapa, pero esta actividad la tienen también en su hotel de Cancún y muchos más. 



Definitivamente y como dice Chimichurri, de aquí directo al “Circo de Solei”

lunes, 14 de noviembre de 2011

Platillos muy mexicanos en Xcaret


El parque Xcaret es para pasar ahí todo el día y es por eso que cuentan con varios espacios para botanear o comer en forma, uno de esos lugares es el restaurante de especialidades mexicanas, donde todo está de verdad riquísimo y es servicio bufet. 

Una amplia variedad de platillos y aguas muy mexicanas convirtieron mis tardes hambrientas en momentos de gran felicidad. Frutas como mango, mamey, guayaba y más para el agua; sopas (que me encantan) de flor de calabaza, de lima, de tortilla, pozole; ensaladas con vegetales, lechugas, frutos secos y aderezos; guisos como cochinita pibil, carnes, pollo, mole, tamales; y de postres mejor no hablamos. 

Todo presentado tan antojable y con excelente sazón, pero en especial les puedo recomendar la sopa de lima, los quesos (que los tienen de diversos tipos, cubiertos con nuez, hierbas finas, de cabra, ahumados, etc), el pan y el pozole. 

Y no es que no quiera hablarles de los postres, lo que pasa es que ese tema me pega fuerte, pero haré un esfuerzo y les contaré que las cocadas, los chongos zamoranos, el flan, los buñuelos, el ate y las galletas son deliciosas. 

Vale la pena mencionar que el lugar es muy agradable y tienen música en vivo (mexicana por supuesto) para hacer más placentera la hora de la comida. 

En tu siguiente visita a Xcaret no te pierdas la oportunidad de comer rico y pasar un rato alegre en este lugar.



viernes, 11 de noviembre de 2011

Guanajuato, mucho más que momias


Soy guanajuatense pese a que no nací en estas tierras, pero esta ciudad colonial y su ambiente me han tratado tan bien que me encanta vivirla y ya siento que soy de aquí. 

Guanajuato capital es Ciudad Patrimonio de la Humanidad, con uno de los más bellos teatros que hay en el país, el Teatro Juárez que fue inaugurado por Don Porfirio Díaz; minas, bellas iglesias con grandes historias como la que se encuentra en La Valenciana, plazas, plazuelas, callejones, jardines, leyendas, tradiciones, la Alhóndiga de Granaditas, la casa donde nació Diego Rivera y así podrías seguir mencionando los atributos de este lugar; y cuando pienso en todo eso me pregunto por qué las direcciones de turismo siguen basando la promoción de Guanajuato en las Momias de Guanajuato ¿intereses en particular tal vez? 

Cuando algún visitante llega a esta ciudad, lo primero que le proponen conocer es Las Momias y luego les echan unos choros que bueno: “se hacen gracias a las propiedades minerales de la tierra…”. Lo cierto es que estudios de National Geographic revelaron: "La clave está en las criptas arcillosas o calizas y el medio ambiente húmedo. Al combinarlos se crea una condición hidroscópica, es decir hay un control de humedad y temperatura, lo cual evita que las larvas y demás insectos que intervienen en el proceso de putrefacción afecten el cuerpo. En pocas palabras, la piel y los tejidos se deshidratan". Por lo tanto, si entierran un cuerpo en tierras de Guanajuato se descompone como cualquier otro, no hay ninguna magia en nuestro suelo. 

Otro punto es el desmadre que se traen siempre en este pueblo con motivo de las famosas momias, que si le prestaron unas cuantas a un regidor para que las expusiera en su “museo particular” (cobrando claro) y luego se las adueño, entonces les da una lana a los guías para que le digan a la gente que no hay momias en el museo oficial “porque andan de gira” y así llevan a la gente a su exposición; que si las prestaron para una exposición itinerante y luego se les perdieron; en fin, nuestra realidad es que la actividad turística de esta ciudad gira en torno a las Momias de Guanajuato y descuidan tantos otros lugares maravillosos que bien se podrían explotar en el buen sentido de la palabra. 

Yo quisiera que en Guanajuato hubiera más actividad cultural, que los callejones no estuvieran mal olientes, que los museos fueran sitios dignos… sueños guajiros mientras los turistas siguen siendo llevados a ver a “la china, la loca y la que se horcó”.


martes, 8 de noviembre de 2011

Un agradable vistazo a Xcaret


Hace una semana visité Xcaret en Playa del Carmen (Riviera Maya) con motivo del Festival Vida y Muerte, pero también aproveché para dar un breve paseo por sus instalaciones y conocer lo que ya suponía yo, que es un lugar maravilloso para pasarla en grande.

El Parque Xcaret es un espacio que mantiene el respeto a la naturaleza, además de proteger especies y espacios, y promover la cultura no sólo de la región sino de todo este país. Es un lugar con muchas virtudes para aprender y divertirse.

El recorrido inició con las bellas vistas de toda la zona que se pueden apreciar desde la Torre Escénica Giratoria; luego fuimos hasta el lugar conocido como Hacienda Henequera y ahí pudimos hacer algunas compras de artesanía. El paseo continúo lleno de entretenimiento, pues a cada paso que se da hay algo interesante por ver.

Visitamos el acuario que se abastece con agua del propio mar que está justo a poca distancia gracias a un sistema que además permite la entrada de fauna y flora. Me contaron también sobre las labores de protección que se hacen de las tortugas a las que también pude ver; y de las guacamayas, que hay por montones desde las más bebés hasta algunas ya mayorcitas y muy emparejadas.

Cuando llegamos al área propia para snorkelear lamenté no haber llevado traje de baño puesto (pretexto para regresar); pero cuando pasamos por el nado con tiburones, agradecí no tenerlo y preferí ver como otros disfrutaban de su contacto con estos “amigables” animalitos acuáticos.

Luego pasamos por la zona arqueológica y continuamos conociendo hasta llegar a una espléndida cava subterránea, donde me contaron que se hacen degustaciones siempre de vinos mexicanos.

En fin, Xcaret es imposible conocerlo y menos disfrutarlo en apenas unas horas, pero eso me da la escusa perfecta para regresar y para poder nadar en su río subterráneo además de ver sus espectáculos, que me cuentan son fabulosos y muy emotivos.


lunes, 7 de noviembre de 2011

Mateos 1215, hotel con personalidad


El Hotel Mateos 1215 fue creado para atender al visitante de negocios que no desea invertir demasiado pero que quiere un lugar limpio y acogedor para descansar en la ciudad de León, Guanajuato (México).

La ubicación de este hotel es una de sus virtudes pero también el único inconveniente que le encontré, pues se encuentra en la calle principal de la ciudad en la Ave. López Mateos y es de ahí de donde toma su nombre pues está precisamente en el número 1215. Gracias a esto es posible llegar caminando desde la Central de Autobuses y desplazarse fácilmente a muchos puntos de la ciudad; pero el ruido que del exterior entra por las noches es considerable, por lo que te sugiero llevar tapones para los oídos. 

Mateos 1215 ofrece habitaciones pequeñas pero suficientes, con aire acondicionado, baño privado con amenidades, televisión con sistema de cable, wifi y teléfono; en la planta baja hay un pequeño gym con agua, toallas y fruta de cortesía; y una sala de estar con café gratis las 24 horas. Si deseas alimentos con servicio a la habitación, estos son traídos desde el Sanborns que se encuentra casi en contraesquina, así que encontrarás un menú de este restaurante en tu habitación; pero el propio hotel también ofrece algunas botanas o desayuno ligerito con un costo extra muy económico.

En general el servicio y las instalaciones son muy buenas, pero sobre todo es un hotel que gracias a los pequeños detalles en su decoración tiene su propia personalidad. Y es de resaltar la otra gran virtud con que cuenta: la amabilidad de todo su personal, y eso... creanme, no se encuentra donde sea.



sábado, 5 de noviembre de 2011

La raicilla está en boca de todos

En Hacienda El Divisadero

La raicilla es una bebida pariente del tequila, pues se elaboran de forma similar, mas no igual. Ambas son fuertes, pero su sabor es muy distinto y esto radica en que se elaboran con diferente tipo de agave también. Para el tequila se usa el agave azul y para la raicilla el agave lechuguilla, cuya característica principal es que se da de forma silvestre. 

A la raicilla se le ha hecho una mala fama, desde leyendas a su alrededor hasta atribuirle efectos fuertes y/o alucinógenos, con lo cual no coincido, pienso que más bien son pretextos de aquellos a los que se les pasa la medida y lo más fácil es culpara a ese líquido transparente que no se puede defender, pero les cuento mi experiencia en la que no me pasó nada anormal y miren que le entré con singular alegría. 

He tenido la fortuna de visitar las dos regiones de Jalisco donde se está elaborando la raicilla (Talpa, San Sebastián del Oeste y Mascota; y El Tuito y Cabo Corrientes) y así conocí también su origen y forma de elaboración. La primera vez que lo probé, fue en Sayula, Jalisco, muy cerca de Talpa; y la segunda, fue en la Hacienda El Divisadero, muy cerca de El Tuito, a poco más de una hora de Puerto Vallarta

Se dice que la raicilla nació gracias a la idea de un tabernero a quien se le ocurrió ponerle ese nombre a la bebida que él mismo destilaba, en tiempos en que los españoles prohibían a los mexicanos elaborar bebidas alcohólicas. Pero ha pasado el tiempo y la raicilla aún se hace de forma artesanal y obviamente, eso le da un valor agregado. En el Consejo Mexicano Promotor de la Raicilla me comentaron que se encuentran en la búsqueda de la denominación de origen, lo cual les ayudaría a los casi 70 productores que hay de la bebida a colocar mejor su producto. 

Para la raicilla, se obtiene la piña y luego ésta se tatema; una vez que se saca del horno, se extraen los jugos (para eso se usa un mazo de madera), y luego pasa a la fermentación. Claro que esta es una descripción leve del proceso, porque la explicación completa es muy larga e interesante. Si te interesa conocerla, puedes visitar la Hacienda El Divisadero y disfrutar además de una jornada extraordinaria con comida, paseo a caballo y mucho más. 

Algo que se debe considerar es que la raicilla se elabora con agave silvestre por lo tanto es difícil encontrar una gran producción, y además su precio es un poquito más elevado, pero realmente vale la pena probarlo. 

Así las cosas, en México el Tequila tiene su novia y se llama Raicilla y te invito a que la conozcas y la disfrutes.

Consejo Promotor de la Raicilla.

viernes, 4 de noviembre de 2011

Festival Vida y Muerte, ¡Qué no muera la tradición!


Siempre me he preguntado por qué si los mexicanos nos reímos de la muerte, bailamos, festejamos y hasta nos burlamos de ella en el Día de Muertos (2 de noviembre), cuando un ser querido se nos va nos desgarramos el alma mucho más que en otras culturas. Sea cual sea la respuesta, acepto que es una de las tradiciones de mi país que más me gusta, que disfruto y preservo, porque cada año en la sala de mi casa está una ofrenda pequeña. Este año fue la excepción, pues por primera vez en mucho tiempo salí para vivirla allá en el sur de México, en la famosa Playa del Carmen que es parte de la Riviera Maya, donde Xcaret realiza el Festival Vida y Muerte y en esta ocasión tuvo a Tabasco como estado invitado. 

Todo lo que involucra este festival es mucho, ya que además de los eventos culturales, artísticos, artesanales y gastronómicos, también está el sentimiento y la pasión de miles de personas que asisten para curiosear, divertirse, aprender, disfrutar y encender alguna veladora por el ser querido que ha partido ya. 

Xcaret me recibió muy bien y yo, como siempre me entregué a vivir la experiencia que en ese lugar se logra con gran destreza, pues conjuntar tanto y a tantos no debe ser nada fácil. 

El primer evento que con motivo del festival pude observar fue la forma en que se procesa el cacao para obtener el chocolate, un acto que al verlo tan de cerca resulta simplemente religioso. Luego de ser recién molido, meter los dedos para obtener un poco de pasta y llevarla hasta la boca, es algo que seguramente solo los dioses pudieron crear (usté disculpe que lo diga así, pero es que a mí eso del chocolate me anda pasando a gustar harto). Y más aún, cruzar palabras con quienes lo trabajan con tanto esfuerzo y lo aman, es sin duda un pasito más que me acerca a él, y ya con eso me siento con el derecho a amarlo yo también por siempre… ¿o no? 

Mientras tanto ya en otra parte del parque se cocinaba el pejelagarto, uno de los platillos tradicionales del merito Tabasco; así como los tamales en hoja de plátano y el mucbil pollo, que es la comida tradicional para esta ocasión en Quintana Roo y Yucatán: una especie de tamal grande, rellena de pollo y salsa que se cubre con hoja de plátano y se cocina en un hoyo en la tierra, tapado por hojas y tierra. 

Luego paseamos por el panteón, un espacio que sin contener restos mortales logra plasmar lo que hay en los campos santos de nuestro país. Una investigación ardua fue necesaria para encontrar una serie de epitafios interesantes o simpáticos que han sido escritos sobre las tumbas, que también son hechas tomando como modelo de las que están por ahí en algún rincón de nuestro país. 

La noche cayó y al teatro fuimos a parar, con una historia llena de risas pero también de sentimiento gracias a la propuesta de Comparsa la Bulla que presentó Atrapado entre la vida y la muerte: Patoú. Y más tarde, el enorme privilegió de estar presente en Voces Mexicanas, donde la actriz Ofelia Medina trajo a su estilo muy particular a tres grandes mujeres: Sor Juana, Rosario Castellanos y Frida

Al día siguiente la compritas de los artesanía y chocolate, y no faltó la risa con Muerte por fermentación con el grupo Magia Escénica; y el sentimiento y una que otra sonrisa con El emisario de la muerte niña, con Aplonio Mondrágón; para terminar el día, Canek, leyenda de un héroe maya, del Grupo Luna Morena

En fin, fueron un par de días deliciosos donde estuve rodeada por alegre gente caminando por el parque con el rostro pintado de Pixán, y yo… reí y disfrute enormemente, pero en alguno que otro momentito también recordé a mis seres queridos que ya no están, los que seguro rieron conmigo al verme feliz.


Siempre nos quedará París


¿Quién no quiere conocer o regresar a París? Es una ciudad que enamora aunque no vayas de romance, que te quiere aunque no quieras, y que amas casi sin sentirlo; pero para que planees tu siguiente visita a la Ciudad Luz te comparto algunos artículos interesantes que encontré en la red en el blog de un colega.

Obviamente planeas visitar la Torre Eiffel y para eso necesitas conocer el horario en que abre, costos y demás detalles que te serán de utilidad. Todo eso y más lo encuentras en el vínculo. Recuerdo que la primera vez que fui a visitar a la Dama de Hierro era pleno invierno y casi no había gente, la pude disfrutar enormemente aunque no fue posible subir hasta su tercer nivel debido a las cuestiones del clima.

Una vez que te encuentres en la capital francesa, ten presente que la forma más rápida de trasladarse es el Metro de Paris, que es muy eficiente y conecta con todos los barrios y grandes estaciones, de donde se toman los trenes suburbanos y foraneos para visitar poblaciones cercanas y algunas otras ciudades de Francia y Europa en general.

Un sitio que no puedes dejar de visitar el Museo de Louvre, para el cual deberás dedicar por lo menos un día completo, si es que deseas ver una sexta parte de lo que este recinto cultural ofrece, pues bien podrías pasar ahí una semana completa y no terminar de ver sus exposiciones. Cuando salgas, podrás pasear por los alrededores, que son encantadores, y tal vez te apetezca hacer una larga caminata por Champs Elysées hasta llegar al el emblemático Arco del Triunfo de Paris.

París se vive y se disfruta de lo lindo, jamás te aburres y siempre encontrarás algo maravilloso por descubrir, y cuando la dejas bien podrás repetir lo que Rick Blaine le dijo a su Ilsa Lund: We'll always have Paris.